latames
Perspectivas en renta fija: El juego de la inflación

Perspectivas en renta fija: El juego de la inflación

21-06-2022 | Visión

Los bancos centrales se enfrentan ahora a la difícil situación de priorizar la inflación sobre el crecimiento. El trimestre pasado analizábamos en “Czech Mate” que los bancos centrales se veían ante la poco envidiable situación de tener que lidiar con una inflación más elevada y persistente, tras la invasión rusa de Ucrania. Al parecer, muchos bancos centrales han renunciado ya a mirar por el crecimiento, dando prioridad a la necesidad de reducir la inflación al nivel marcado como objetivo.

  • James Stuttard
    James
    Stuttard
    Head of Global Macro team and Portfolio Manager
  • Bob Stoutjesdijk
    Bob
    Stoutjesdijk
    Strategist and Portfolio Manager Global Macro Fixed Income
  • Michiel de Bruin
    Michiel
    de Bruin
    Portfolio Manager Global Macro Fixed Income

Lectura rápida

  • Los bancos centrales están dando cada vez más prioridad al control de la inflación
  • El shock de los precios de la energía y los alimentos del 1T ha dado paso a un shock de subida de los tipos y el VaR…
  • … lo que supone que las valoraciones son más reducidas de cara a las oportunidades de la segunda parte del año en crédito y tipos

Cada vez son más quienes aceptan que el proceso de destrucción de la demanda —con sus inevitables riesgos de recesión— es el precio que hay que pagar en aras de contener los futuros precios al consumo, que nos afectarán a todos. Ahora están decididos a ganar el juego de la inflación.

Global Macro Outlook: The inflation game and its implications for fixed income investors
Global Macro Outlook: The inflation game and its implications for fixed income investors
On-demand webinar
Watch now

Juegos en 3D

Algunos juegos, sin embargo, son más sencillos que otros. Mientras la Reserva Federal se enfrenta al reto bidimensional de sacrificar el crecimiento en el altar Volckeriano del control de la inflación, otros bancos centrales deben afrontar un desafío en 3D. El BCE, por ejemplo, también tiene que jugar al juego de la antifragmentación, ya que las presiones generadas por el endurecimiento de la política monetaria reavivan las inquietudes sobre la sostenibilidad de la deuda de la periferia, invocando nuevamente al fantasma de las crisis pasadas de 2020, 2018 y 2011-12.

El BCE dispone ahora de cinco semanas para diseñar una herramienta anticrisis que se ajuste al marco jurídico y sea efectiva para el mercado si quiere salvar, nuevamente, a una periferia cada vez más endeudada. Por su parte, el BPdC tiene ante sí un juego macroprudencial, habida cuenta del extremo nivel de deuda del sector empresarial y de las grandes y crecientes grietas que han aparecido en el sector inmobiliario a lo largo del último año, además de los persistentes problemas asociados al Covid. El BdJ se enfrenta a una mezcla muy singular de riesgo macroprudencial y liquidez del mercado de los bonos de gobierno japoneses, unida a la tradicional tensión entre los controles de mercado del banco central (en este caso, el control de la curva de tipos) y las fuerzas del mercado, ya que la política que venía desarrollando ahora se está poniendo abiertamente en tela de juicio.

Ante la proliferación de la inflación —entre los distintos elementos de la cesta del IPC y los países— y con el pico interanual aún sin llegar, a pesar de los favorables efectos de base, el eventual alivio tras las subidas agresivas de los tipos y la consiguiente volatilidad del mercado todavía parece estar lejos. En tan solo una semana, la Fed ha practicado su mayor subida de tipos desde 1994, el Banco Nacional de Suiza los ha elevado 50 pb, y el BCE se ha visto obligado a convocar reuniones de emergencia antes incluso de llevar a cabo su primera subida de tipos desde hace once años.

Un régimen prolongado de reducción gradual

Para los mercados de renta fija, esto supone que seguimos en el “régimen de reducción gradual” (taper) que ha dominado la primera mitad de 2022, en el que los intereses reales aumentan y, al mismo tiempo, los diferenciales de crédito se amplían, y con un incipiente fortalecimiento del dólar. En los últimos tiempos, solamente se producía una correlación positiva entre la deuda pública y el crédito (es decir, incremento de los intereses y ampliación de los diferenciales) durante uno o dos meses (durante el “taper tantrum”, en mayo-junio de 2013, el “Bund tantrum” en abril de 2015, o la breve pero intensa venta masiva de crédito estadounidense en el 4T de 2018).

Pero 2022 ha traído consigo un periodo mucho más prolongado de reducción gradual que no se veía desde la década de 1970. A finales de 2021, apuntábamos en “Pricing sigma” que la volatilidad estaba repuntando, “tras casi un año y medio de un panorama caro y, en general, aburrido en renta fija, con algunas oportunidades centradas sobre todo en el lado corto”. Bueno, podemos decir lo mismo. Esto significa que sigue habiendo pocos sitios donde encontrar refugio en el lado largo de los mercados de bonos, aparte de quizás la deuda pública china, con un índice de referencia profundamente negativo y con rentabilidades equivalentes a las de la inversión pasiva y los ETF.

También es necesario, en nuestra opinión, seguir siendo pacientes y juiciosos a la hora de decidir cuándo posicionarse largo, tanto en tipos como en crédito. La buena noticia es que prevemos que los cupones nominales de los bonos se sitúen cerca de sus máximos de la última década antes de que acabe el año y, con cada semana que pasa dejándonos fluctuaciones abruptas, el necesario reajuste de precios avanza.

Para la Fed, el 75 es el nuevo 25

A principios de 2022, la trayectoria anunciada por la Fed era de solo 4x25 subidas de tipos, con un total de 100 puntos básicos para el conjunto del año. Pues bien, estamos a 20 de junio y ya tenemos 150 pb, y potencialmente podríamos tener 1x75 y 1x50 en las próximas dos reuniones de la Fed, así que los fondos federales bien podrían llegar al 3% para finales de septiembre. Cuando los tipos de los fondos federales suban por encima de los intereses de los bonos del Tesoro a 2 años, otra de las actuales luces rojas para el posicionamiento largo en duración podría —a su debido tiempo— pasar de ámbar a verde.

La recesión ya es una posibilidad

Ya hace tres meses analizábamos el aumento de las probabilidades de recesión. Un punto de vista que, actualmente, parece bastante extendido en los mercados es que todavía faltan años para que llegue la recesión, teniendo en cuenta el decalaje de las políticas monetarias, la solidez que sigue mostrando el crecimiento, el elevado nivel de ahorro en los hogares, el reducido desempleo y la tradicional diferencia de tiempo entre la inversión de la curva de tipos y las recesiones, según la NBER.

El comportamiento de los precios del mercado a principios de junio, así como en lo que llevamos de año, sugiere que el péndulo de la opinión está empezando a desplazarse, y que muchos actores del mercado ahora se revuelven al tomar conciencia de los riesgos. Durante demasiado tiempo, ante la gran abundancia de liquidez asequible, muchos inversores han buscado ciegamente la rentabilidad en las criptomonedas, las SPAC y todo tipo de creaciones novedosas de productos sintéticos del mercado alcista, con reminiscencias de los conglomerados de inversión a finales de la década de 1920, las acciones de las “puntocom” que nunca dieron beneficios a finales de los años noventa, o los CDO de la era anterior a 2008. A las cosas menos rentables y más cuestionables se les atribuyen valoraciones extraordinarias, pero históricamente demasiado familiares. Esto está cambiando. Pero no significa que la posibilidad de recesión ya se refleje en los precios.

Conozca las perspectivas más recientes
Conozca las perspectivas más recientes
Suscríbase

El siguiente episodio es el juego de la inflación

Como decíamos en marzo, “Un elemento decisivo es que, en niveles de inflación como los actuales, la Fed nunca ha tenido que endurecer tanto su política para lograr que la inflación vuelva a bajar hasta el nivel objetivo sin dar lugar a una recesión. Los estrategas de materias primas ya hablan de “destrucción de la demanda” como supuesto principal para que los precios del trigo y la energía vuelvan a bajar, con el paso del tiempo. Para Powell, presidente de la Fed, o el gobernador del Banco de Inglaterra, Andrew Bailey, que se encuentran en una poco agradable versión política de la jugada de ajedrez del zugzwang, el camino que muestran las curvas CEE y el históricamente improbable reto de conseguir amortiguar la inflación sin causar una recesión, podría ser simplemente un ‘Czech Mate’.”

Si saltamos de nuevo al mes de junio, nuestras palabras parecen plenamente vigentes. Observamos que la Fed, el BdI y un número cada vez mayor de bancos centrales han dado por perdido el juego de intentar salvar el crecimiento. Controlar las repercusiones y las previsiones de inflación es ahora la prioridad, y el crecimiento es la víctima: el próximo episodio de 2022 es el juego de la inflación.

Introduzca sus datos y descargue el informe

Disclaimer

Esta página web está sometida a la legislación española y se destina exclusivamente a inversores profesionales o a contrapartes elegibles tal y como se definen en la ley de Mercado de Valores.

Robeco cumple con la legislación aplicable sobre protección de datos personales en cuanto a la solicitud y tratamiento de los datos personales. No suministraremos sus datos personales a terceros sin su consentimiento.

Logo

Información importante

Los Fondos Robeco Capital Growth no han sido inscritos conforme a la Ley de sociedades de inversión de Estados Unidos (United States Investment Company Act) de 1940, en su versión en vigor, ni conforme a la Ley de valores de Estados Unidos (United States Securities Act) de 1933, en su versión en vigor. Ninguna de las acciones puede ser ofrecida o vendida, directa o indirectamente, en los Estados Unidos ni a ninguna Persona estadounidense en el sentido de la Regulation S promulgada en virtud de la Ley de Valores de 1933, en su versión en vigor (en lo sucesivo, la “Ley de Valores”)). Asimismo, Robeco Institutional Asset Management B.V. (Robeco) no presta servicios de asesoramiento de inversión, ni da a entender que puede ofrecer este tipo de servicios, en los Estados Unidos ni a ninguna Persona estadounidense (en el sentido de la Regulation S promulgada en virtud de la Ley de Valores).

Este sitio Web está únicamente destinado a su uso por Personas no estadounidenses fuera de Estados Unidos (en el sentido de la Regulation S promulgada en virtud de la Ley de Valores) que sean inversores profesionales o fiduciarios profesionales que representen a dichos inversores que no sean Personas estadounidenses. Al hacer clic en el botón “Acepto” que se encuentra en el aviso sobre descargo de responsabilidad de nuestro sitio Web y acceder a la información que se encuentra en dicho sitio, incluidos sus subdominios, usted confirma y acepta lo siguiente: (i) que ha leído, comprendido y aceptado el presente aviso legal, (ii) que se ha informado de las restricciones legales aplicables y que, al acceder a la información contenida en este sitio Web, manifiesta que no infringe, ni provocará que Robeco o alguna de sus entidades o emisores vinculados infrinjan, ninguna ley aplicable, por lo que usted está legalmente autorizado a acceder a dicha información, en su propio nombre y en representación de sus clientes de asesoramiento de inversión, en su caso, (iii) que usted comprende y acepta que determinada información contenida en el presente documento se refiere a valores que no han sido inscritos en virtud de la Ley de Valores, y que solo pueden venderse u ofrecerse fuera de Estados Unidos y únicamente por cuenta o en beneficio de Personas no estadounidenses (en el sentido de la Regulation S promulgada en virtud de la Ley de Valores), (iv) que usted es, o actúa como asesor de inversión discrecional en representación de, una Persona no estadounidense (en el sentido de la Regulation S promulgada en virtud de la Ley de Valores) situada fuera de los Estados Unidos y (v) que usted es, o actúa como asesor de inversión discrecional en representación de, un inversión profesional no minorista. El acceso a este sitio Web ha sido limitado, de manera que no constituya intento de venta dirigida (según se define este concepto en la Regulation S promulgada en virtud de la Ley de Valores) en Estados Unidos, y que no pueda entenderse que a través del mismo Robeco dé a entender al público estadounidense en general que ofrece servicios de asesoramiento de inversión. Nada de lo aquí señalado constituye una oferta de venta de valores o la promoción de una oferta de compra de valores en ninguna jurisdicción. Nos reservamos el derecho a denegar acceso a cualquier visitante, incluidos, a título únicamente ilustrativo, aquellos visitantes con direcciones IP ubicadas en Estados Unidos.

Este sitio Web ha sido cuidadosamente elaborado por Robeco. La información de esta publicación proviene de fuentes que son consideradas fiables. Robeco no es responsable de la exactitud o de la exhaustividad de los hechos, opiniones, expectativas y resultados referidos en la misma. Aunque en la elaboración de este sitio Web se ha extremado la precaución, no aceptamos responsabilidad alguna por los daños de ningún tipo que se deriven de una información incorrecta o incompleta. El presente sitio Web podrá sufrir cambios sin previo aviso. El valor de las inversiones puede fluctuar. Rendimientos anteriores no son garantía de resultados futuros. Si la divisa en que se expresa el rendimiento pasado difiere de la divisa del país en que usted reside, tenga en cuenta que el rendimiento mostrado podría aumentar o disminuir al convertirlo a su divisa local debido a las fluctuaciones de los tipos de cambio. Para inversores profesionales únicamente. Prohibida su comunicación al público en general.

No estoy de acuerdo