latames
La escalada de los precios del petróleo aumenta el riesgo de recesión

La escalada de los precios del petróleo aumenta el riesgo de recesión

08-03-2022 | Perspectiva mensual
Los precios del crudo se disparan tras la invasión rusa de Ucrania, pero su efecto no es tan pronunciado.
  • Peter van der Welle
    Peter
    van der Welle
    Multi-asset strategist

Lectura rápida

  • La dependencia de la economía mundial en el petróleo lleva décadas reduciéndose
  • Los hogares estadounidenses están bien posicionados para capear los mayores precios
  • La relación con el conjunto de la economía muestra que una ralentización sería posterior
Conozca las perspectivas más recientes
Conozca las perspectivas más recientes
Suscríbase

Es probable que los mercados y consumidores adopten una postura de ‘ya hemos visto esto antes’, y hay tres motivos para mantener el optimismo de que el crecimiento no se verá gravemente afectado, explica el estratega Peter van der Welle.

“El mercado de petróleo ya estaba ajustado antes de la invasión rusa de Ucrania el 22 de febrero”, señala. “El precio del petróleo supera ahora los 110 dólares por barril, con fuertes reminiscencias de anteriores shocks petrolíferos. Antes de la gran crisis financiera de 2008, los precios del crudo llegaron a 140 dólares/barril”.

“Como el lado de la oferta es relativamente inelástico a corto plazo, sobre todo en los tiempos presentes de transición hacia una economía más verde, parece que la disminución de los precios debe venir del ajuste de la demanda. La posibilidad de una próxima reducción de la demanda ya ha suscitado temores sobre el crecimiento”.

“Cada vez hay más preocupación de que el actual repunte del petróleo pueda desencadenar una recesión a corto plazo. Aunque unos precios reales del petróleo más elevados aumentan el riesgo de recesión, hay varios motivos para ser más optimista sobre una recesión a corto plazo provocada por una posible subida adicional de los precios del petróleo”.

Motivos para el optimismo

Van der Welle afirma que la combinación de menor dependencia mundial del petróleo, mayor riqueza de las familias gracias a la reducción del gasto durante el Covid-19 y la correlación que la inflación del petróleo tiene con el conjunto de la economía significa que es poco probable una ralentización grave.

“Lo primero que hay que destacar es que la intensidad energética de la producción de petróleo lleva décadas reduciéndose, así como el consumo de energía como porcentaje del PIB”, comenta. “Por tanto, la vulnerabilidad de la economía mundial a un shock del petróleo se ha reducido”.

La intensidad energética medida como porcentaje del PIB se ha reducido durante décadas. Fuente: Refinitiv, Datastream
“En segundo lugar, además de la vulnerabilidad a un shock, también hay que tener en cuenta la capacidad de resistencia frente al mismo. Si nos fijamos en el consumo cíclico de energía como porcentaje de la renta familiar disponible en EE.UU., vemos que en la actualidad apenas se está produciendo una caída en la demanda agregada, lo que indica que por el momento las familias pueden absorber los mayores precios del petróleo”.

El apalancamiento estadounidense es reducido

“Los precios del petróleo solo parecen hacer máximos en el ‘máximo de racionamiento’: el punto del ciclo en el que los consumidores se ven obligados a reducir su gasto energético porque los elevados precios empiezan a hacer mella. El gasto energético actual está ligeramente por encima de su tendencia a largo plazo”.

“Por tanto, las familias parecen tener algún margen de maniobra para soportar precios del petróleo incluso más altos, ya que el apalancamiento de los hogares estadounidenses se redujo un 40% la última década, mientras que la capacidad de la deuda de éstos es elevada”.

“Eso permite que se destine un mayor porcentaje de la renta familiar a gasto energético que, de otro modo, se hubiese utilizado para el pago de deuda e intereses. En la actualidad, solo el 9% de la renta familiar está destinada a pagar intereses, frente a un máximo cíclico de alrededor del 14%. Ello podría hacer que, en comparación con los promedios históricos, las familias estadounidenses estén un poco menos expuestas a los mayores precios del crudo”.

Relación con el PIB

Después está la cuestión de la correlación positiva (no negativa) inicial de la subida del petróleo con la economía real, prosigue Van der Welle.

“Si nos fijamos en la relación entre los precios interanuales del petróleo y el crecimiento, inicialmente el PIB responde positivamente a unos mayores precios del crudo hasta un plazo de nueve meses, para después revertir su impacto en un horizonte de entre 9 y 24 meses”, afirma. “Como siempre en la economía, hay desfases temporales largos y variables, y el presente caso no es una excepción”.

La inversión de la curva de tipos de EEUU, una de las señales clásicas que aventuran una recesión, continúa ausente. La inversión de la curva de tipos se produce cuando es más barato comprar bonos a largo plazo (como a 10 años) que a corto plazo (p. ej., dos años). Esta circunstancia ha acompañado a la mayoría de las recesiones desde la II Guerra Mundial.

Esperando la señal

“Los precios reales del petróleo siguen rondando su tendencia a largo plazo”, comenta Van der Welle. “Es cierto que sería preocupante y aumentaría el riesgo de recesión si los precios reales del crudo superasen dicha tendencia de forma significativa desde sus niveles actuales. Sin embargo, para que ello ocurra, tiene que darse otro suceso, la inversión de la curva de tipos estadounidense, lo que todavía no se ha producido”.

“Cuando la guerra Iraq-Kuwait provocó un repunte del precio del crudo a principios de los 90, esto fue precedido por una inversión de la curva de tipos de EEUU en 1989. En la presente ocasión, la ausencia de la inversión en el tramo 2-10 años de la curva de tipos estadounidense supone una diferencia crucial”.

“El auge del precio del petróleo que hoy se registra aumenta direccionalmente el riesgo de recesión, pero la relación entre el anticipo y el desfase temporal podría ser más favorable en esta ocasión, y prolongar la expansión económica mundial más allá de lo que normalmente cabría esperar. A menudo, la historia se repite solo de forma imprecisa”.

Los temas relacionados con este artículo son:
Logo

Información importante

Los Fondos Robeco Capital Growth no han sido inscritos conforme a la Ley de sociedades de inversión de Estados Unidos (United States Investment Company Act) de 1940, en su versión en vigor, ni conforme a la Ley de valores de Estados Unidos (United States Securities Act) de 1933, en su versión en vigor. Ninguna de las acciones puede ser ofrecida o vendida, directa o indirectamente, en los Estados Unidos ni a ninguna Persona estadounidense en el sentido de la Regulation S promulgada en virtud de la Ley de Valores de 1933, en su versión en vigor (en lo sucesivo, la “Ley de Valores”)). Asimismo, Robeco Institutional Asset Management B.V. (Robeco) no presta servicios de asesoramiento de inversión, ni da a entender que puede ofrecer este tipo de servicios, en los Estados Unidos ni a ninguna Persona estadounidense (en el sentido de la Regulation S promulgada en virtud de la Ley de Valores).

Este sitio Web está únicamente destinado a su uso por Personas no estadounidenses fuera de Estados Unidos (en el sentido de la Regulation S promulgada en virtud de la Ley de Valores) que sean inversores profesionales o fiduciarios profesionales que representen a dichos inversores que no sean Personas estadounidenses. Al hacer clic en el botón “Acepto” que se encuentra en el aviso sobre descargo de responsabilidad de nuestro sitio Web y acceder a la información que se encuentra en dicho sitio, incluidos sus subdominios, usted confirma y acepta lo siguiente: (i) que ha leído, comprendido y aceptado el presente aviso legal, (ii) que se ha informado de las restricciones legales aplicables y que, al acceder a la información contenida en este sitio Web, manifiesta que no infringe, ni provocará que Robeco o alguna de sus entidades o emisores vinculados infrinjan, ninguna ley aplicable, por lo que usted está legalmente autorizado a acceder a dicha información, en su propio nombre y en representación de sus clientes de asesoramiento de inversión, en su caso, (iii) que usted comprende y acepta que determinada información contenida en el presente documento se refiere a valores que no han sido inscritos en virtud de la Ley de Valores, y que solo pueden venderse u ofrecerse fuera de Estados Unidos y únicamente por cuenta o en beneficio de Personas no estadounidenses (en el sentido de la Regulation S promulgada en virtud de la Ley de Valores), (iv) que usted es, o actúa como asesor de inversión discrecional en representación de, una Persona no estadounidense (en el sentido de la Regulation S promulgada en virtud de la Ley de Valores) situada fuera de los Estados Unidos y (v) que usted es, o actúa como asesor de inversión discrecional en representación de, un inversión profesional no minorista. El acceso a este sitio Web ha sido limitado, de manera que no constituya intento de venta dirigida (según se define este concepto en la Regulation S promulgada en virtud de la Ley de Valores) en Estados Unidos, y que no pueda entenderse que a través del mismo Robeco dé a entender al público estadounidense en general que ofrece servicios de asesoramiento de inversión. Nada de lo aquí señalado constituye una oferta de venta de valores o la promoción de una oferta de compra de valores en ninguna jurisdicción. Nos reservamos el derecho a denegar acceso a cualquier visitante, incluidos, a título únicamente ilustrativo, aquellos visitantes con direcciones IP ubicadas en Estados Unidos.

Este sitio Web ha sido cuidadosamente elaborado por Robeco. La información de esta publicación proviene de fuentes que son consideradas fiables. Robeco no es responsable de la exactitud o de la exhaustividad de los hechos, opiniones, expectativas y resultados referidos en la misma. Aunque en la elaboración de este sitio Web se ha extremado la precaución, no aceptamos responsabilidad alguna por los daños de ningún tipo que se deriven de una información incorrecta o incompleta. El presente sitio Web podrá sufrir cambios sin previo aviso. El valor de las inversiones puede fluctuar. Rendimientos anteriores no son garantía de resultados futuros. Si la divisa en que se expresa el rendimiento pasado difiere de la divisa del país en que usted reside, tenga en cuenta que el rendimiento mostrado podría aumentar o disminuir al convertirlo a su divisa local debido a las fluctuaciones de los tipos de cambio. Para inversores profesionales únicamente. Prohibida su comunicación al público en general.

No estoy de acuerdo