latames
En 2018 los inversores en renta variable financiera deberían estar atentos a estos seis temas

En 2018 los inversores en renta variable financiera deberían estar atentos a estos seis temas

31-01-2018 | Visión

Si hay un sector que está experimentando una transformación completa, es sin duda el financiero. Innovaciones como blockchain, fintech y muchas otras van a seguir cambiando el mundo financiero tal como lo conocemos. Hemos identificado seis aspectos a los que los inversores deberían prestar mucha atención en 2018.

  • Patrick  Lemmens
    Patrick
    Lemmens
    Portfolio Manager

Lectura rápida

  • Las valoraciones se muestran muy elevadas en muchas categorías de activos
  • Las condiciones económicas en todo el mundo presentan gran solidez
  • En el sector financiero existen muchas oportunidades por infravaloración

En estos inicios de 2018, nos encontramos ante un mercado en el que la volatilidad está aumentando lentamente, desde niveles muy bajos, y la curva de tipos se presenta muy plana. Los tipos de interés se sitúan en niveles históricamente bajos y los diferenciales crediticios también se han estrechado sustancialmente. Las entidades bancarias estadounidenses, y muchas europeas ya, resultan caras. Los valores financieros, que presentan una elevada rentabilidad por dividendos, o el potencial de ofrecer grandes dividendos o recompras de acciones, han visto crecer notablemente sus valoraciones, a manos de inversores en busca de rentabilidad. Sin embargo, sigue habiendo acciones financieras con precios atractivos. A menudo se trata de entidades que ofrecen menores dividendos, están más orientadas al crecimiento, o no logran convencer a los inversores de su capacidad futura para generar flujos de tesorería o repartir dividendos. Los valores de tecnología financiera son los que presentan, en su mayoría, valoraciones más elevadas, pero el crecimiento de sus beneficios sin duda justifica dichas valoraciones.

¿Qué cabe esperar entonces de 2018? Mientras el crecimiento económico siga siendo bueno en todo el mundo y la recesión continúe lejos, no vemos justificación para que la curva de tipos se muestre tan plana. La reducción de la carga fiscal en EE.UU. y en muchos otros países seguramente contribuya a impulsar todavía más el crecimiento económico y la disminución del desempleo, lo cual, en algún momento, tendrá que generar una subida de la inflación. Por tanto, esperamos que los tipos, tanto a corto como a largo plazo, aumenten en EE.UU., y en el resto de países la flexibilización monetaria cuantitativa vaya reduciéndose, o eliminándose, y eso permita que los tipos a largo plazo suban. Los diferenciales crediticios posiblemente sean muy estrechos pero, mientras la calidad del crédito se mantenga sólida, cabe esperar que se amplíen gradualmente.

Conozca las perspectivas más recientes
Conozca las perspectivas más recientes
Suscríbase

En renta variable financiera existen muchas oportunidades por infravaloración

En esta coyuntura de elevadas valoraciones en el grueso del mercado de renta variable, nos seduce especialmente el sector financiero, ya que ofrece todavía oportunidades, por la infravaloración de ciertas acciones. La volatilidad es baja, los tipos de interés también, y la curva de tipos se muestra muy plana, pero al mismo tiempo el desempleo se está reduciendo y el crecimiento económico es sólido, de manera que es sólo cuestión de tiempo que los bancos centrales dejen de causar un desequilibrio tan fuerte en todos los mercados de activos. Cuando esto suceda, la volatilidad, los tipos de interés y los diferenciales crediticios deberían aumentar significativamente. Lo ideal sería que este aumento fuera gradual y mesurado, de manera que no afectara en exceso al crecimiento económico mundial, a la calidad del crédito y a los mercados bursátiles. Las inversiones infravaloradas en aseguradoras de vida y agencias globales de divisas se verían sin duda beneficiadas.

Los valores financieros digitales presentan un sólido potencial de crecimiento (de beneficios) a largo plazo, pero necesitan superar las previsiones para poder ofrecer una mejor evolución de sus cotizaciones. En finanzas emergentes sigue habiendo muchos valores con precios atractivos y buen potencial de crecimiento, aunque su evolución varía mucho de un país a otro. Nos decantamos sobre todo por Asia —especialmente China e India— África, Rusia y determinadas partes de Latinoamérica, en particular, Argentina.

Seis temas para los inversores financieros

Aparte de estas consideraciones micro y macroeconómicas, según nuestras previsiones, en 2018 las inversiones en renta variable financiera girarán en torno a seis grandes focos de evolución:

  1. Blockchain
    La tecnología de integración de registros contables distribuidos ("distributed ledger technology" o "blockchain") tendrá este año sus primeros casos prácticos con usuarios reales y reconocidos, pero al mismo tiempo el bitcoin se tornará todavía más volátil. Ante el endurecimiento de las normativas y las numerosas críticas hacia su pésima huella de carbono, es probable que otras criptodivisas (reguladas) que excluyan a la minería ganen popularidad.
  2. Volatilidad
    Al igual que los tipos de interés (a largo plazo) y la inflación, la volatilidad también aumentará. Esto generará un mayor interés por las aseguradoras de vida, agencias de cambio y bancos de inversión, pero la capacidad de los mercados para cerrar 2018 con ganancias dependerá de lo mesuradas que sean estas subidas.
  3. Consolidación
    La consolidación de los medios de pago sigue avanzando con gran intensidad en EE.UU., Europa, entre los países del Atlántico y, cada vez, más, en el Lejano Oriente. Las plataformas tecnológicas van a ganar gran importancia a escala mundial, en términos de influencia directa, con cada vez más asociaciones, pero también como modelo para el futuro panorama de los servicios financieros en el resto del mundo.
  4. Geopolítica
    En 2018, hay que estar en China e India. Estos países, que superan los mil millones de habitantes, obviamente están creciendo en importancia, pero EE.UU. y Europa siguen siendo muy importantes para la actitud de los mercados. ¿Cómo afectará la reforma fiscal estadounidense al resto del mundo? ¿Qué harán el Presidente Trump y su administración en 2018?
  5. Inversiones en tecnología
    Tras años de inversiones insuficientes y ante la necesidad de invertir en adaptación a las normativas, sobre todo las de conocimiento del cliente (KYC), las entidades bancarias, aseguradoras y gestoras patrimoniales tendrán que dedicar importantes recursos a impulsar sus plataformas tecnológicas fundamentales. Algunas empresas tratarán de ocultar estas inversiones a sus accionistas, capitalizándolas en sus balances pero, independientemente de cómo se hagan, ¡son necesarias!
  6. Regulación
    El péndulo de la regulación oscila entre el endurecimiento y la flexibilización de las normativas, por lo que a nadie sorprende ya que, de pronto, se establezcan requisitos más exigentes e inesperados, ya que todavía sigue habiendo por ahí muchos políticos y reguladores con poco afecto por el sector financiero. Además, China está poniendo al día su regulación, tras años de excesiva laxitud. Por último, en todo el mundo sigue existiendo la necesidad de mejorar las normativas sobre Ofertas Iniciales de Divisas, criptodivisas y, en términos más generales, la innovación en tecnología financiera.
Los temas relacionados con este artículo son: