spaines
Sólidos resultados de los factores en multiactivos a lo largo de más de dos siglos

Sólidos resultados de los factores en multiactivos a lo largo de más de dos siglos

12-02-2019 | Visión

Para considerarse relevante, primero y principal, un factor debe contar con el respaldo de amplias evidencias empíricas. En ausencia de tales evidencias, los estudios académicos sobre las primas de factores multiactivos podrían adolecer de lo que se conoce como "p-hacking" (o "data mining"). En un reciente estudio realizado por Robeco se han empleado nuevos datos financieros históricos nunca antes utilizados. Los resultados disipan cualquier duda sobre la existencia de "p-hacking".

  • Guido  Baltussen
    Guido
    Baltussen
    Co-head Quant Allocation
  • Pim  van Vliet, PhD
    Pim
    van Vliet, PhD
    Head of Conservative Equities
  • Laurens Swinkels
    Laurens
    Swinkels
    Researcher

Lectura rápida

  • La posibilidad de "p-hacking" es una grave amenaza para los análisis financieros
  • Los factores deben contar con el respaldo de numerosas evidencias empíricas
  • En un reciente estudio, Robeco ha analizado datos financieros que abarcan más de dos siglos

Al evaluar las evidencias relacionadas con factores potencialmente interesantes, resulta de máxima importancia para los investigadores tener en cuenta la posibilidad de que exista "p-hacking". El término p-hacking se utiliza para describir las situaciones en las que los investigadores analizan miles de estrategias de inversión distintas, pero únicamente publican resultados sobre las que mejores resultados históricos presentan. El descubrimiento de nuevas series de datos financieros históricos resulta importante a la hora de disipar las inquietudes sobre la existencia de p-hacking en un análisis. La búsqueda de estas evidencias históricas sobre las primas de los factores es lo que recientemente ha llevado a Guido Baltussen, Laurens Swinkels y Pim van Vliet, de Robeco, a analizar un conjunto de datos sobre mercados financieros internacionales, procedentes de múltiples fuentes históricas, que se remontan a dos siglos de antigüedad y que se refieren a diversas clases de activos.

El trío de autores se ha centrado en el análisis de seis grandes primas de factores en los índices de renta variable, deuda pública, divisas y materias primas, empleando datos que se remontan hasta el año 1800. La amplitud de la muestra les ha permitido realizar pruebas de refutación de ciertos factores, con el fin de verificar si los resultados obtenidos anteriormente eran sencillamente fruto del p-hacking. Puesto que los datos se refieren a un periodo de tiempo tan dilatado, comprenden todo tipo de fases del ciclo y conmociones económicas, lo que permite estudiar la sensibilidad de las primas de factores a las distintas condiciones macroeconómicas y de los mercados financieros.

Factores persistentes

Los autores consideran significativos, persistentes y robustos las primas de momentum, value, factor estacional y carry en cuatro categorías de activos. Documentan la presencia del efecto del factor de bajo riesgo en los mercados de renta variable, pero no así en otros, lo que se ajusta a las justificaciones que más a menudo se aducen para la existencia de este efecto. Vieron también que las primas de momentum, value, factor estacional y carry por lo general suelen funcionar bien juntas en un contexto de diversificación de carteras. Los autores demuestran también que la tendencia de las series temporales y el momentum transversal son, en esencia, dos factores similares. Así mismo, sostienen que las estrategias de factores multiactivos dan origen a ratios de Sharpe estadísticamente muy significativas, en el rango de 0,5-1,2, y generan rentabilidades positivas en casi todos los decenios desde el año 1800.

Las primas de factores se mantienen sólidas en las distintas fases económicas’

Las primas de factores se mantienen sólidas en las distintas fases del ciclo económico, sean mercados alcistas o bajistas, recesiones o expansiones, y periodos de crisis o de crecimiento y prosperidad. Han investigado también el riesgo de desplome como posible explicación para estas primas de factores, pero no han hallado casi ninguna evidencia que lo respalde.

El Factor Investing multiactivos

En resumen, los autores presentan evidencias empíricas convincentes de que las primas de la mayoría de factores se hallan presentes en cada una de las principales categorías de activos, son económicamente robustas y son persistentes en el tiempo. Resulta muy improbable que sean resultado del "data mining", lo que refuerza la idea de que se mantendrán en el futuro.

Puede consultar este informe de investigación, "Global Factor Premiums" (Primas de factores globales), en SSRN.