spanjees
Llega la

Llega la "Industria 4.0"

24-05-2017 | Visión

Imagínense un mundo totalmente nuevo. Un mundo en el que los vehículos autoconducidos llenan las calles, la inteligencia artificial hace que las labores de producción sean más rápidas y eficientes, las energías solar y eólica impulsan la producción local y la ciberseguridad nos mantiene protegidos. La nueva estrategia Robeco Global Industrial Innovation Equities invierte en las empresas que están haciendo de esto una realidad.

  • Henk Grootveld
    Henk
    Grootveld
    Head of the Trends Investing Equity team and Portfolio Manager
  • Marco van Lent
    Marco
    van Lent
    Senior Portfolio Manager Equities

Lectura rápida

  • Nueva estrategia de tendencias que invierte en la industria del futuro
  • Centrada en cuatro sólidas tendencias que ofrecen diversificación de riesgos
  • Tendencias: robótica, fabricación digital, transición energética y ciberseguridad

Robeco Global Industrial Innovation Equities selecciona tendencias de crecimiento a largo plazo basadas en los cambios demográficos, tecnológicos y de regulación. Sus gestores principales, Marco van Lent y Henk Grootveld, identifican una serie de tendencias que van a cambiar la configuración de las actividades productivas, dando lugar a lo que ellos denominan “la cuarta revolución industrial”. La primera revolución industrial estuvo marcada por la transición de la producción manual a la producción mecánica, la segunda, por la producción en masa y, la tercera, por la automatización. Pues bien, la cuarta revolución industrial sería la siguiente fase de la automatización, caracterizada por el uso generalizado de robots, del Internet de las Cosas y de los sistemas cibernéticos.

En el marco de esta evolución, Van Lent y Grootveld disciernen cuatro tendencias disruptivas: la robótica, la fabricación digital, la transición energética y la ciberseguridad. Invertir en varias tendencias, en lugar de una sola, ofrece ventajas de diversificación para las carteras y aumenta su pluralidad.

Conozca las perspectivas más recientes
Conozca las perspectivas más recientes
Suscríbase

1. Robótica: esto es sólo el principio

La primera de estas tendencias se centra en los robots, los cobots (robots que colaboran con humanos), la automatización, los sistemas de conducción asistida avanzada (ADAS) y los vehículos sin conductor.

Según estos gestores, los robots van a reemplazar a los humanos en muchas tareas de mano de obra pesada. Esto promoverá además el regreso al modelo de producción local. Después de todo, los costes de mano de obra varían mucho de un país a otro, pero el precio de los robots es aproximadamente el mismo en todas partes. En lo que a costes se refiere, no tiene mucha relevancia que un robot confeccione unos pantalones en Pekín o en Chicago. En el caso del mercado estadounidense, este aspecto resulta todavía más atractivo, debido a la reducción de los gastos de transporte y a los plazos de entrega. El salto a la tecnología robótica y la automatización supone la solución tanto para la disminución de la población activa como para el incremento de los costes de mano de obra, ya que las máquinas son cada vez más inteligentes y económicas.

2. Fabricación digital: un modo de reducir los costes e incrementar las ventas

La segunda tendencia trata sobre el Big Data, la inteligencia artificial, el Internet de las Cosas (la interconexión de dispositivos informáticos y objetos cotidianos a través de Internet), las infraestructuras digitales y la realidad virtual/realidad aumentada.

Las fábricas son cada vez más “inteligentes”, gracias a las nuevas técnicas de producción digitales. Según la compañía de estudios de mercado IDC, en 2018 el 75% de todas las empresas y distribuidores independientes de software estarán incluyendo ya funciones de inteligencia artificial (IA) en al menos una de sus aplicaciones. Eso es el año que viene... La IA agilizará los procesos de toma de decisiones, mejorará la productividad y la detección de patrones (posibilitando que las empresas puedan realizar sugerencias a sus clientes) y aumentará la monetización de los datos.

3. Transición energética: las renovables serán las energías más baratas

La tercera tendencia gira en torno a las energías solar y eólica, al almacenamiento de energía y a las redes de suministro eléctrico inteligente.

Los costes asociados a las energías renovables se están abaratando. Bloomberg New Energy Finance prevé que, en 2020, las energías solar y eólica resultarán más económicas que el gas natural y, en 2024, más baratas que el carbón. La proliferación del uso de fuentes renovables para la generación de energía eléctrica precisa de cuantiosas inversiones en “redes de suministro inteligentes”, dado que la generación de energías renovables es inherentemente impredecible. Las redes inteligentes son aquellas en las que se utiliza la información digital y las tecnologías de control, como los contadores inteligentes y las energías renovables, para mejorar la fiabilidad de dichas redes.

4. Ciberseguridad: mantener el mundo a salvo

La cuarta y última tendencia es la de la ciberseguridad.

Los ciberataques que han sufrido recientemente diversos hospitales, empresas de telecomunicaciones, compañías ferroviarias y líneas aéreas han puesto de manifiesto nuestra vulnerabilidad en este ámbito. Esta vulnerabilidad ha crecido enormemente a resultas del auge de la computación en nube y del Internet de las Cosas. La ciberseguridad es una necesidad ineludible, por lo que no sorprende que el gasto en seguridad de las empresas de TI haya crecido sustancialmente en los últimos diez años.

¿Por qué ahora?

La media de antigüedad de las instalaciones de producción, sobre todo en EE.UU., nunca ha sido tan elevada como hoy en día, ya que durante la crisis financiera mundial se han aplazado muchas inversiones. Así mismo, la evolución demográfica garantiza que la necesidad de automatización y de mayor penetración de la robótica va a ser decisiva, durante mucho tiempo, en los países cuya población activa se encuentra en descenso. Por ello, se están desarrollando rápidamente tecnologías que promueven formas más novedosas, inteligentes y eficientes de producción. Los gobiernos populistas apoyan este cambio en el modelo de producción. El America first de Trump y la transición de China hacia una economía más orientada al consumo interno están avivando el desarrollo de la industria del futuro.

Los temas relacionados con este artículo son: