spaines
Soluciones circulares: una triple amenaza para los retos que plantean las cadenas de suministro

Soluciones circulares: una triple amenaza para los retos que plantean las cadenas de suministro

16-06-2022 | Visión

La certeza del cambio climático, unida a la incertidumbre geopolítica, hacen que los riesgos para las cadenas de suministro sean mayores que nunca. Las soluciones circulares pueden ayudar a las empresas a incrementar la seguridad de los recursos, reducir la complejidad de las cadenas de suministro y generar un valor sostenible a largo plazo.

  • Natalie Falkman
    Natalie
    Falkman
    Portfolio Manager

Lectura rápida

  • Las cadenas de suministro están cada vez más concentradas en el extranjero
  • Las recientes crisis han puesto de manifiesto la vulnerabilidad de las cadenas de suministro
  • Las soluciones circulares ayudan a reducir los riesgos para las cadenas de suministro y a mejorar la seguridad de los recursos

Complejidad geográfica, dependencia peligrosa

Las repercusiones de las disrupciones en las cadenas de suministro han afectado inevitablemente a empresas, consumidores y economías. Los contagios de Covid siguen afectando a las distintas regiones del mundo y dando lugar a confinamientos que bloquean las fábricas, saturan los puertos, paralizan las flotas de camiones y merman los flujos internacionales de mercancías.

La escasez de suministros ha puesto de manifiesto la fragilidad y vulnerabilidad que adolecen actualmente las cadenas de suministro del sector manufacturero. Se han vuelto tan grandes, complejas y fragmentadas que muchos clientes de sus últimos eslabones no tienen visibilidad real de las causas a las que se deben los cuellos de botella y las interrupciones. Hoy en día es habitual que los insumos se extraigan, procesen y ensamblen en los primeros eslabones de la cadena, a cargo de diversos agentes industriales y en distintas zonas geográficas, antes de que sean enviados finalmente a los clientes intermedios. Por ejemplo, la cadena de suministro de una célula solar fotovoltaica puede comenzar en una explotación minera de arena de cuarzo en China. Desde ahí, pasa a una fundición donde se convierte en lingotes, se corta en obleas y finalmente se monta en un panel solar, todo ello con la intervención de los trabajadores de distintas fábricas repartidas por Malasia, Camboya, Vietnam y Tailandia.

En las dos últimas décadas, la industria manufacturera china ha aumentado considerablemente. Actualmente, China es el mayor exportador del mundo, acaparando el 12% del mercado del comercio mundial de mercancías, valorado en 28,5 billones de USD en 2021.1,2 Aunque los consumidores globales disfrutan gracias a ello de más bienes a precios más bajos, la actividad manufacturera mundial está cada vez más concentrada y depende peligrosamente de los proveedores chinos.

Además, la disponibilidad de insumos más baratos ha promovido que la industria manufacturera siga un camino de producción lineal que comienza con la extracción de recursos vírgenes y termina con el desecho de los productos por el usuario final. De este modo, no solo se pierde el valor subyacente del producto, sino que se fomenta la apertura de nuevas vías de producción, lo que a su vez precisa de más materias primas, tratamiento y logística. Comienza de nuevo un ciclo de riesgos ambientales y para las cadenas de suministro.

Conozca las perspectivas más recientes
Conozca las perspectivas más recientes
Suscríbase

Romper las cadenas

A diferencia de la producción lineal, los modelos de negocio circulares adoptan ciclos de producción en bucle. Los productos no se desechan, sino que se reintegran en las cadenas de suministro de los productos. De este modo, la producción y las ventas dependen menos de la adquisición de cantidad en el extranjero y se centran más en la innovación nacional orientada a la calidad. Eso significa diseñar productos que no solo se construyan para durar, sino que también cuenten con una ventaja competitiva.

Con los modelos circulares, la producción y las ventas dependen menos de la adquisición de cantidad en el extranjero y se centran más en la innovación nacional orientada a la calidad

Las soluciones circulares se presentan en multitud de formas y tamaños, que pueden adaptarse a las diversas características y flujos de cada sector. El reacondicionamiento de equipos permite a los fabricantes reparar y volver a vender equipos de gama alta a clientes de los segmentos inferiores del mercado. Los modelos de Producto como Servicio (PaaS) se basan en el arrendamiento de productos físicos, de manera que los clientes pueden alquilar un servicio en lugar de poseer un producto. Las organizaciones de fabricación y reparación (MRO, por sus siglas en inglés) ofrecen a sus clientes inmensos inventarios de piezas pequeñas, para que puedan reparar su maquinaria más costosa en lugar de sustituirla.

En el centro de cada una de estas soluciones se encuentra el principio circular de mantener los productos en uso durante más tiempo, para que su valor pueda aprovecharse para satisfacer a más clientes y generar más ingresos para las empresas. Además, alargar la vida de los productos ofrece la ventaja añadida de desmaterializar y reducir el riesgo de las cadenas de suministro del sector de la producción.

Alargar la vida de los productos ofrece la ventaja añadida de desmaterializar y reducir el riesgo de las cadenas de suministro del sector de la producción

Fuera lo nuevo, dentro lo viejo

Aunque limita sobre todo a lo básico, algunas de las industrias más sofisticadas del mundo están utilizando el reacondicionamiento en sus actividades de fabricación. Los fabricantes de equipos semiconductores (SEM) desmontan, reparan y reacondicionan de forma rutinaria las máquinas de sus clientes de alta gama para utilizarlas en segmentos menos sofisticados del mercado. Esto les permite proporcionar tecnología de vanguardia (como los sistemas del metaverso y la nube) y, al mismo tiempo, abastecer también a los clientes de niveles inferiores (como turismos o electrodomésticos). Uno de los mayores SEM presume de que, incluso tras tres décadas, el 90% de sus máquinas siguen utilizándose en plantas de fabricación de semiconductores (fábricas) en todo el mundo.3 La producción circular proporciona a los SEM unos flujos de ingresos adicionales con una mínima cantidad de materia prima, procesamiento, montaje y logística de transporte, que son las actividades típicas de las fases de fabricación.

Figura 1 | Reducir la longitud de la cadena y fortalecerla

El reacondicionamiento, el arrendamiento de PaaS y las MRO ayudan a reducir la dependencia de los fabricantes de los proveedores extranjeros. De este modo se reducen los insumos en las fases iniciales de los procesos, se simplifican las cadenas de suministro y se minimizan las disrupciones.

Fuente: Robeco

Los fabricantes de otros productos, menos sofisticados aunque tecnológicamente avanzados, utilizados en investigación sanitaria y de las ciencias de la vida están empleando cada vez más métodos de este tipo. Desde escáneres para pruebas diagnósticas de resonancia magnética hasta espectrómetros de masas para la síntesis de fármacos, las máquinas reacondicionadas ofrecen a los hospitales y laboratorios científicos una forma sencilla de combatir las subidas de costes sin que los resultados se vean afectados. Según las previsiones, el mercado mundial de dispositivos médicos de segunda mano podría alcanzar los 10.500 millones de USD en 2027 (una CAGR del 10,3%).4 Además, en algunos sectores, los márgenes que proporcionan las líneas de productos circulares superan a los de las nuevas, y cada vez son más los actores B2B que están comprometiéndose a aumentar sus ingresos por productos circulares.5

Capitalizar los intangibles

Los sensores integrados y las tecnologías basadas en la nube hacen que los fabricantes que utilizan modelos PaaS puedan permanecer digitalmente conectados con sus productos físicos, recogiendo datos sobre ellos y posibilitando la prestación de servicios personalizados nunca vistos. De esta manera, los beneficios no se generan por la producción de mayores volúmenes de productos tangibles, sino gracias a la mejora de la calidad y el valor de los que ya se encuentran en circulación. Desde lo más común (bombillas, alfombras o neumáticos) hasta lo más complejo (motores a reacción, redes de suministro eléctrico y aerogeneradores), las empresas están adoptando el modelo PaaS y generando diversas oportunidades para los proveedores minoristas, comerciales e industriales.

Supermercados industriales

Las organizaciones de mantenimiento y reparación (MRO) son como supermercados “que tienen de todo” para los productores industriales, ya que les ofrecen inventarios masivos de millones de piezas y conocimiento técnico metodológico a través de densas redes de ingenieros y especialistas. Si una máquina o una pieza se rompe, los fabricantes pueden confiar en que su MRO la arreglará, en lugar de pedir una nueva a un proveedor ubicado en un lugar remoto. Además, la cercanía y presencia en el mismo mercado hacen que los riesgos de abastecimiento y fabricación, así como los de tipo logístico, sean mucho menores que los que afectan a los proveedores extranjeros, si no inexistentes. Desde servicios públicos de suministro y distribución de electricidad hasta robótica o automatización industrial, construcción y materiales, pasando por productos químicos y embalajes, las MRO especializadas ofrecen oportunidades de inversión muy variadas en los diferentes sectores.

Como evidencian los ejemplos anteriores, las soluciones circulares resultan especialmente adecuadas para sectores con productos de alto margen que revisten costes significativos en materia de PI e I+D. Lo más interesante para nosotros son las oportunidades de inversión en el segmento de abastecimiento a empresas (B2B). Debido a su naturaleza muy dinámica y a sus bajos márgenes, alimentación y moda no están actualmente en nuestro foco. Esto puede cambiar a medida que lo hagan las preferencias de los consumidores, que son volubles. Las generaciones más jóvenes están demandando opciones de compra más flexibles, funcionalidades superiores en los servicios y procesos sostenibles, libres de emisiones de carbono o de vulneración de los derechos humanos. Las cadenas de suministro circulares equipadas con inteligencia digital pueden ayudar a las empresas a mantenerse en la vanguardia de esta creciente ola. Por ello, es probable que comencemos a ver cada vez más productos innovadores, incluso en el espacio de la venta al por menor.

Los modelos de la economía circular están resultando ser no solo una triple amenaza, sino todo un arsenal, para combatir múltiples riesgos y descubrir diversas oportunidades.

1 UNCTAD (Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo). 2022
2 Bloomberg, 2022. La crisis del Covid en China amenaza la cadena de suministro global, el caos está servido para el verano de 2022.
3 Informe Anual ASML 2021
4 i-healthcare Analyst, 2022. “Global pre-owned medical devices market.”
5 McKinsey, Remaking the Industrial Economy, 2014. Toward the Circular Economy, Ellen MacArthur Foundation, Informe anual de Philips 2021.