spaines
Caring Economy: resiliencia en tiempos de incertidumbre

Caring Economy: resiliencia en tiempos de incertidumbre

01-04-2021 | Visión
Las inquietudes respecto a la salud y el bienestar se hacen notar cada vez más en la toma de decisiones de gasto de los consumidores. En todo caso, esta tendencia se ha visto acentuada por el brote del Covid-19, circunstancia por la que muchas personas han sentido el impacto perjudicial sobre su salud provocado por las medidas adoptadas para luchar contra la pandemia. En este contexto, las perspectivas para la «economía de los cuidados», una de las principales áreas de atención de la estrategia de nuestro fondo Global Consumer Trends para 2021, son, quizás, más prometedoras que nunca.
  • Jack  Neele
    Jack
    Neele
    Portfolio Manager
  • Richard  Speetjens
    Richard
    Speetjens
    Portfolio Manager

Lectura rápida

  • La pandemia del Covid-19 ha dado protagonismo a la economía de los cuidados
  • Los nuevos hábitos creados en 2020 contribuirán al crecimiento en los próximos años
  • Seleccionamos empresas atractivas en el segmento del cuidado personal, de mascotas y de la puericultura

El concepto de «economía de los cuidados» está estrechamente ligado al creciente interés de los consumidores por la salud y el bienestar, y se refiere a una economía que cuida tanto de las personas como del planeta. Engloba diversos sectores que se benefician de las tendencias de consumo que están surgiendo progresivamente, como el auge de los estilos de vida saludables, el cuidado personal y la higiene, la demanda creciente de productos y servicios de atención a la infancia, a las personas mayores y a las mascotas, y el papel esencial que desempeñan ahora las consideraciones sobre sostenibilidad en las decisiones de gasto de los consumidores de todo el mundo.

La pandemia del Covid-19 ha acentuado de muchos modos este interés por la economía de los cuidados, con renovada atención sobre la salud y la higiene

La pandemia del Covid-19 ha acentuado de muchos modos este interés por la economía de los cuidados, con renovada atención sobre la salud y la higiene, así como los aspectos relativos a la sostenibilidad, por mencionar unos ejemplos. En algunos casos, el brote ha servido como acelerador de las tendencias existentes. Además, se prevé que los nuevos hábitos que se han establecido durante la pandemia (como los relacionados con la limpieza y la higiene personal, por ejemplo) persistan incluso cuando remita la pandemia y se relajen las medidas de distanciamiento social.

Extenso terreno para los inversores en crecimiento

En nuestro concepto de ’ caring economy’, consideramos que los productos de cuidado personal son el segmento más establecido. Este mercado ha crecido de manera incesante durante las últimas décadas, sustentado en el aumento de la renta disponible entre los consumidores y en la cada vez mayor sensibilidad hacia los asuntos relativos a la salud entre la población global. Pese al entorno desfavorable por el Covid-19, el sector se mostró relativamente resiliente en 2020. Se espera que se recupere rápidamente y que experimente un crecimiento sustancial en los próximos años.
Conozca las perspectivas más recientes
Conozca las perspectivas más recientes
Suscríbase

Figura 1: El mercado global de cuidado personal y belleza ha experimentado un crecimiento constante, incluso con recesiones

Fuente: Euromonitor, Robeco.

El cuidado de las mascotas también es importante en este nuevo entorno. Ofrece perspectivas de crecimiento moderadas pero estables, dado que cada vez tenemos más animales de compañía y gastamos más en sus cuidados. Los principales factores son el aumento de la tenencia de mascotas en todo el mundo y el incremento constante del gasto por mascota, lo que da lugar a un crecimiento del gasto en alimentos más frescos y saludables, así como a una mayor prevalencia de enfermedades zoonóticas, que genera un aumento del gasto en atención sanitaria para animales.

Además de sus perspectivas de crecimiento moderado, el mercado del cuidado de mascotas también presenta un perfil relativamente resiliente. En Estados Unidos, el gasto de los consumidores en sus mascotas aumentó durante la crisis de 2008-2009, ya que los propietarios prefirieron recortar otros gastos no esenciales antes que comprar alimentos de menor calidad para sus mascotas o renunciar a otros productos para ellas. El comportamiento de los consumidores parece haber seguido un patrón similar en 2020, según indican diversos estudios1.

Por último, la atención a la infancia es otro segmento cada vez más atractivo en la economía de los cuidados. Este sector ha crecido sin cesar en las últimas décadas gracias a la mayor presencia de mujeres entre la población activa y a que cada vez se presta más atención a la educación infantil y al cuidado de calidad para los más pequeños. Por ejemplo, la tasa de participación en el mercado laboral de mujeres mayores de 15 años aumentó del 49,8 % al 52,9 % entre 1999 y 2019 en los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE)2.

El sector de la atención a la infancia presenta otros atractivos. En primer lugar, es prácticamente inmune a la irrupción del mundo digital, es difícil imaginar el cuidado de los más pequeños por internet. En segundo lugar, es poco probable que los padres cambien de centro de cuidado infantil, lo que impulsa la fidelidad del cliente a estas empresas. Por último, también es un negocio relativamente estable debido a que la demanda está determinada predominantemente por la demografía y no por los ciclos económicos.

Empresas resilientes para el mundo post-Covid

La pandemia de Covid-19 ha modificado muchos hábitos de los consumidores, esas rutinas automáticas que repetimos sin pararnos mucho a pensar en lo que hacemos. Creemos que esto es muy cierto en el caso del comportamiento relativo a la salud y el bienestar del consumidor y, más específicamente, en la economía de los cuidados. Por ejemplo, desde el inicio de la pandemia, los consumidores se lavan las manos con mucha más frecuencia.

La altísima demanda de productos de higiene, como jabón, desinfectantes y toallitas, explica por qué el mercado del cuidado personal se ha mostrado relativamente resiliente durante el pasado año, pese a las adversidades derivadas del Covid-19. Dado que los hábitos de higiene desarrollados el pasado año no van a cambiar de la noche a la mañana, esperamos que estas categorías de productos conserven su solidez en 2021 y más allá, incluso cuando los riesgos para la salud pública se atenúen y las economías reabran.

El cuidado de las mascotas mejoró su dinámica el pasado año, ya que los confinamientos provocaron un aumento de la tenencia de mascotas en muchos países. En Estados Unidos, por ejemplo, el mayor mercado de mascotas del mundo, un estudio desarrollado por la asociación estadounidense de productos para mascotas (APPA) reveló que el 10 % de los encuestados adquirió una nueva mascota en algún momento durante la pandemia. El estudio también reveló que, a pesar de sus dificultades financieras, los hogares no habían cambiado significativamente hasta la fecha su comportamiento en la compra de productos para las mascotas3.

Unas tendencias igualmente positivas hacia la adopción se han observado en otros importantes países, como el Reino Unido y Japón, por ejemplo4. Dado el aumento generalizado en la posesión de mascotas a lo largo de la pandemia, se prevé que el gasto de los consumidores en las mascotas va a seguir creciendo. La combinación del aumento del número de mascotas y la mayor sensibilización en lo relativo a higiene y limpieza puede impulsar nuevas oportunidades de negocio.

Mientras tanto, se espera que el mercado de la atención a la infancia se recupere este año, tras un difícil 2020 debido a los confinamientos provocados por el Covid-19 y la generalización del teletrabajo. Los factores fundamentales del mercado a largo plazo, es decir, la creciente participación de la mujer en el mercado laboral y la profesionalización de la educación infantil, permanecen intactos, si bien el sector ofrece aún interesantes oportunidades de inversión.

1Véase: Informes del «APPA COVID-19 Pulse Study».
2Fuente: Banco Mundial.
3Véase: Informes del «APPA COVID-19 Pulse Study».
4Véase, por ejemplo: Ipsos Mori, 5 de enero de 2021, «Ipsos Update - January 2021», conclusiones del estudio mensual.