spaines
SI Opener: La cadena de suministro cárnica, una grave amenaza para la salud del mundo

SI Opener: La cadena de suministro cárnica, una grave amenaza para la salud del mundo

02-03-2021 | SI Opener
No solo los “mercados de animales” están generando riesgos para la salud, como hemos visto con el Covid-19. Toda la cadena de suministro de la carne supone una amenaza para la salud mundial. Ya hemos vivido situaciones parecidas en el pasado con la gripe porcina o el síndrome de las vacas locas, y es probable que vuelvan a producirse en el futuro con otras enfermedades, o a causa de la resistencia bacteriana derivada del uso excesivo de antibióticos. Por otra parte, está la contribución de la cadena de suministro cárnica al cambio climático, a través de la deforestación, o los problemas de bienestar animal, además de las complicaciones salariales y de seguridad e higiene en las fábricas. Estos problemas se pusieron de relieve durante la crisis del Covid-19, pero no eran nada nuevo, y son el motivo de que Robeco lleve muchos años interactuando con las empresas de la cadena de suministro de la carne.
  • Masja Zandbergen - Albers
    Masja
    Zandbergen - Albers
    Head of sustainability integration
  • Peter van der Werf
    Peter
    van der Werf
    Engagement Specialist

Lectura rápida

  • La cadena de suministro cárnica presenta problemas que tienen que ver con cuestiones que van desde el bienestar de los animales hasta las emisiones
  • El programa de interacción se centró en cuatro áreas principales de mejora
  • Las condiciones han mejorado en los últimos tres años, pero en algunos ámbitos no demasiado

Estas complicaciones no solo plantean problemas de tipo social o ambiental, sino que ejercen un efecto real sobre la actividad si no se gestionan bien. Estos efectos de índole empresarial no solo se han puesto de relieve durante las crisis, como sucedió con las plantas de envasado de carne que tuvieron que clausurarse ante el enorme incremento de los contagios de Covid-19. Es probable que el notable impacto ambiental de la producción industrial ganadera también tenga repercusiones financieras negativas, ya que la industria es uno de los ámbitos que más contribuye al cambio climático, y es probable que se vea sometida a un mayor escrutinio regulador y financiero.

Pero no todo es negativo, también hay empresas que están aprovechando las oportunidades que ofrecen las nuevas prácticas ganaderas. Sin embargo, hay que impulsar la innovación en esta industria que tiene más de 11.000 años, ya que sus orígenes se remontan a la época en que se domesticaron las primeras ovejas y cabras.

Conozca las perspectivas más recientes
Conozca las perspectivas más recientes
Suscríbase

Perspectiva general de nuestros 3 años de interacción en la cadena de suministro de la carne

El consumo de carne ha aumentado exponencialmente desde la década de 1960

Los patrones de consumo y producción de alimentos determinan tanto nuestra salud como la del planeta. El crecimiento demográfico, el aumento de la riqueza y el cambio climático son solo algunos de los factores que van a incidir significativamente sobre el sistema alimentario mundial en los próximos años. La producción de carne ha aumentado casi exponencialmente desde la década de 1960, y la mayor parte de este crecimiento se concentra en las aves de corral y la carne de cerdo y de vacuno.

En 2014, un ciudadano medio consumía anualmente alrededor de 43 kg de carne. En el caso de los europeos y los norteamericanos, esta cifra era más del doble, ya que estos consumidores comían de 80 a 110 kg de carne al año, respectivamente. Es probable que este promedio mundial aumente, ya que cambios similares en la población, las rentas y las tasas de urbanización han llevado a un aumento de la demanda de carne y productos animales.

Se calcula que el sector agrícola es el segundo mayor emisor de gases de efecto invernadero del mundo. De media, una vaca produce 85 kg de metano al año. Si queremos reducir las emisiones, mejorar la salud y alimentar a más personas, se necesita un cambio radical y urgente que permita cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas y los Acuerdos de París para 2030.

Los principales retos y nuestras expectativas

El sector de la producción de carne se enfrenta a grandes retos, como las limitaciones derivadas de la realidad finita de los recursos naturales, el impacto ambiental de la producción a gran escala y el efecto sobre la salud de los consumidores a través de la propagación de enfermedades humanas de origen animal, generadas por la resistencia del ganado a los antibióticos. En último término tenemos también ciertas preocupaciones sanitarias relacionadas con el consumo excesivo de carne por parte de los consumidores en general.

Para nuestro programa de compromiso, desarrollamos un marco de indicadores que se componía de los siguientes objetivos: bienestar animal, condiciones de trabajo, gestión de la calidad y la seguridad de los productos y gestión de la innovación.

Bienestar animal: la política de bienestar de los animales de las empresas debe abarcar diversos aspectos, como la mutilación rutinaria, la densidad de los rebaños, el aturdimiento previo al sacrificio, el transporte en vivo a larga distancia y el uso de antibióticos durante la fase de crecimiento. La política también debe incluir todas las zonas geográficas y las relaciones con proveedores y subcontratistas. Evaluamos la evolución de las empresas conforme a tres parámetros generales: gobierno y gestión, liderazgo e innovación, e informes de resultados e impacto.

Condiciones de trabajo: analizamos a las empresas para verificar si cuentan con una política que garantice unas condiciones de trabajo justas. Examinamos el ámbito de aplicación de la política en relación con las operaciones de la propia empresa y las de sus proveedores, así como su cobertura de diversos aspectos y procesos laborales, para asegurar su cumplimiento. También estudiamos las iniciativas de supervisión y de seguridad e higiene de las empresas para garantizar la buena salud de sus trabajadores.

Calidad y seguridad de los productos: evaluamos cómo las empresas de procesamiento y venta al por menor de carne se aseguran de que sus productos cumplen con las elevadas expectativas de calidad y seguridad de los clientes. Queremos que las empresas dispongan de un sistema de trazabilidad con el que pueda rastrearse el origen de los productos cárnicos, y que utilicen un etiquetado detallado para sus alimentos. Tenemos preferencia por los productos certificados y orgánicos. También esperamos que las empresas cumplan las Buenas Prácticas de Producción y demás normas que resulten relevantes para sus procesos. Por último, queremos que las empresas participen en la educación de los clientes en relación con los efectos del consumo de carne sobre la salud, con el objetivo de reducir dicho consumo.

Gestión de la innovación: las áreas en las que observamos oportunidades de innovación en esta industria son:

  • Productos químicos especializados (productores de piensos) que, por ejemplo, ofrezcan soluciones innovadoras tales como probióticos que sustituyan a los antibióticos que se añaden a la comida
  • Automatización de las instalaciones alimentarias, para reducir el riesgo de que aparezcan problemas de salud y seguridad en el entorno operativo
  • Para los restaurantes y minoristas de comida rápida, el mercado está cambiando a medida que evoluciona la demanda de los consumidores. Esperamos que las empresas trabajen activamente en la diversificación de sus carteras de productos y que desarrollen programas de concienciación de los consumidores en sus tiendas y franquicias.

La lucha contra la deforestación no era un objetivo como tal en esta labor de interacción. Sin embargo, en los últimos años, hemos interactuado con empresas e incluso países (Brasil) en este ámbito. Esta sigue siendo una cuestión preocupante y un eje de interacción.

Iniciativas útiles para evaluar los resultados de las empresas

En 2016, cuando iniciamos este tema de interacción, celebramos una mesa redonda con el grupo británico de análisis de inversiones Farm Animal Investment Risk and Return (FAIRR) y con Benchmark Business for Farm Animal Welfare (BBFAW), para comentar los riesgos y oportunidades que se asocian a los cambios en la cadena de suministro de la carne y el pescado.

Estas dos iniciativas nos fueron de gran ayuda para orientar nuestra investigación. Esta mesa redonda no ayudó en el desarrollo de un marco de indicadores sólido sobre el que basar el diálogo con las empresas. Además, los índices Access to Nutrition Index y PRI Deforestation Benchmark nos ayudaron a entender cómo están abordando las empresas los diversos problemas de la cadena de suministro cárnica.

Nuestra conclusión sobre la interacción

Nuestra interacción se centró en empresas de toda la cadena de suministro de alimentos, como las de biociencia, procesamiento (de carne), productos alimenticios y venta minorista. Entre las empresas que mejor comportamiento tuvieron se encontraban las del Norte de Europa y Países Escandinavos, además de las empresas estadounidenses del sector de comida rápida.

Sus acciones y publicaciones de información, especialmente las relacionadas con la participación en el proyecto de transparencia Carbon Disclosure Project, junto con su compromiso con el Manifiesto Cerrado, y el establecimiento de objetivos basados en datos científicos y otros aspectos, ponen de relieve su compromiso con la sostenibilidad y las medidas que han adoptado para mejorar paulatinamente durante los últimos tres años.

Nuestros programas de interacción con las empresas brasileñas, por otro lado, se cerraron sin resultados significativos, debido a sus importantes carencias en relación con las empresas de otras zonas para la mayoría de los objetivos. Queremos que estas empresas progresen en este ámbito y seguiremos trabajando para ello mientras tengamos inversiones en ellas.

SI Opener
SI Opener
Ver para creer.
Artículos relacionados