spaines
SI Opener: Cómo alineamos las carteras con las aspiraciones sobre el clima

SI Opener: Cómo alineamos las carteras con las aspiraciones sobre el clima

08-01-2021 | SI Opener
En diciembre se lanzó la iniciativa Gestores de Activos Zero Neto, y Robeco se enorgullece de contarse entre los firmantes que la fundaron. Los 30 patrocinadores iniciales de la iniciativa representan más de 9 billones de dólares en activos gestionados. Los firmantes se comprometen a lograr unas emisiones netas de gases con efecto invernadero de cero no más tarde de 2050, en línea con la iniciativa mundial de limitar el calentamiento a 1,5°C, y colaborar con los clientes para fijar objetivos de descarbonización compatibles.
  • Masja Zandbergen - Albers
    Masja
    Zandbergen - Albers
    Head of sustainability integration
  • Lucian Peppelenbos
    Lucian
    Peppelenbos
    Climate Strategist

Lectura rápida

  • El reto clave para 2021 es convertir las aspiraciones en carteras de impacto
  • Para los inversores es crucial fijar objetivos en ciclos recurrentes de cinco años
  • Necesitamos planes de descarbonización ambiciosos que incluyan emisiones de alcance 3
Esta iniciativa se suma a otra similar de hace un año de la Net Zero Asset Owners Alliance, un grupo internacional de 33 inversores institucionales que gestionan 5,1 billones de dólares en activos. Este grupo de titulares de activos también se ha comprometido a que sus carteras de inversión tengan cero emisiones netas de gases con efecto invernadero en 2050.
Conozca las perspectivas más recientes
Conozca las perspectivas más recientes
Suscríbase

De la aspiración al compromiso y la fijación de objetivos

Estas importantes iniciativas son muy necesarias para contener el cambio climático, que ya es una clara prioridad para la mayoría de nosotros. Sin embargo, traducir estas aspiraciones a largo plazo en prácticas inversoras y carteras de inversión con impacto supone un reto clave para 2021. En la actualidad son pocos los titulares de activos con objetivos específicos adoptados.

Lo esencial es que fijemos objetivos en ciclos quinquenales. Los gestores de activos que forman parte de la iniciativa cero neto tienen que adoptar objetivos concretos antes de la 26ª Conferencia sobre el Cambio Climático de la ONU (COP26), a celebrar en Glasgow en noviembre de 2021. Transcurridos cinco años se evaluarán estos objetivos, fijando nuevas metas para los cinco años siguientes. Así es cómo los países revisan sus políticas nacionales sobre cambio climático en virtud del mecanismo de trinquete de la ONU.

Sin norma de alineación con París todavía

Son varias las iniciativas que tratan de ofrecer directrices prácticas para fijar objetivos y armonizar las carteras con el Acuerdo de París. En la siguiente tabla resumimos las más concretas en la actualidad.

Tabla 1 | Las iniciativas que establecen objetivos y guías de referencia

Fuente: Robeco
Como se ve en la tabla, hay muchos objetivos variables, detalles a definir y decisiones que tomar. Por tanto, ¿cuáles son los retos clave?

Alcance de emisiones

El primer reto consiste en el alcance de las emisiones de carbono de las que los inversores tienen que rendir cuentas. La mayoría de los inversores enfocan la descarbonización al carbono emitido por la empresa en su actividad (alcance 1) y a las emisiones producidas para generar la energía que obtienen de empresas eléctricas (alcance 2). En la práctica, utilizar solo las emisiones de alcance 1 y 2 para descarbonizar carteras lleva a reducir la ponderación de eléctricas y materiales básicos, que son los sectores con procesos de producción intensivos en carbono. Esto es muy fácil para los inversores, ya que reducir la intensidad de carbono de las carteras no tiene un impacto excesivo en el universo de inversión.

Sin embargo, infravalora claramente el impacto real de invertir en otros sectores, como petróleo y gas, donde la mayoría de las emisiones se deriva del uso de vehículos de gasolina (alcance 3 downstream). Otro sector intensivo en carbono es la alimentación, cuya cadena de suministro genera muchas emisiones de carbono (alcance 3 upstream). Mi hija es vegetariana, y no por lástima por los animales, sino por la elevada huella de carbono de la carne. Por ese motivo es importante introducir las emisiones de alcance 3, que son mucho más difíciles de medir y requieren modelos de estimación adecuados. En Robeco recurrimos a proveedores externos para recopilar estos datos. Nuestro experto en datos climáticos y nuestros especialistas en análisis de inversión sostenible se esfuerzan para que sean correctos, aportándolos cuidadosamente a la contabilidad del carbono.

¿Mirar hacia atrás o hacia delante?

Analizar las emisiones de carbono del año pasado equivale a tomar una instantánea. Aunque es importante comprender la tendencia histórica, comprender los planes futuros de descarbonización de empresas y países es todavía más importante. Este es un elemento esencial para construir carteras alineadas con París. Es importante comprender cómo tienen que descarbonizarse los distintos sectores, cuánto y cuándo, y los revulsivos para ello en términos de productos y tecnología. Los inversores tiene que colaborar con los expertos académicos para desarrollar vías de descarbonización para empresas, sectores y países.

Es importante tener en cuenta que los inversores invierten en carteras que en general son representativas de la economía mundial. Eso significa que si esta se descarboniza al ritmo adecuado, los inversores no tienen que hacer muchos cambios en sus carteras. Pero sabemos que ese no es el caso. Si medimos la alineación actual de las carteras, equivaldría a más de 2 grados de calentamiento, ya que (de no hacerse nada) la economía mundial va camino de un aumento muy superior a 3 grados. Por tanto, con el tiempo podría cambiar el presupuesto de riesgo que debe adoptarse para que las carteras se alineen con París, y ello requeriría un seguimiento minucioso.

Interactuar o no interactuar

Además, una de las cuestiones más importantes es la de si descarbonizar carteras tiene efectos en el mundo real. En otras palabras, si contribuimos a reducir las emisiones de carbono cuando vendemos empresas muy intensivas en carbono. La respuesta es que no de forma directa. Sin embargo, a largo plazo es obvio que cuanto más inversores lo hagan más impacto tendrán.

Lo más importante es preguntarse cómo se contribuye mejor a la transición energética. A menudo nos plantean la cuestión de interactuación frente a desinversión. La respuesta es muy simple. Adam Matthews, representante de la Iglesia de Inglaterra, lo dijo claramente en uno de nuestros eventos SI, y yo no podría expresarlo mejor: “Puede invertirse legítimamente en una empresa intensiva en carbono si ha adoptado un plan de transición verosímil con una base científica y económica respetuosa con el Acuerdo de París. Pero no en caso contrario, cuando la empresa trate de aparentar credenciales verdes. Eso es lo que hay que cuestionarse y examinar”.

Eso requiere un estudio como el de la Transition Pathway Initiative, iniciativas sobre objetivos de base científica, y mucho esfuerzo. No tenemos todas las respuestas, ¡pero es algo que definitivamente tenemos que abordar! En 2021, tenemos que pasar de la ambición a actuaciones y objetivos cuantificables.

SI Opener
SI Opener
Ver para creer.
Artículos relacionados