spaines
Fintech latinoamericana: prosperando en un entorno de evolución rápida

Fintech latinoamericana: prosperando en un entorno de evolución rápida

06-10-2020 | Visión

Las fintech están transformando por completo los servicios financieros en todo el mundo. Sin embargo, cuando se trata de encontrar las oportunidades de inversión más atractivas, lo mejor es alejarse de las zonas más transitadas. En este sentido, los países latinoamericanos resultan particularmente emocionantes. En estos países, las fintech no solo están transformando por completo la situación para los proveedores de servicios tradicionales, sino que es responsable del salto tecnológico cualitativo y del impulso de la inclusión financiera.

  • Michiel  van Voorst
    Michiel
    van Voorst
    Fund Manager Equities
  • Bryan   Satterly
    Bryan
    Satterly
    Investment Manager Trends Investing

Lectura rápida

  • Latinoamérica tiene una gran población de usuarios de Internet, que no para de crecer
  • El ecosistema fintech de la región está creciendo con rapidez, sobre todo en Brasil
  • La crisis del Covid-19 no ha truncado la tendencia, ha servido de catalizador

La digitalización de los servicios financieros está transformando la vida diaria de las personas en todo el mundo. Y este impacto se está viendo especialmente acentuado en los países emergentes, donde cada año se conectan decenas de millones de nuevos usuarios de Internet, lo que alimenta la demanda de herramientas y servicios financieros digitales más rápidos y eficientes. China e India, por ejemplo, han desarrollado ecosistemas locales de fintech de intensa actividad, cuya sofisticación tecnológica es de primera clase mundial y cuya base de usuarios no deja de aumentar.

Sin embargo, estos dos gigantes demográficos son solo una parte de la historia. Latinoamérica está despuntando como una de las regiones más prometedoras del mundo para las fintech, no solo para los gigantes tecnológicos diversificados que se aventuran en el sector, como Facebook, Google o Apple, sino también para infinidad de actores locales; algunos muy especializados, y otros no tanto.

La región alberga una población de aproximadamente 450 millones de usuarios de teléfonos móviles, y está previsto que esta cifra alcance los 484 millones en 2025. De estos 450 millones de usuarios, casi el 80% accede a Internet a través de su teléfono, proporción que se prevé alcanzará el 87% en 2025.1 Sin embargo, a pesar de lo que sugieren estas previsiones, la mayoría de estos países siguen presentando una penetración relativamente reducida.

Brasil, por ejemplo, el país más poblado de Latinoamérica, tiene una tasa de penetración de Internet cercana al 70%, cuando en Europa occidental y Estados Unidos esta proporción ronda el 87%.2 Con todo, las cifras actuales suponen que la masa de usuarios es lo suficientemente amplia como para que las empresas de fintech puedan establecerse y prosperar en estos países.

Y representan además un potencial de crecimiento colosal de cara al futuro, ya que millones de usuarios de Internet más jóvenes se irán uniendo a esta masa de latinoamericanos conectados. En último término, la mejora de las infraestructuras de telecomunicaciones y de las posibilidades de acceso a Internet impulsarán una función de crecimiento escalonada de las fintech en toda la región.

En lugar de ir pasando a lo largo de varias décadas de monedas y billetes a cajeros automáticos y cheques, primero, y a tarjetas de crédito y medios electrónicos de pago después, los nuevos usuarios de Internet probablemente salten directamente del dinero en efectivo al monedero electrónico, ya que muchos de ellos tendrán un smartphone antes incluso de abrir su primera cuenta bancaria. 

Este cambio radical del dinero en efectivo por los medios digitales de pago es un buen ejemplo de salto cualitativo: los usuarios se saltan los pasos que se han seguido previamente en los mercados desarrollados, ya que pueden avanzar de forma exponencial gracias a la tecnología. Las transformaciones pueden acelerarse, ya que muchos de estos países no cuentan con tecnologías antiguas que deban ir reemplazando.

Latinoamérica está despuntando como una de las regiones más prometedoras del mundo para las fintech, no solo para los gigantes tecnológicos diversificados que se aventuran en el sector

Conozca las perspectivas más recientes
Conozca las perspectivas más recientes
Suscríbase

No se limita todo a Brasil

El crecimiento de la fintech latinoamericana no se circunscribe a Brasil. Otros países de la región, como México, Colombia y Argentina, cuentan también con una población de usuarios de Internet grande y de rápido crecimiento. Y estos usuarios tienen hambre de servicios financieros más rápidos y eficientes. Estos mercados han ganado suficiente tracción como para que puedan emerger y prosperar en ellos sus propios ecosistemas tecnológicos y de fintech.

Figura 1: Panorama del sector latinoamericano de fintech (número de empresas de fintech)

Fuente: KoreFusion, “2020 LATAM Fintech Report”, verano de 2020

Desde proyectos de crowdfunding para iniciativas agrarias hasta programas avanzados de información financiera y adecuación a normativas, pasando por el envío y recepción de remesas nacionales e internacionales... el potencial campo de juego para las empresas latinoamericanas de fintech está abierto. Esto va a propiciar innumerables oportunidades de negocio para los actores que sean capaces de aprovecharlas.

A lo largo de los años, cientos de empresas latinoamericanas de fintech han logrado alcanzar una escala suficiente para comenzar a generar ingresos significativos. De este modo, pueden buscar financiación en el mercado de capital riesgo o, en algunos casos, incluso salir a bolsa. En Brasil existen actualmente más de media docena de empresas locales de fintech 'puras y duras' que cotizan en bolsa.

La reciente popularidad de las empresas latinoamericanas de fintech queda patente en los flujos de capital riesgo

La reciente popularidad de las empresas latinoamericanas de fintech queda patente también en los flujos de capital riesgo (VC). Las inversiones de VC en la región vienen duplicándose cada año desde 2016, y alcanzaron los 4.600 millones de USD en 2019, de los cuales 2.500 millones se invirtieron en Brasil. A lo largo de este periodo, la fintech ha seguido siendo, con mucho, el sector más codiciado, concentrando el 31% de todas las inversiones de VC en Latinoamérica en 2019.3 

Grandes perspectivas, a pesar del Covid-19

La crisis del Covid-19 ha ejercido cierta presión sobre este sector en algunos casos, ya que la demanda de determinados servicios de fintech se ha reducido y el apetito de los inversores se ha atenuado. Sin embargo, es probable que a largo plazo la pandemia termine por generar un importante impulso para esta industria. Las perspectivas siguen siendo brillantes para el sector latinoamericano de fintech, y el potencial de crecimiento de varias de las empresas que operan en la región es significativo.

1Fuente: GSMA, 2019, “The mobile economy – Latin America”.
2Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), Banco Mundial, datos de 2018.
3Fuente: LAVCA, Association for Private Capital Investment in Latin America, mayo de 2020, “LAVCA’s Annual Review of Tech Investment in Latin America”.

Los temas relacionados con este artículo son: