spaines
Los pioneros nunca se duermen en los laureles

Los pioneros nunca se duermen en los laureles

04-05-2020 | Entrevista
Había que tomar esa foto. En el tejado. Su tejado. Pese a las objeciones de un fotógrafo con miedo a las alturas, Masja Zandbergen, Responsable de Integración ASG, insistió en posar entre los paneles solares para la foto. Orgullosa, porque la casa – su casa – es prueba tangible de que es posible cambiar las cosas. Si que quiere. Si se tiene un objetivo y se está dispuesto a invertir.
  • Peter van Kleef
    Peter
    van Kleef
    Chief Editor

Como en su trabajo en Robeco, todo consiste en invertir: para recoger luego los frutos. Pero la disposición a invertir en sostenibilidad no aparece hasta que la gente se da cuenta de su necesidad, o de su oportunidades. Y dicha sensibilización se ha acelerado mucho los últimos años, señala Zandbergen. En 1997, en los inicios de su carrera, Zandbergen – a quien no le gustaba invertir en empresas que empleasen trabajo infantil o tuvieran malas condiciones laborales – era recibida con escepticismo por los gestores de cartera cuando se refería a temas de sostenibilidad.

En la actualidad, analizar los riesgos y oportunidades de la sostenibilidad se ha convertido en un aspecto esencial de todo análisis financiero. “Todo el mundo es más consciente de ello, la sociedad cambia y hay una inquietud mundial sobre el clima, pero también sobre la desigualdad salarial, por ejemplo. Las empresas se dan cuenta de que los accionistas les exigen cuentas sobre sus emisiones de CO2, la producción de plásticos de un solo uso, su moralidad fiscal, etc.”.

Conozca las perspectivas más recientes sobre sostenibilidad
Conozca las perspectivas más recientes sobre sostenibilidad
Suscríbase

Llevar la delantera

Pero no es suficiente con una mayor sensibilización. En modo alguno. “Queda todavía mucho por conocer y comprender en lo que se refiere a la sostenibilidad”, señala Zandbergen. “En lo tocante a la industria de gestión de activos, tenemos mucho por hacer para llegar a una adopción efectiva de la sostenibilidad en las carteras. No se trata en absoluto de ser el primero en ofrecer un nuevo fondo de moda solo para captar nuevos clientes”.

El sector tiene que tomar medidas, lo que ocasiona otros tipos de conflictos distintos. Compites con tus homólogos y quieres ser el mejor, pero al mismo tiempo hace falta que todo el mundo vaya por el mismo camino, porque trabajar juntos es la única forma de hacer que las cosas cambien. Y, según ella, Robeco lleva la delantera.

“Nuestro análisis interno es inigualable, gracias a RobecoSAM, nuestra asociada suiza; nuestros gestores de cartera conocen la importancia de dicho análisis. Saben cómo aplicar esa información, así como que porqué es clave para el análisis de los riesgos y oportunidades futuros”. Y ese conocimiento no es fijo y estático: fluye constantemente.

Valor descarbonizado

“Nuestros analistas cuantitativos han logrado desarrollar una metodología de ‘valor descarbonizado’. Estaban muy presionados en ese sentido, porque los clientes querían una cartera value con una huella menor, en otras palabras, con un “riesgo CO2” menor. Muchas empresas value tradicionales forman parte de industrias antiguas y contaminantes. Ahora, los analistas han creado un modelo que les permiten seguir explotando el factor value, pero con una reducción sustancial de su huella”.

Pero no piensen ni por un segundo que Zandbergen se ha dormido en los laureles, porque queda mucho por hacer pese a los constantes avances. La medición del impacto está todavía en fase muy incipiente. “Queda mucho camino por delante y quiero seguir avanzando. Estamos diseñando modelos de riesgo y factoriales que incorporan en sus cálculos criterios ASG. Hemos ideado clasificaciones ASG para las empresas. Dialogamos con muchas empresas. Pero, al final lo que buscas es saber - ¡tener la capacidad de medir! – lo que has logrado en el mundo real. Y ahí es donde nuestro impacto es difícil de medir, ya que no creamos ni producimos nada”.

“¿Será el mundo mucho más seguro si excluimos a una empresa que fabrica armas controvertidas? Si la excluimos nosotros, ¿habrá otros inversores con menos escrúpulos que realicen la inversión? Si reducimos la huella de carbono de una cartera, ¿cómo afecta ello al mundo real?” El análisis existente para contestar a estas preguntas sigue siendo limitado.

Cuestiones morales

Los clientes desean menos riesgos en sus carteras, incluidos menos riesgos climáticos. Desde el punto de vista de buen gobierno, también buscan invertir con responsabilidad. Los impactos no financieros son difíciles de cuantificar todavía. Encabezada por Europa Septentrional, la industria financiera trata de hallar soluciones para cuantificar el impacto no financiero. “Hay elementos que todavía no se pueden incluir en el análisis financiero”, señala Zandbergen.

“En nuestras valoraciones podemos incluir los riesgos de CO2, pero sería mucho más fácil si existiera un precio por unidad de carbono emitida”. ¿Puede la industria financiera hacer que el mundo avance en la dirección adecuada? ¿Tiene incluso la responsabilidad de hacerlo como propietaria o gestora de grandes sumas de capitales? No es de extrañar que la industria se plantee estas cuestiones morales, como, en cierta manera, también le ocurre a Zandbergen. “La cuestión es dónde empieza y termina nuestra responsabilidad. Si un gobierno decide construir térmicas de carbón, ¿debemos excluirlo? Este es uno de los principales dilemas a los que se enfrenta el sector. Al mismo tiempo, nos tenemos que ocupar de la competencia, las ONG y otros actores, así como de la cuestión de qué impacto tendrán en nuestro universo de inversión determinadas decisiones importantes”.

El sector del aceite de palma plantea un dilema de este tipo. La producción de aceite de palma supone una amenaza para las selvas tropicales del mundo entero. “Tenemos un estricto umbral mínimo: la mitad de la producción debe ser sostenible. Cuando las empresas no se acercan a dicho límite, puedes darle todas las vueltas que quieras, pero nunca lo lograrán. Esas empresas son excluidas. Al resto de las empresas les dejamos muy claro que esperamos que cumplan con ese requisito. Es en estos casos en los que podemos influir de verdad”.

Esta entrevista fue publicada originalmente en SIX.
Lea la entrevista completa en PDF
Los temas relacionados con este artículo son: