spaines
Cómo entiende Robeco la sostenibilidad

Cómo entiende Robeco la sostenibilidad

27-11-2018 | Visión

Robeco posee una cultura en sostenibilidad única, que se remonta a la década de 1990 y que hoy por hoy es más importante que nunca para nosotros.

  • Masja Zandbergen - Albers
    Masja
    Zandbergen - Albers
    Head of sustainability integration
  • Guido Moret
    Guido
    Moret
    Head of Sustainability Integration Credits

Lectura rápida

  • Consideramos que la sostenibilidad impulsa la creación de valor a largo plazo
  • Los criterios ASG se integran plenamente en todas nuestras estrategias de renta variable, renta fija e inversión cuantitativa
  • Los procesos de basan en exhaustivos análisis y datos propios

Junto con nuestra empresa afiliada, RobecoSAM, fuimos una de las primeras gestoras en ver el potencial que reviste la sostenibilidad para potenciar la rentabilidad de las carteras de los clientes. Con este mismo objetivo en mente, hoy en día integramos la información ASG en todos nuestros procesos de inversión e interactuamos activamente con las empresas participadas por nuestras carteras.

¿Por qué la sostenibilidad es tan importante para nosotros? Consideramos que constituye una fuerza a largo plazo que impulsa el cambio en los mercados, países y empresas, lo que por supuesto implica que ejerce una enorme repercusión sobre la rentabilidad de las inversiones. Por tanto, resulta lógico tratar la sostenibilidad, en nuestros procesos de inversión, como cualquier otro motor de rentabilidad, como los parámetros financieros de las empresas o el momentum del mercado.

La piedra angular de nuestro enfoque reside en el principio fundacional de nuestra empresa: toda estrategia de inversión debe basarse en análisis. Esto sigue siendo así a día de hoy: todas nuestras actuaciones relacionadas con la sostenibilidad tienen como base una serie de análisis exhaustivos.

PRI y titularidad activa

Durante el último cuarto de siglo, hemos adaptado y mejorado nuestros métodos y estrategias ante las variaciones de los mercados y la evolución en las necesidades y expectativas de nuestros clientes. Así queda demostrado por la elevada puntuación que hemos obtenido conforme a los Principios para la Inversión Responsable de las Naciones Unidas (PRI), de los que somos firmantes desde su creación en 2006.

Un elemento importante de nuestra cultura de la sostenibilidad es nuestro enfoque de titularidad activa, que se remonta a 2004. Cada año, un equipo profesional de especialistas en interacción de Robeco mantiene un diálogo activo con unas 200 empresas y 70 gestores de capital inversión ("private equity"), sobre cuestiones con relevancia financiera que determinamos en colaboración con nuestros inversores.

Nuestro enfoque gira en torno a cuestiones ambientales, sociales y de gobierno corporativo (ASG). Nuestras interacciones constituyen una forma muy efectiva de influir en las conductas y prácticas de las empresas, sobre todo cuando éstas toman conciencia de que las mejoras obran en su propio beneficio. Un mejor perfil ASG puede traducirse en recortes de gastos y mejora de la gestión de riesgos, lo que impulsa directamente los beneficios netos. Las megatendencias, tales como el cambio climático o la ciberseguridad, son temas prominentes en nuestro programa de interacción.

Datos propios sobre IS

No podemos desarrollar adecuadamente estrategias de sostenibilidad si no contamos con datos fiables e integrales sobre prácticas sostenibles. Afortunadamente, gozamos de una posición privilegiada, ya que tenemos a nuestra disposición las bases de datos únicas y propias de sostenibilidad que RobecoSAM ha ido construyendo a lo largo de muchos años.

La Evaluación de la Sostenibilidad Corporativa (CSA, por sus siglas en inglés) es un examen de las prácticas de sostenibilidad de las empresas que se lleva a cabo cada año desde 1999. A través de la CSA se analiza la sostenibilidad con mucha mayor profundidad que la de los marcos de valoración basados solamente en información pública. Cada año, más de 4.500 empresas cotizadas de todo el planeta responden a entre 80 y 120 preguntas específicas de su sector.

La Clasificación de Países según Sostenibilidad (CSR, por sus siglas en inglés) plasma la evolución y las credenciales ASG de 65 países, y se basa en un profundo estudio semestral. A través del análisis de factores a largo plazo, tales como el envejecimiento, la competitividad o el riesgo ambiental, la CSR pone de relieve una serie de puntos fuertes y débiles de cada país que normalmente no atienden las agencias de calificación.

Procesos de puntuación ASG

En paralelo, hemos ido mejorando notablemente a lo largo del tiempo nuestro proceso de puntuación ASG de las empresas. Nuestra metodología Smart ESG emplea el vasto compendio de información que conforma nuestras bases de datos propias para asignar a cada empresa una puntuación Smart ESG, que incluye parámetros de ajuste para evitar posibles incorrecciones derivadas de las diferencias en la envergadura, zona geográfica o sector industrial de las distintas empresas.

Naturalmente, no todas las empresas son iguales, y los factores ASG varían considerablemente de un sector a otro. Por ejemplo, no tiene mucho sentido entrar a valorar las emisiones de CO2 o el consumo de agua o papel de las entidades bancarias, ya que no existe relación directa entre estos factores ambientales y el modelo de negocio a largo plazo de dichas entidades.

En su lugar, resulta mucho más útil analizar las prácticas de buen gobierno de los bancos, sus procesos de gestión de riesgos y sus medidas de ciberseguridad. En el caso de las empresas de energía o servicios públicos de suministro, por el contrario, las emisiones de CO2 son un indicador tremendamente importante, ya que pueden afectar de forma decisiva tanto a sus modelos de negocio a largo plazo como al conjunto de la sociedad.

La integración ASG como norma

En Robeco y RobecoSAM, integramos criterios ASG en todo nuestro abanico de estrategias —a menudo en varias fases de un mismo proceso de inversión— y adaptamos la forma de hacerlo de acuerdo con las características de cada categoría de activos. Llevamos adoptando criterios ASG en los análisis de países y empresas que empleamos para nuestros procesos fundamentales de renta variable desde 2001.

Por medio de un algoritmo de construcción de carteras, nos aseguramos de que todas nuestras carteras cuantitativas de renta variable presenten una puntuación total ponderada en sostenibilidad según RobecoSAM como mínimo tan elevada como la de su índice de referencia. El resultado de nuestro proceso es que los valores con puntuación más elevada en sostenibilidad es más probable que sean seleccionados para su inclusión en nuestras carteras cuantitativas de renta variable que aquellos con peor puntuación.

En definitiva, esto supone que en nuestras estrategias se lleva a cabo un filtrado positivo de los valores. Esta metodología se contrapone a la de políticas de exclusión, que es la que sigue empleándose mayoritariamente entre los inversores cuantitativos para integrar criterios de sostenibilidad, y que únicamente permite el filtrado negativo.

Podemos afirmar pues que, para nosotros, la sostenibilidad no es un mero ejercicio de marcar casillas, sino que ejerce una gran influencia sobre nuestras decisiones de inversión. Por ejemplo, las cuestiones ASG afectan a nuestra perspectiva fundamental del 35% de las empresas que analizamos en nuestros procesos de crédito. Y, en nuestras carteras de renta variable global, los factores ASG suelen afectar al 7% de los precios objetivo que establecemos para las empresas del correspondiente universo de inversión.

IS en capital inversión

En lo que respecta a otras categorías de activos, incorporamos principios de sostenibilidad en la manera de gestionar nuestras estrategias de private equity desde 2004. Integramos el análisis ASG en nuestro proceso de análisis de credenciales (due diligence), así como en la fase de seguimiento, una vez realizada la inversión. Realizamos un seguimiento de las actividades ASG de los gestores de capital inversión en los que invertimos, y cada año evaluamos sus progresos en términos de integración de criterios ASG.

Los resultados de estas evaluaciones se emplean como punto de partida para nuestro programa de interacción ASG, a través del cual animamos a los gestores de capital inversión a incorporar consideraciones ASG en sus procesos de inversión y a plasmar en sus informes los resultados alcanzados en este campo. En 2015, pusimos en marcha una interacción más reactiva con los gestores de private Equity, basada en las incidencias ASG que tienen lugar en sus empresas participadas. Empleamos RepRisk, una herramienta de búsqueda en medios de comunicación especializada en noticias ASG, como punto de partida para nuestros análisis de incidencias y para el diálogo con los gestores de capital inversión afectados.

Inversión de impacto

Robeco and RobecoSAM also aim to help improve society and the environment by developing and running high-quality impact investing strategies. These solutions range from CO2 footprint reduction strategies and investing in companies that have a positive impact on the UN’s Sustainable Development Goals, to more niche offerings.

Finally, portfolio decarbonization – measuring a fund’s carbon footprint and reducing it by selling the biggest contributors – is a common way to reduce climate change risks in portfolios. But the successful creation of a lower-carbon society involves not just divesting from firms such as high-carbon utilities. It means also investing in many positive developments – such as more efficient buildings, renewables and other aspects – that will help limit global warming.

Extracto de un capítulo de nuestro Big Book of SI.

Solicite el manual completo.