spaines
Robeco lanza una nueva política sobre el cambio climático

Robeco lanza una nueva política sobre el cambio climático

03-10-2017 | Visión

Robeco ha puesto en marcha su nueva política sobre el cambio climático, que plasma su compromiso de luchar contra el calentamiento global.

  • Carola van Lamoen
    Carola
    van Lamoen
    Head of Active Ownership

Lectura rápida

  • La política se basa en la integración de criterios ASG y en la interacción
  • Se establecen objetivos de reducción de la huella de carbono de las carteras
  • Se busca recortar la exposición al carbón térmico en la familia de fondos SI

Robeco es pionera en inversión sostenible y, a través de esta nueva política, pretende dejar patente la seriedad con la que se toma los desafíos que plantea el cambio climático.

Disponer de una política tan clara como ésta resulta cada vez más importante, ya que los clientes quieren que se afronten los retos contemplados en el Acuerdo de París, en las recomendaciones del Grupo de Trabajo sobre Divulgación de Información Financiera relacionada con el Clima, y las necesidades de sus beneficiarios.

Manténgase al día de las últimas perspectivas sobre inversión cuantitativa
Manténgase al día de las últimas perspectivas sobre inversión cuantitativa
Suscríbase

Una política con cinco pilares

La Política de Robeco sobre el cambio climático se asienta sobre cinco pilares:

  1. Integración de criterios ASG en el proceso de inversión
  2. Utilización de la titularidad activa para propiciar cambios
  3. "Descarbonización" de las carteras
  4. Desinversión en carbón térmico, que genera grandes emisiones de carbono
  5. Reducción de nuestra propia huella de carbono

Esta política se desplegará en toda la empresa, a escala global. Parte de la política de cambio climático consiste en reducir la huella de carbono de los fondos sostenibles al menos un 20% respecto de la del índice de referencia, y desinvertir en las actividades relacionadas con carbón térmico, con unos umbrales del 20% para generadoras de electricidad y del 10% para operadoras de minería.

Robeco ha colaborado estrechamente con RobecoSAM para desarrollar esta política. Entre otras cosas, para hacerlo se han tenido que establecer los niveles deseados y los umbrales de exclusión. Ambas entidades trabajan juntas para integrar la sostenibilidad y las cuestiones relacionadas con el cambio climático en las decisiones de inversión. RobecoSAM proporciona además los datos sobre impacto ambiental y el filtrado por combustibles fósiles en los que se basa la aplicación práctica de esta política.

“Robeco es muy consciente de la responsabilidad que tiene el sector de la inversión en relación con los riesgos asociados al cambio climático, por medio de las decisiones de inversión que tomamos y del contacto que mantenemos con las empresas en las que invertimos y con otras instituciones”, afirma Carola van Lamoen, responsable del equipo de titularidad activa y coautora de esta nueva política.

“Queremos realizar nuestra aportación para la consecución del objetivo del Acuerdo de París, consistente en reducir el aumento de la temperatura global sensiblemente por debajo de 2 grados Celsius sobre los niveles preindustriales, y vamos a esforzarnos además para que este incremento de la temperatura se limite aún más, hasta los 1,5º C. Somos conscientes así mismo de lo mucho que pueden aportar las empresas para que se alcancen los objetivos de desarrollo sostenible de la ONU, luchando contra los riesgos asociados al cambio climático.”

“RobecoSAM reconoce que el cambio climático es uno de los asuntos más complejos y desafiantes en el terreno de la sostenibilidad, y que además se encuentra intrínsecamente ligado a muchos otros aspectos que nos preocupan, tales como la escasez de agua, la sostenibilidad agraria o la salud pública en las naciones desarrolladas. Estamos por tanto dispuestos a realizar nuestra aportación, escogiendo para ello las vías que mejor reflejen nuestra amplia experiencia en análisis y nuestra profunda base de conocimiento”, explica el doctor Daniel Wild, responsable de I+D para inversión sostenible en RobecoSAM.

Mejora del proceso de inversión

El primer pilar se basa en el enfoque holístico que actualmente adopta Robeco al integrar aspectos de tipo ambiental, social y de gobierno corporativo (ASG) en sus procesos de inversión. Robeco tiene el convencimiento de que la integración sistemática de factores ASG relevantes —como los riesgos asociados al cambio climático— en los procesos de inversión da lugar en último término a que los procesos de toma de decisiones se encuentren mejor fundamentados.

Robeco gestiona los riesgos asociados al cambio climático analizando modelos de negocio, estrategias empresariales contra el cambio climático, así como productos y servicios. Al incluir en el proceso de inversión un análisis realizado desde el punto de vista del cambio climático, los analistas de fundamentales de las empresas adquieren una mejor perspectiva de los riesgos (y oportunidades) que afronta cada empresa.

Ejercicio de la titularidad activa

En lo que respecta a la titularidad activa, Robeco lleva mucho tiempo interactuando con las empresas en relación con sus prácticas sostenibles, con el objetivo de mejorarlas. Es el caso de las interacciones con empresas de sectores que generan cantidades importantes de gases de efecto invernadero, tales como petróleo y gas, servicios de suministro público, automoción, extracción, cementos e inmuebles.

“Fomentamos la adopción de estrategias ambientales proactivas y ambiciosas, la búsqueda de la excelencia operativa, la creación de solidez en las carteras de activos, la innovación en los modelos de negocio, y la participación responsable en los debates sobre políticas públicas”, explica Van Lamoen.

"Descarbonización" de las carteras

Para "descarbonizar" carteras, se utiliza primeramente la herramienta de seguimiento del impacto ambiental creada por RobecoSAM para medir el impacto de las carteras de los inversores en términos de emisiones de carbono, consumo de agua y energía, y generación de residuos.

Robeco, en estrecha colaboración con RobecoSAM, ha desarrollado una metodología que le permite gestionar carteras conforme a estos parámetros. Todos los fondos Robeco SI Focus van a optimizar su huella de carbono estableciendo un objetivo de reducción de la misma en al menos un 20% respecto de la de su índice de referencia. k.

Desinversión en carbón térmico

La desinversión consiste en salir de las empresas que no pueden o no quieren corregir determinadas prácticas inapropiadas o insostenibles en relación con el medio ambiente o el cambio climático.

Los fondos SI Focus no invierten en empresas de minería que obtienen más del 10% de sus ingresos del carbón térmico, así como de las productoras de electricidad cuyos ingresos provienen, en más de un 20%, del empleo de carbón térmico. Robeco es muy consciente de que la consecución de los objetivos del Acuerdo de París precisa de una reducción continuada en las emisiones de gases de efecto invernadero. Consiguientemente, los citados umbrales para el carbón térmico irán reduciéndose con el paso del tiempo.

El carbón térmico se emplea fundamentalmente para la generación de energía, con la particularidad de que produce emisiones de carbono mucho mayores que otras fuentes de energía, tales como el petróleo o el gas natural. Esperamos que las empresas vayan reduciendo en el futuro su dependencia del carbón térmico, y nuestra intención es que este umbral vaya bajando en los próximos años.

Reducción de nuestra propia huella

Por último, Robeco es consciente de que sus propias operaciones generan una huella de carbono, e intenta “predicar con el ejemplo” reduciendo su propio consumo de energía y agua.

El traslado de sus oficinas centrales de Róterdam, en mayo de 2016, a un nuevo edificio sostenible de última generación es un buen ejemplo de ello. Robeco compensa sus emisiones de carbono cada año, por lo que cuenta con la certificación "CarbonNeutral" de acuerdo con el protocolo del mismo nombre.