spanjees

"Trumponomics": auge del proteccionismo y el aislacionismo

26-01-2017 | Visión

La nueva era de "Trumponomics" supondrá un auge del proteccionismo y el aislacionismo, que enrarecerá las relaciones comerciales y no favorecerá al crecimiento, según Léon Cornelissen, nuestro Economista Jefe.

  • Léon  Cornelissen
    Léon
    Cornelissen
    Chief Economist

Lectura rápida:

  • "América primero" conllevará imposición de aranceles y mayor tensión geopolítica
  • EE.UU. renegociará diversos tratados (NAFTA, OTAN, cambio climático)
  • Se anuncian medidas de estímulo presupuestario y reducción de impuestos, pero su alcance es incierto

El reciente nombramiento del Presidente Donald Trump marca el inicio de una nueva era de estimulación de la economía estadounidense por la vía presupuestaria, en lugar de la política monetaria, un modelo que irónicamente podría reforzar la política monetaria, ya que motiva que el banco central termine por subir los tipos, afirma.

"En su discurso de investidura, Trump disipó toda esperanza de que la postura proteccionista que adoptó durante su campaña pudiera suavizarse", anuncia Cornelissen. "Sus directrices serán 'América primero' y 'compra productos americanos, contrata a americanos', lo que suscita incómodas reminiscencias de la década de 1930."

Conozca las perspectivas más recientes
Conozca las perspectivas más recientes
Suscríbase

China será la cabeza de turco

"Estados Unidos abandonará el proyecto de la Alianza Transpacífica negociado por la anterior administración Obama con once economías de la Cuenca del Pacífico, incluyendo Japón, pero no China. Además, se comunicará casi de inmediato a los gobiernos de Canadá y México la intención del nuevo gobierno de renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA), retirándose del mismo si Estados Unidos no obtiene un convenio 'satisfactorio' que implique 'un trato justo' para los trabajadores estadounidenses."

"China ha sido el blanco de muchos discursos del presidente, que ha amenazado con gravar sus exportaciones con aranceles del 45%. También ha lanzado acusaciones sobre la manipulación de su moneda en detrimento de los intereses de EE.UU. Irónicamente, en los últimos tiempos China ha intentado frenar el debilitamiento del yuan frente al dólar estadounidense con masivas intervenciones monetarias, que han favorecido a los intereses estadounidenses."

"Europa tampoco se libra de estas presiones. En una entrevista al diario alemán Bild, Trump ha amenazado con imponer un arancel del 35% -él lo llama 'impuesto'- sobre cada vehículo que BMW exporte a Estados Unidos. Claramente, este recrudecimiento de las relaciones comerciales no resulta favorable para el crecimiento económico mundial, y podría perjudicar asimismo a las perspectivas de crecimiento de EE.UU. Y también hará subir la inflación, un tipo de inflación nada deseable."

Política presupuestaria expansionista

Cornelissen identifica no obstante un posible factor positivo, aunque con repercusiones para la deuda nacional estadounidense: los planes de Trump de utilizar la vía presupuestaria, en lugar de la política monetaria, para estimular la economía y crear empleo -táctica que Robeco ya puso de manifiesto en el informe 'Es hora de pasar al Plan B' de sus últimas perspectivas para 2017.

"La política presupuestaria va a expandirse, primero, con un recorte de los impuestos sobre la renta y sociedades", afirma Cornelissen. "Aparte, Trump quiere poner en marcha enormes proyectos de obras públicas para reparar y reconstruir las infraestructuras del país. También quiere reactivar el poderío militar estadounidense, incrementando principalmente el tamaño de la Fuerza Aérea y la Marina, con el fin de procurar para EE.UU. un dominio militar incuestionable."

"Por otro lado, deberían preservarse las prestaciones de Seguridad Social y asistencia sanitaria (Medicare). Está claro que la aplicación del conjunto de su programa electoral al completo dará lugar a un enorme incremento del déficit público, que seguramente resulte impopular para el importante grupo de Republicanos centrados en el control de los presupuestos."

"Está por ver qué envergadura tendrá el impulso presupuestario"

En lo que respecta a política monetaria, la Reserva Federal probablemente suba los tipos de interés en 2017. Robeco prevé tres subidas de un cuarto de punto, lo que situaría el tipo mínimo para préstamos en el 1,5%, cota no alcanzada desde antes de la crisis financiera. Esto haría que el dólar, ya en niveles astronómicos, se revalorizara aún más, generando nuevos problemas económicos para EE.UU.

"Teniendo en cuenta que Estados Unidos se encuentra ya en su octavo año de expansión y que el mercado laboral no sólo sigue mejorando sino que se aproxima al pleno empleo, cualquier nuevo impuso presupuestario dará lugar a una subida de la inflación y obligará al banco central estadounidense a subir los tipos de interés", explica Cornelissen.

"El dólar se revalorizará y el déficit por cuenta corriente de EE.UU. empeorará. Este último factor podría favorecer que se pidieran más medidas proteccionistas. Durante su campaña, Trump fue muy crítico con la Fed que, a su parecer, estaba desarrollando una política monetaria demasiado laxa. Está por ver si su actitud cambia cuando la política monetaria 'empiece a morder'."

Objetivos de desregulación

Por otra parte, Trump anunció en campaña ambiciosos planes para deshacer la Ley de Atención Sanitaria Asequible del expresidente Obama, así como una amplia serie de normativas que afectan a Wall Street y al sector de la energía.

"Una de las grandes prioridades de la nueva administración es deshacer el Obamacare; y otra posible víctima sería también la Ley Dodd-Frank, de reforma del sector financiero", afirma. "Estados Unidos abandonará también sus compromisos conforme al acuerdo de París sobre el cambio climático, y dará marcha atrás al Plan de Energía Limpia de Obama."

"Trump parece querer ir aún más lejos, y ha cuestionado incluso los compromisos con la OTAN. Su posición contraria a la política estadounidense de 'una sola China', en relación con Taiwán, ha sido percibida por algunos como el inicio de un proceso de negociación que podría culminar con la retirada de EE.UU. del Pacífico Occidental."

"Esta postura aislacionista podría conducir fácilmente a una intensificación de las tensiones geopolíticas, ya que China y Rusia podrían entenderla como una invitación a mostrar su fuerza. La eliminación del levantamiento de sanciones conforme al pacto nuclear con Irán también podría contaminar las relaciones con los aliados europeos y elevar las tensiones geopolíticas en Oriente Medio. Estamos ante el inicio de un viaje muy accidentado."

Los temas relacionados con este artículo son: