spaines
Por qué no todas las acciones de baja volatilidad son iguales

Por qué no todas las acciones de baja volatilidad son iguales

15-09-2014 | Visión

La inversión de baja volatilidad gana adeptos. En la actualidad, son numerosos los inversores profesionales que asignan una parte importante de su cartera a acciones de baja volatilidad. Robeco utiliza un enfoque mejorado para aumentar la rentabilidad y reducir el riesgo.

  • Pim  van Vliet, PhD
    Pim
    van Vliet, PhD
    Head of Conservative Equities
  • Arlette van Ditshuizen
    Arlette
    van Ditshuizen
    Director, Portfolio Manager

Lectura rápida

  • Robeco utiliza un enfoque activo de inversión de baja volatilidad denominado estrategia Conservative Equity.
  • Aplicamos nuestra filosofía de no ir contra otros factores a la hora de seleccionar acciones de baja volatilidad.
  • Para ambos tipos de inversores, la conservación del capital es más importante que seguir los benchmarks.
  • Robeco realiza un análisis interno basado en sus propios datos para garantizar la calidad.
  • Hacemos más hincapié en explicar cómo se diferencia la estrategia Robeco Conservative Equities de otras estrategias.

Robeco fue uno de los primeros gestores de activos en apostar por la inversión en renta variable de baja volatilidad en 2006. Cuando empezamos éramos uno de los pocos pioneros de la baja volatilidad en todo el mundo, y desde entonces hemos desempeñado un papel importante no solo en la gestión de capitales, sino también en el desarrollo de este complejo campo - por ejemplo con la investigación y la elaboración de numerosos trabajos académicos sobre el concepto.

Robeco sigue un planteamiento activo en la inversión de baja volatilidad. Este enfoque se denomina estrategia Conservative Equity, y se aplica a los mercados mundiales en distintas regiones. Curiosamente, el tirón de la baja volatilidad no se limita a la renta variable. Robeco ofrece una estrategia similar para el crédito igualmente satisfactoria. Nuestra estrategia Conservative Credits invierte en bonos con un vencimiento inferior a la media, de emisores con riesgo de atravesar por dificultades y de prelación también inferior a la media. Además de varias estrategias de baja volatilidad, Robeco también ofrece estrategias de momentum y valoración. Todas estas estrategias están dirigidas a segmentos del mercado con un perfil de riesgo y rentabilidad superiores. Combinar estas estrategias ofrece unas magníficas perspectivas de diversificación. La asignación estratégica a estos factores es lo que se denomina Factor Investing.

Aunque fuimos de los primeros en desarrollar el campo de la inversión de baja volatilidad, el interés solo empezó a crecer como resultado de la mayor demanda de prudencia de los inversores durante la crisis financiera internacional de 2008-2009. Ese período demostró claramente lo volátiles que los mercados pueden ser. La ventaja de la estrategia Conservative de Robeco es que, en un mercado a la baja, normalmente la caída de los valores afectados es inferior a la del resto. Cuando el mercado se recupera, las acciones de baja volatilidad tienen menos terreno que recuperar, y vuelven a tener rendimientos positivos. Nuestra estrategia se propone reducir la volatilidad en un 20% – 30%.

El planteamiento Conservative Equities de Robeco, que se centra en acciones de baja volatilidad, y que combina prudencia e innovación, ha demostrado su valía en los ocho años transcurridos desde su lanzamiento. Esta estrategia cuenta con una sólida trayectoria frente a los índices de baja volatilidad y capitalización de mercado. Y la anomalía sigue vigente, pese a que la inversión de baja volatilidad gana cada vez más adeptos.
El planteamiento Conservative se basa en un concepto revolucionario: el riesgo y el rendimiento no van de la mano. La estrategia se aprovecha de una de las primeras anomalías investigadas: la anomalía del riesgo reducido. Las acciones con una beta o una volatilidad inferior consiguen rendimientos superiores a los que puede explicarse empleando el Capital Asset Pricing Model. Esta anomalía ha sido demostrada, no solo en los Estados Unidos, sino también en Europa, Japón y los mercados emergentes.

Manténgase al día de las últimas perspectivas sobre inversión cuantitativa
Manténgase al día de las últimas perspectivas sobre inversión cuantitativa
Suscríbase

Los retos de la innovación

“Cuando empezamos, el reto consistía en cómo convertir el factor o anomalía de la baja volatilidad en una cartera eficiente”, dice Pim van Vliet, gestor de la cartera de Robeco Conservative Equities. “Porque, en última instancia, no todas las acciones de baja volatilidad son iguales, así que queremos seleccionar las más interesantes. ¿Por qué invertir en una acción que se deprecia paulatinamente, que tiene baja volatilidad pero un momentum negativo en un mercado alcista?” “Por tanto, aplicamos nuestra filosofía de no ir contra otros factores como los de momento y valor a la hora de seleccionar acciones de baja volatilidad. También queríamos encontrar la forma de limitar la rotación de la cartera. Hemos seguido mejorando el modelo a lo largo de los años. Nuestra filosofía y procesos de inversión han favorecido nuestra evolución en términos de riesgo y rendimiento.”

‘Nuestra filosofía de no ir contra otros factores’

Había retos adicionales que superar. “Explicar el concepto de inversión de baja volatilidad supuso algo igualmente pionero. ¿Qué es y cómo encaja en la cartera de un inversor? Transcurrieron varios años antes de que la baja volatilidad fuese aceptada por algunos líderes de la comunidad inversora internacional,” recuerda Pim. ‘’Explicar el concepto a los clientes nos ayudó a comprender mejor cómo encajaba la estrategia en sus necesidades.”

La prudencia constituye el punto de partida

Arlette van Ditshuizen, compañera de Van Vliet y gestora de la cartera de la estrategia Conservative Equities de Robeco, destaca otro aspecto de la innovación. “La prudencia es el punto de partida de nuestra estrategia", puntualiza. “Lo visionario fue el hecho de que nuestra estrategia no seguía los índices a raja tabla. Cuando empezamos, en lugar de centrarnos en el riesgo relativo nos fijamos en el riesgo absoluto, mientras que la totalidad del sector financiero se fijaba en los índices.”

“Pero seguir un índice muy de cerca no favorece necesariamente los intereses de los clientes. La conservación del capital es más importante, tanto para los inversores,” añade. Para los inversores profesionales, como fondos de pensiones, nuestro interés por el riesgo reducido también es interesante, porque puede ayudar a estabilizar los ratios de financiación.

Van Vliet señala que la prudencia no es solo parte de la estrategia, también forma parte de la cultura de Robeco. “Consideremos por ejemplo nuestra preferencia por una rotación de cartera reducida. Por término medio, un valor permanece cuatro años en la cartera. Queremos que nuestra rotación sea lo más baja posible para minimizar los costes de transacción. Estos costes reducen directamente la rentabilidad neta.”
“Nuestro enfoque de baja rotación es contrario a lo que normalmente se entiende por inversión cuantitativa. Normalmente, la inversión cuantitativa se asocia con la negociación de alta frecuencia y elevados costes de transacción, pero no tiene porqué ser así.”

‘Queremos que nuestra rotación sea lo más baja posible'

“A la hora de generar nuevas ideas, otra característica de nuestra filosofía es la simplicidad. Tratamos de simplificar las cosas al máximo, aunque hay quienes consideran que la complejidad es una forma de demostrar lo mucho que saben. La complejidad solo es pertinente si propicia unos resultados mejores.”

Importancia del análisis interno

Van Ditshuizen subraya la importancia de realizar tu propio análisis: “Los analizamos todo internamente. Preferimos tener nuestros propios datos, para poder comprobarlos y garantizar una buena calidad. Además, tenemos en cuenta muchos aspectos cuando analizamos la eficacia de una variable determinada. Valoramos y sopesamos lo que es más importante.”

Como ella explica, hay que ser cuidadosos al afrontar el análisis. "En ocasiones, un cambio en el modelo puede aumentar el rendimiento, pero también añadir riesgo. O puede conducir a un número distinto de acciones en la cartera, o a peores resultados en mercados bajistas. Cuando hay tantos aspectos que considerar, no creo que sea posible externalizar el análisis satisfactoriamente. Por tanto, estoy muy contenta de que nuestros analistas estén tan cerca.”

Distinta a otras estrategias de baja volatilidad

“Ahora hacemos más hincapié en explicar cómo se diferencia la estrategia Robeco Conservative Equities de otras estrategias,” dice Van Vliet. “Y se diferencia de muchas maneras, porque añadimos elementos para reducir el riesgo o aumentar la rentabilidad. Por ejemplo, tenemos en cuenta el riesgo de atravesar por dificultades, sin tener solo en cuenta los parámetros de riesgo estadísticos retrospectivos. El principal efecto de tener en cuenta esos factores de insolvencia es el de una reducción adicional de los riesgos de cola en relación con una estrategia de baja volatilidad habitual. Además, la inclusión de factores de valor y momentum es una cualidad importante, que se ha revelado muy eficaz en los últimos años.”

A Van Vliet no le preocupa la mayor competencia y la más amplia gama de productos de baja volatilidad en oferta. “Eso es bueno. Los clientes tendrán más opciones. Y, por supuesto, nos complace que aumente el nivel general de interés.”

”Nuestros clientes suelen ser fieles. Es algo que podemos decir después de casi ocho años. Muchos estaban indecisos, pero después de probar nuestra filosofía se han quedado con nosotros,” concluye.

Uno de los primeros países en adoptar el concepto

Los inversores podrían pensar que es curioso que los Países Bajos, un pequeño país europeo, esté a la cabeza de la innovación en lo relativo a la inversión de baja volatilidad, pero Van Vliet puede explicar porqué fue uno de los primeros países en adoptar ese concepto.

“Para algunos, esto podría parecer sorprendente, pero los Países Bajos tienen dos ventajas. La primera es que tiene un sector de fondos de pensiones sofisticado y de gran tamaño, que está a la vanguardia de los últimos acontecimientos. La segunda es que las universidades del país se cuentan entre los líderes mundiales en el campo de la Econometría. En las últimas décadas, las universidades neerlandesas han formados a unos profesionales del análisis cuantitativo del que se nutre el sector financiero. Es el sitio donde hay que estar.” ce una prima de ‘olvido’”. “Por tanto, en nuestras estrategias cuantitativas solemos ponderar por igual a todas las empresas, en lugar de por su tamaño, para tener más exposición a empresas más pequeñas y menos a las de mayor tamaño.”