spaines
Resultados óptimos mediante la personalización cliente a cliente

Resultados óptimos mediante la personalización cliente a cliente

Robeco ofrece a aseguradoras y fondos de pensiones soluciones altamente personalizadas y específicas para cada cliente. Se trata de carteras optimizadas conforme a los objetivos específicos del cliente, conforme a tres consideraciones principales:

Contamos con una amplia trayectoria en gestión de carteras personalizadas según las consideraciones particulares de cada cliente, tanto de regulación como de inversión. Nuestra oferta comprende soluciones de inversión basada en el pasivo (LDI), conciliación de flujos de efectivo, crédito de compra y conservación y productos multiactivos, entre otros.

Soluciones para aseguradoras

La personalización es un elemento esencial para que las aseguradoras puedan sacar el máximo partido a cada estrategia.

Lea más

Fase 1: Entender al cliente

Para diseñar soluciones personalizadas, primero nos aseguramos de comprender bien a nuestro cliente y sus objetivos concretos. La cartera óptima dependerá de sus necesidades concretas en cuanto a objetivos, requerimientos y regulación. Nuestros gestores dedican una dosis importante de tiempo a esta fase de diseño, analizando la finalidad real de la inversión, ya sea la conciliación de flujos de efectivo, la protección de la ratio de solvencia o el crecimiento patrimonial.

Configuración del cliente: identificación de los objetivos de optimización, consideraciones relacionadas con el pasivo y necesidades concretas

Fase 2: Diseño de la cartera óptima

Nuestro equipo especializado de Seguros y Pensiones cuenta con toda la experiencia, las herramientas y los recursos de todo Robeco para diseñar y gestionar soluciones óptimas y altamente personalizadas para cada cliente.

Este equipo se dedica por entero a trasladar los objetivos de inversión de los clientes a soluciones de inversión totalmente personalizadas. Un elemento clave de nuestra oferta es el análisis estratégico de rentabilidad y riesgo y la eficiencia regulatoria. Siempre que resulta posible, podemos ajustar nuestros modelos a las necesidades específicas de conciliación de nuestros clientes, a sus modelos internos y a sus requerimientos de capital conforme a Solvencia II. Podemos asimismo integrar en el proceso de optimización los objetivos ASG específicos marcados por el cliente. Para ello, se integran las evaluaciones ASG y ODS. Robeco es líder en sostenibilidad, y cuenta con calificación A+ en la evaluación conforme a los PRI. Disponemos por tanto del conocimiento teórico y práctico que se requiere para integrar de forma óptima los factores de sostenibilidad en cada cartera.

Los gestores cuentan con los recursos necesarios para diseñar y gestionar las carteras de manera óptima y flexible

Fase 3: Gestión

Tras la fase de diseño, la cartera se gestiona con una gran atención a la gestión del riesgo. Nos aseguramos de que todas las decisiones de inversión se correspondan con los objetivos e ideas del cliente. Para nosotros, mantener una comunicación estrecha con el cliente es un factor determinante para lograr el éxito.

Ofrecer informes periódicos y acceso directo a los gestores de la cartera en relación con las posiciones de la misma, los mercados, la regulación y los análisis es parte integrante del servicio que proporcionamos. Nuestros especialistas comparten proactivamente el conocimiento y responden de manera elaborada y ágil a las solicitudes que les hacen llegar las aseguradoras y fondos de pensiones que se cuentan entre nuestros clientes.

Caso: Proceso de conciliación de flujos de efectivo

En nuestro proceso de inversión por conciliación de flujos de efectivo se optimiza la distribución de las inversiones entre las distintas clases de activos de renta fija. El cliente determina en qué clases de activos e instrumentos concretos desea invertir. Hay una serie de asignaciones que se encuentran predefinidas, lo que genera un objetivo de optimización "residual" de flujos de efectivo. Seguidamente, el presupuesto de riesgo se distribuye de forma óptima entre los distintos "segmentos" de riesgo dentro de cada categoría de activos, nivel de calificación y rango de vencimiento.

Distribución estratégica: ejemplo de conciliación de flujos de efectivo entre distintas clases de activos