spaines
La forma inteligente de ejercer impacto, desde la alimentación hasta la igualdad

La forma inteligente de ejercer impacto, desde la alimentación hasta la igualdad

10-06-2020 | Visión
La inversión de impacto supone marcar una diferencia sobre el terreno y además generar rendimientos financieros. Esto precisa de un proceso de inversión que se dirija expresamente a las empresas que ejercen un impacto social o ambiental cuantificable y constatable en su entorno.
  • Jacob  Messina
    Jacob
    Messina
    Senior SI strategist, RobecoSAM

Así pues, en el proceso de inversión de impacto se identifican las empresas que registran mejoras sociales o ambientales, tanto en sus productos y soluciones como en sus propias operaciones. Además, los inversores se benefician del impacto cuantificable declarado para el conjunto de la cartera.

RobecoSAM comenzó a incorporar estrategias temáticas a su gama de productos a principios de la década de 2000, invirtiendo en empresas que ofrecen soluciones a retos como la escasez de recursos, el abastecimiento no sostenible, la distribución de energía y la mejora de la salud de la creciente población del planeta.

En 2015, cuando se pusieron en marcha los ODS de la ONU, varias de estas estrategias temáticas ya incorporaban muchos de estos objetivos. Años después, gracias a la inclusión de informes de impacto asociados a los ODS en todas ellas, todos los productos de RobecoSAM cuentan con características relacionadas con la inversión de impacto. Así es como ejercemos impacto y a la vez prestamos servicio a nuestros clientes.

Conozca las perspectivas más recientes sobre sostenibilidad
Conozca las perspectivas más recientes sobre sostenibilidad
Suscríbase

1. Agua sostenible

Contar con una fuente segura y fiable de agua potable es una necesidad humana básica. No obstante, a pesar de ser más valiosa que el oro en las zonas más azotadas por la sequía, no parece tener la misma importancia que otras materias primas. El agua no es costosa en general, y eso hace que muchos tomen más de la que les corresponde, mientras que otros pasan sed. La purificación de aguas y el tratamiento de aguas residuales son cuestiones problemáticas que precisan de grandes inversiones.

La estrategia RobecoSAM Sustainable Water es la primera de este tipo que se ha creado en el mundo. Invierte en empresas que utilizan menos agua en sus procesos industriales y de irrigación, reducen la evaporación y las fugas en los conductos, luchan contra la contaminación y apuestan por la desalinización del agua de mar. En solo un año, el 2018, las empresas de la estrategia distribuyeron 5.170 millones de agua potable y limpia, lo que equivale al consumo de un total de 646.566 personas

2. Energía inteligente

Las energías renovables y las instalaciones inteligentes de generación de energía son sin duda la clave para la erradicación de los combustibles fósiles. Los aerogeneradores gigantes –algunos tan grandes como rascacielos– son las nuevas plataformas petrolíferas fuera de costa. Los paneles solares son ya capaces de generar suficiente electricidad para abastecer ciudades enteras. Si añadimos las presas hidroeléctricas y los biocombustibles, tenemos todos los elementos necesarios para llegar algún día a sustituir al carbón.

Las empresas de energías renovables de la estrategia RobecoSAM Smart Energy produjeron 157 gigavatios-hora de electricidad en 2019, lo que equivale al consumo anual de más de 39.000 hogares. La reducción de CO2 que esto representa equivale a unas 96.800 toneladas, o lo que es lo mismo, a sacar de las carreteras 37.000 coches convencionales.

3. Materiales inteligentes

Los coches eléctricos tienen componentes distintos que los alimentados con gasolina, sobre todo los de sus baterías. Necesitan cadmio y litio, entre otros minerales que ahora están siendo extraídos masivamente, y antes no. Los materiales transformativos están generando oportunidades también en los ámbitos de los dispositivos láser, la impresión en 3D y los métodos avanzados de reciclaje, por no mencionar los plásticos biodegradables e incluso prótesis humanas.

Las empresas de la estrategia RobecoSAM Smart Materials han marcado la diferencia reciclando 5.481 toneladas métricas de materiales en 2019, el equivalente a lo que utilizan al año 26.058 personas. Se han dejado de emitir unas 32.060 toneladas métricas de desechos, lo que normalmente generan 65.780 personas. Y las que apuestan por reducir su consumo de energía han evitado que 465.095 toneladas de CO2 entren en la atmósfera, como si se hubieran sacado de las carreteras 326.605 coches no eléctricos.

4. Igualdad de género

La población mundial está compuesta por igual por hombres y mujeres, pero las desigualdades en oportunidades de empleo, desde la equiparación de salarios hasta los techos de cristal para las ejecutivas, siguen afectando al mundo empresarial. Es una lástima, ya que los estudios demuestran que las empresas con mayor diversidad y las que tratan a las mujeres con igualdad cuentan con una sólida ventaja competitiva.
Las empresas visionarias que forman parte de la estrategia Global Gender Equality Impact contribuyen a marcar la diferencia. Y un aspecto único de esta estrategia es que sus empresas van más allá de la paridad en el consejo de administración. Según los estudios realizados, solamente el 29% de los miembros de los consejos de administración de las empresas europeas son mujeres, la representación femenina en la población activa global ha descendido al 35% y, al ritmo actual, se tardarán 22 años en cerrar la brecha salarial de género. Por eso, invertir en las empresas adecuadas puede marcar la diferencia.
Los temas relacionados con este artículo son: