latames
La gripe española y los estilos de renta variable

La gripe española y los estilos de renta variable

02-04-2020 | Visión

El Covid-19 apareció por primera vez a principios de diciembre de 2019. Desde entonces, el brote se ha convertido en una pandemia, con más de 100.000 casos confirmados en todo el mundo y decenas de miles de muertos. En marzo, los mercados globales de renta variable cayeron bruscamente, a medida que crecía la preocupación por la propagación del virus y las consecuencias económicas de las medidas de confinamiento. En lo que va del año, los mercados estadounidenses de renta variable han caído aproximadamente un 20%.

  • Pim  van Vliet, PhD
    Pim
    van Vliet, PhD
    Lead Portfolio Manager Conservative Equities
  • Guido  Baltussen
    Guido
    Baltussen
    Lead Portfolio Manager

Lectura rápida

  • Durante la Primera Guerra Mundial, los mercados bajaron un 20% y se recuperaron
  • Los dividendos altos y la baja volatilidad ofrecieron protección, pero no tanto como en otras correcciones
  • Durante las épocas de un gran sell-off y sus subsiguientes recuperaciones, la combinación de estilos ha aportado valor

Desde el inicio de 2020, los distintos estilos de renta variable (o “factores”) han mostrado una evolución muy dispar, como se ilustra en la siguiente tabla. Se muestran los resultados relativos de estos cuatro estilos con respecto al índice de mercado, en dólares estadounidenses, a martes 31 de marzo. Hemos utilizado los índices MSCI y S&P de dominio público1.

Los factores de momentum y baja volatilidad han mostrado una rentabilidad positiva en relación con el mercado, mientras que los títulos de capitalización reducida y dividendo elevado (value) han obtenido peores resultados2. En retrospectiva, los inversores deberían haberse centrado solo en baja volatilidad y momentum para encontrar cierta protección durante el primer trimestre de 2020. Marzo ha resultado particularmente complicado para los factores. Las orientación, aunque fuera reducida, hacia acciones value habrá resultado significativamente perjudicial para los resultados en este periodo de venta masiva.

Síganos ahora también en Instagram
Síganos ahora también en Instagram
Siganos

Tabla 1 | Rentabilidades del mercado y los factores en el 1T 2020

Fuente: Robeco, Bloomberg.

Para comprender mejor la evolución de los factores y mercados de renta variable durante una pandemia, hemos analizado en detalle el brote de gripe española del período 1918-1919.

Factores y pandemias

Parafraseando las primeras líneas de Anna Karenina, de Tolstói, todos los mercados alcistas se parecen unos a otros (no sucede nada malo); pero cada mercado bajista tiene un motivo especial para ser bajista. Cada crisis es diferente, pero tal vez la historia pueda darnos algunas pistas. El mundo ha experimentado otras pandemias en el pasado, una de las más destacadas la gripe “española” de 1918-1919.

Esta pandemia de gripe se produjo en tres oleadas, entre 1918 y 1919. La primera comenzó en marzo de 1918 y duró hasta el verano. La segunda ola fue la más letal y tuvo lugar durante el otoño de 2018 (de octubre a diciembre). Estuvo seguida por una tercera oleada, en la primavera de 1919 (febrero). Después de eso, desapareció, probablemente debido a la mejora de los tratamientos o a una mutación del virus en una forma menos letal.

Durante esta pandemia, que se extendió por todo el mundo a través de los viajeros y los soldados que luchaban en la Primera Guerra Mundial, alrededor de 40 millones de personas murieron en todo el mundo desde principios de la primavera de 1918 hasta finales de la primavera de 1919, de ellas, 675.000 solo en Estados Unidos (alrededor del 0,8% de la población de 1910).3 

La pandemia se produjo hacia el final de la Primera Guerra Mundial, un período de gran tensión económica y graves caídas en el mercado

Durante esta pandemia, muchas empresas tuvieron que hacer frente a importantes trastornos económicos debido a la falta de trabajadores, al cierre temporal de otros negocios y a la caída de la demanda. Además, la pandemia se produjo hacia el final de la Primera Guerra Mundial, un período de gran tensión económica y graves caídas en el mercado, como se ilustra a continuación.

¿Cómo se comportaron los mercados de renta variable y los factores durante este período? No existen datos relativos a los años en torno a 1918 en la base de datos de uso general CRSP, que comienza a partir de 1926. Por ello, la mayoría de los inversores desconoce cuál fue la evolución de los factores durante el período en que tuvo lugar el brote de gripe en española. Quizás se podrían extraer conclusiones de este período (y de otros sell-offs ocurridos antes de 1926).

Para responder a esta pregunta, hemos utilizado los datos de todos los valores estadounidenses cotizados y sus características que se incluyen en el estudio de Baltussen, Van Vliet y Van Vliet (2020). Al estudiar los estilos de renta variable, es muy importante introducir ajustes para corregir el efecto del tamaño, ya que las compañías de capitalización reducida tienden a mostrarse más sesgadas y volátiles, y pueden condicionar los resultados. Además, el período anterior a la CRSP estuvo caracterizado por la salida a bolsa de acciones de pequeña envergadura y escasa negociación, lo que hace importante ponderar conforme al value la rentabilidad de las acciones a la hora de estudiar los efectos económicos más significativos para los inversores. Baltussen, Van Vliet y Van Vliet (2020) complementan su base de datos sobre valores con datos recogidos manualmente sobre la capitalización de mercado de las acciones estadounidenses, ampliando así el período de la CRSP a 1866.4

De acuerdo con Fama-French, los factores se construyen dividiendo todas las acciones en dos grupos: pequeñas y grandes, y ordenándolas seguidamente conforme a value (rentabilidad por dividendo; “DIV”), volatilidad (volatilidad de su rentabilidad a 36 meses: “LowVol”) y momentum (rentabilidad a 12-1 meses; “MOM”), en una clasificación de 2x3. Nos centraremos en el 50% de acciones más grandes, para los estilos de renta variable. Además, determinamos la rentabilidad ponderada según value de todas las acciones consideradas pequeñas (“SMALL”).

Puesto que la gripe española coincidió parcialmente con la Primera Guerra Mundial, en los mercados de valores existía una importante preocupación por este conflicto bélico. El mercado de valores alcanzó su pico máximo en noviembre de 1916, pero seguidamente sufrió una venta masiva que lo hizo tocar fondo un año después. Ante el alivio generado por el final de la guerra, se inició una recuperación, y fue entonces cuando se produjo la gripe española. En la figura siguiente se muestra la evolución del mercado de valores y los estilos de renta variable durante el periodo comprendido entre el pico máximo del mercado durante la Primera Guerra Mundial y la duración de la gripe española (noviembre de 1916), hasta que el mercado tocó fondo (noviembre de 1917) y tuvo lugar la subsiguiente recuperación (febrero de 1919).

A lo largo de este período, el mercado cayó alrededor del 20%, desde su máximo hasta su mínimo, debido a los acontecimientos negativos relacionados con la Primera Guerra Mundial. Las acciones de alto dividendo y baja volatilidad ofrecieron protección, aunque no tanto como en otras correcciones del mercado. Todas las acciones se desplazaron en paralelo, y las correlaciones aumentaron. No había sitio donde esconderse. Un poco como el reciente sell-off de marzo 2020. Posteriormente, los mercados se recuperaron, aunque con un bache en torno al primer brote de gripe española.

Las acciones de alto dividendo y baja volatilidad ofrecieron protección, aunque no tanto como en otras correcciones del mercado

Los mercados se recuperaron por completo a finales de febrero de 1919. Durante la corrección, las acciones de capitalización reducida registraron rentabilidades comparativamente inferiores, y las acciones ganadoras evolucionaron en línea con el mercado. En el subsiguiente periodo de recuperación, las acciones de capitalización reducida fueron las que ofrecieron mejores resultados.

Analizando otras correcciones históricas del mercado de renta variable

Históricamente, las epidemias y las pandemias a menudo han causado correcciones a corto plazo en el mercado de renta variable (como fue el caso del SRAS, el MERS o la gripe de Hong Kong, entre otros). Teniendo en cuenta que las correcciones en renta variable son menos infrecuentes que las pandemias, resulta especialmente interesante examinar más de cerca la evolución de los distintos estilos de renta variable en otros periodos de corrección del mercado, anteriores a 1926.

Esta selección de crisis de mercado incluye ciertos episodios que no se estudian muy a menudo. Hablamos por ejemplo del Pánico financiero de 1907, también conocido como la Crisis de Knickerbocker5, y también los casos de pánico de 1903, 1893, 1884 y 1873. En estas seis correcciones, el mercado de valores cayó aproximadamente entre un 20% y un 25%. Durante estos episodios, se observa el patrón de que los estilos de baja volatilidad y momentum ofrecen protección, de forma similar a lo sucedido en marzo de 2020.

Curiosamente, durante las recuperaciones que siguieron a estos hechos (cuyo marco temporal resulta, por cierto, difícil de predecir), las acciones de capitalización reducida y dividendo elevado ofrecieron rentabilidades superiores, como se muestra en la siguiente figura. También presentamos una estrategia “conservadora” multiestilo, en la línea de Blitz y Van Vliet (2018), en la que baja volatilidad, momentum y rentabilidad se combinan en una misma estrategia (“LowVol+”).6 En general, esta estrategia “multiestilo” logra limitar las pérdidas y ofrecer resultados superiores durante el ciclo de corrección-recuperación.

Reflexiones finales

Las pandemias son acontecimientos infrecuentes, pero la historia puede darnos pistas importante sobre qué cabe esperar. En siglos pasados se han producido pandemias, como la gripe española (1918-1919) o la peste negra (1348-1351) entre otras, y hemos aprendido que tienen lugar en oleadas, y que ejercen un enorme impacto sobre la sociedad y los mercados. El caso presentado en este estudio puede ofrecer una idea preliminar de los efectos de las pandemias y las correcciones del mercado en los estilos de renta variable, pero no es en absoluto exhaustivo. La casuística y circunstancias cambian. Dicho esto, creemos que la historia ofrece orientación, ya que muchos estudios revelan que existe cierta previsibilidad en la forma en que los inversores reaccionan ante las noticias. Les rogamos que tengan en cuenta que este estudio aún no ha sido revisado por expertos, y se actualizará en los próximos meses.

1Hemos utilizado, respectivamente, los índices estadounidenses MSCI Minimum Volatility, ponderado conforme a value, momentum y dividendo elevado, los índices estadounidenses de empresas de capitalización reducida, y los índices estadounidenses S&P 500 de baja volatilidad, value puro, momentum y dividendo elevado, así como el índice Russell 2000 (capitalización reducida).
2Ha habido diferencias significativas dentro de cada estilo en 2020. Por ello, hemos combinado (con igual representación) los diferentes índices de estilos de MSCI y S&P, y nos hemos centrado únicamente en el mercado estadounidense.
3Garrett, T.A., 2007, Economic Effects of the 1918 Influenza Pandemic, working paper Federal Reserve Bank of St. Louis.
4El estudio estará disponible a lo largo de este año, y en él se incluirán todos los detalles sobre el universo de inversión y la construcción de la base de datos. Para el estudio casuístico del periodo 1918-1919, hemos tomado 523 acciones estadounidenses sobre las que disponemos datos de capitalización de mercado y, al menos, un año de resultados.
5https://es.wikipedia.org/wiki/Pánico_financiero_de_1907
6https://papers.ssrn.com/sol3/papers.cfm?abstract_id=3145152

Los temas relacionados con este artículo son:
Logo

Información importante

Los Fondos Robeco Capital Growth no han sido inscritos conforme a la Ley de sociedades de inversión de Estados Unidos (United States Investment Company Act) de 1940, en su versión en vigor, ni conforme a la Ley de valores de Estados Unidos (United States Securities Act) de 1933, en su versión en vigor. Ninguna de las acciones puede ser ofrecida o vendida, directa o indirectamente, en los Estados Unidos ni a ninguna Persona estadounidense en el sentido de la Regulation S promulgada en virtud de la Ley de Valores de 1933, en su versión en vigor (en lo sucesivo, la “Ley de Valores”)). Asimismo, Robeco Institutional Asset Management B.V. (Robeco) no presta servicios de asesoramiento de inversión, ni da a entender que puede ofrecer este tipo de servicios, en los Estados Unidos ni a ninguna Persona estadounidense (en el sentido de la Regulation S promulgada en virtud de la Ley de Valores).

Este sitio Web está únicamente destinado a su uso por Personas no estadounidenses fuera de Estados Unidos (en el sentido de la Regulation S promulgada en virtud de la Ley de Valores) que sean inversores profesionales o fiduciarios profesionales que representen a dichos inversores que no sean Personas estadounidenses. Al hacer clic en el botón “Acepto” que se encuentra en el aviso sobre descargo de responsabilidad de nuestro sitio Web y acceder a la información que se encuentra en dicho sitio, incluidos sus subdominios, usted confirma y acepta lo siguiente: (i) que ha leído, comprendido y aceptado el presente aviso legal, (ii) que se ha informado de las restricciones legales aplicables y que, al acceder a la información contenida en este sitio Web, manifiesta que no infringe, ni provocará que Robeco o alguna de sus entidades o emisores vinculados infrinjan, ninguna ley aplicable, por lo que usted está legalmente autorizado a acceder a dicha información, en su propio nombre y en representación de sus clientes de asesoramiento de inversión, en su caso, (iii) que usted comprende y acepta que determinada información contenida en el presente documento se refiere a valores que no han sido inscritos en virtud de la Ley de Valores, y que solo pueden venderse u ofrecerse fuera de Estados Unidos y únicamente por cuenta o en beneficio de Personas no estadounidenses (en el sentido de la Regulation S promulgada en virtud de la Ley de Valores), (iv) que usted es, o actúa como asesor de inversión discrecional en representación de, una Persona no estadounidense (en el sentido de la Regulation S promulgada en virtud de la Ley de Valores) situada fuera de los Estados Unidos y (v) que usted es, o actúa como asesor de inversión discrecional en representación de, un inversión profesional no minorista. El acceso a este sitio Web ha sido limitado, de manera que no constituya intento de venta dirigida (según se define este concepto en la Regulation S promulgada en virtud de la Ley de Valores) en Estados Unidos, y que no pueda entenderse que a través del mismo Robeco dé a entender al público estadounidense en general que ofrece servicios de asesoramiento de inversión. Nada de lo aquí señalado constituye una oferta de venta de valores o la promoción de una oferta de compra de valores en ninguna jurisdicción. Nos reservamos el derecho a denegar acceso a cualquier visitante, incluidos, a título únicamente ilustrativo, aquellos visitantes con direcciones IP ubicadas en Estados Unidos.

Este sitio Web ha sido cuidadosamente elaborado por Robeco. La información de esta publicación proviene de fuentes que son consideradas fiables. Robeco no es responsable de la exactitud o de la exhaustividad de los hechos, opiniones, expectativas y resultados referidos en la misma. Aunque en la elaboración de este sitio Web se ha extremado la precaución, no aceptamos responsabilidad alguna por los daños de ningún tipo que se deriven de una información incorrecta o incompleta. El presente sitio Web podrá sufrir cambios sin previo aviso. El valor de las inversiones puede fluctuar. Rendimientos anteriores no son garantía de resultados futuros. Si la divisa en que se expresa el rendimiento pasado difiere de la divisa del país en que usted reside, tenga en cuenta que el rendimiento mostrado podría aumentar o disminuir al convertirlo a su divisa local debido a las fluctuaciones de los tipos de cambio. Para inversores profesionales únicamente. Prohibida su comunicación al público en general.

No estoy de acuerdo