latames
Alcance sus objetivos de inversión empleando factores: Mejorar la rentabilidad

Alcance sus objetivos de inversión empleando factores: Mejorar la rentabilidad

28-05-2018 | Visión

Las estrategias basadas en factores pueden mejorar la rentabilidad a largo plazo. Segundo artículo de una serie sobre cómo los factores pueden ayudar a los inversores a alcanzar objetivos específicos.

Lectura rápida

  • La exposición sistemática a factores es una manera eficiente de mejorar la rentabilidad
  • El Factor Investing ofrece un punto medio entre la gestión activa y pasiva
  • Los inversores deben asegurarse de adoptar estrategias bien diseñadas

Contexto

Una de las transformaciones más importantes que han tenido lugar en los últimos años en el sector financiero ha sido la masiva transición de las estrategias de inversión activa a las pasivas. Durante décadas, el rendimiento ofrecido por las gestoras activas ha sido a menudo decepcionante, lo cual, unido a la preocupación por los costes ha hecho que muchos inversores apuesten por estrategias indexadas de bajo coste, a menudo mediante el uso de los ETF.

Pero esta migración suscita diversas inquietudes. Por ejemplo, optar por la gestión pasiva puede ahorrar costes y evitar sorpresas desagradables cuando el gestor activo se equivoca, pero también genera una rentabilidad comparativamente inferior, y crónica, cuando se tienen en cuenta los costes. Asimismo, las estrategias pasivas se encuentran expuestas a un notable riesgo de arbitraje.

En este contexto, muchos inversores han decidido optar por el Factor Investing, en un esfuerzo por obtener una mayor rentabilidad ajustada al riesgo manteniendo a la vez los gastos en niveles relativamente bajos. De hecho, en una encuesta realizada en 2017 por FTSE Russell entre propietarios de activos, la mejora de la rentabilidad ocupaba el segundo puesto en la lista de principales objetivos de inversión que les hacían plantearse la adopción de estrategias basadas en factores.

Manténgase al día de las últimas perspectivas sobre inversión cuantitativa
Manténgase al día de las últimas perspectivas sobre inversión cuantitativa
Suscríbase

Base científica

El Factor Investing tiene sus orígenes en la ingente cantidad de pruebas empíricas que se han ido acumulando a lo largo de más de cuatro décadas, y que documentan la existencia de distintas primas asociadas a factores en los mercados financieros. Estas primas pueden aprovecharse sistemáticamente para mejorar el perfil riesgo/rentabilidad de una cartera.

Los factores pueden asociarse a diferentes características de un instrumento financiero —valoración, momentum de precio, volatilidad...— que son determinantes importantes de su riesgo y rentabilidad a largo plazo. Los valores que presentan determinadas características, desde la perspectiva de los factores, se ha demostrado que presentan una mayor rentabilidad ajustada al riesgo que la cartera de mercado, a largo plazo (véase la Figura 1).

Figura 1: Rentabilidad histórica de los factores genéricos en renta variable

Fuente: David Blitz, “Factor Investing Revisited”, Journal of Index Investing, 2015. Cifras de rendimiento de las carteras genéricas estadounidenses de factores ponderadas según valor, entre julio de 1963 y diciembre de 2014. La Calidad se define como la combinación equilibrada, con igual representación, de las carteras de factores Rentabilidad e Inversión.

A pesar de sus profundas raíces académicas, la verdadera consagración del Factor Investing no llegó hasta 2009, con la publicación de un informe de investigación1 por parte de Andrew Ang, William Goetzmann y Stephen Schaefer. El estudio analizaba el rendimiento de uno de los mayores fondos patrimoniales soberanos del mundo, el que invierte los ingresos generados por el petróleo noruego, y en él estos tres académicos demostraron que el valor añadido de la gestión activa adoptada por el fondo no reflejaba una destreza real, sino que de hecho podía atribuirse a su exposición implícita a factores sistemáticos.

Los autores defendían además la adopción del Factor Investing, debido a que los horizontes de inversión para las primas de factor son dilatados. A partir de ese momento, el concepto ganó popularidad rápidamente entre los profesionales de la inversión de todo el mundo que se enfrentaban a problemas similares y buscaban una manera eficiente y prudente de aprovechar sistemáticamente las primas de factor.

Consideraciones adicionales

Adoptar el Factor Investing no es una decisión binaria de “sí o no”. Una vez deciden apostar por el Factor Investing, los inversores deben tomar una serie de decisiones importantes que serán cruciales para el éxito de su estrategia. La primera de ellas se refiere a qué factores desean orientarse. Esto puede parecer muy básico, pero no se trata en absoluto de una consideración trivial. La mayoría de los proveedores de productos se centran en un puñado de factores bien contrastados, pero los académicos continúan debatiendo sobre si analizar los factores más exóticos, de reciente aparición, realmente puede agregar valor.

El segundo gran elemento sobre el que los inversores deben decidir es la proporción de sus recursos que quieren asignar a cada factor en su combinación estratégica. Esta cuestión está siendo objeto de intenso debate entre académicos y profesionales del sector. Algunos aducen que las exposiciones a los factores pueden temporalizarse tácticamente y que aquellos factores que presentan el mejor potencial a medio plazo deben tener prioridad, mientras que otros —como es el caso de Robeco— son conscientes de lo complicado que es realizar esta temporalización y optan por una exposición equilibrada, salvo cuando el interés estratégico del inversor se centre en un factor concreto.

El tercer paso crucial consiste en asegurarse de que la solución escogida captura eficazmente las primas de los factores. Esto supone poder identificar a qué riesgos están expuestos en sus posiciones de Factor Investing, y saber cuáles de estos riesgos resultan necesarios y cuáles no. Por ello, resulta muy importante poder desarrollar herramientas que ayuden a identificar y eliminar estos riesgos no retribuidos.

1 A. Ang, W. Goetzmann y S. Schaefer, "Evaluation of Active Management of the Norwegian Government Pension Fund – Global" (Evaluación de la gestión activa del Fondo de Pensiones del Gobierno Noruego – Global), elaborado a petición del Ministerio de Finanzas de Noruega, 2009.

Alcance sus objetivos de inversión empleando factores

Esta serie de artículos pretende ilustrar la gran variedad de objetivos de inversión que es posible alcanzar a través de estrategias basadas en factores.

Leer todos los artículos:

Alcance sus objetivos de inversión empleando factores: Reducir el riesgo Alcance sus objetivos de inversión empleando factores: Mejorar la rentabilidad Alcance sus objetivos de inversión empleando factores: Mejorar la diversificación
Los temas relacionados con este artículo son: