spanjees
Seis formas de mejorar la sostenibilidad de las carteras de crédito

Seis formas de mejorar la sostenibilidad de las carteras de crédito

29-11-2017 | Visión

Estamos convencidos de que analizar la información sobre sostenibilidad propicia decisiones de inversión mejor fundamentadas. Mientras que la integración de la sostenibilidad lleva años practicándose en la inversión en renta variable, en renta fija apenas ha empezado a aplicarse de forma generalizada. En Robeco tenemos actualmente seis formas distintas para mejorar la sostenibilidad de las carteras de crédito. Pero como también pensamos en el futuro y, junto con RobecoSAM, estamos creando un marco para determinar la contribución de las empresas a lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible, un conjunto de objetivos de sostenibilidad adoptados en 2015 por las Nacionales Unidas para sustituir a los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Dicho marco supondrá un paso adicional en el proceso continuado de integrar la sostenibilidad en las soluciones de crédito de Robeco.

  • Jan Willem de Moor
    Jan Willem
    de Moor
    Senior Portfolio Manager Credit
  • Taeke  Wiersma
    Taeke
    Wiersma
    Co-head Credit Research

Lectura rápida

  • La información ASG es un componente importante de nuestro proceso de inversión
  • Disponemos de seis formas de integrar la sostenibilidad
  • Pueden utilizarse distintas combinaciones en función de la estrategia

Un creciente número de gestores de inversión aplican algún tipo de integración de la sostenibilidad en sus carteras. Los enfoques van desde hacer exclusiones básicas hasta una integración de sostenibilidad plena, pasando por la inversión de impacto. En Robeco, creemos que la sostenibilidad es un motor de cambio a largo plazo de países y empresas, con efectos sobre la rentabilidad. Dependiendo de la estrategia, contamos con una gama de seis métodos para integrar la sostenibilidad en nuestro proceso de inversión en crédito.

Conozca las perspectivas más recientes sobre sostenibilidad
Conozca las perspectivas más recientes sobre sostenibilidad
Suscríbase

1: Excluir empresas controvertidas

La primera forma de mejorar la sostenibilidad de nuestras carteras de crédito consiste en la exclusión de empresas que juzgamos demasiado controvertidas en su desempeño empresarial. Aplicamos este criterio a todas nuestras carteras de crédito. Excluimos varias empresas que sistemáticamente incumplen el Pacto Global de las Naciones Unidas y no dan señales de mejora tras un proceso de tres años de intenso diálogo. Dichos incumplimientos pueden por ejemplo referirse a cuestiones de derechos humanos, corrupción y medio ambiente. También se excluyen de nuestro universo de inversión aquellas empresas dedicadas a la fabricación de armas controvertidas. Aunque en general preferimos dialogar con las empresas en lugar de excluirlas, excluimos estos dos grupos de empresas de todas nuestras carteras de crédito.

2: Valoración sistemática del desempeño de ASG en nuestro análisis por fundamentales

El análisis por fundamentales de las empresas en las que invertimos constituye la base de nuestro enfoque de inversión en crédito. Los analistas de crédito realizan una evaluación detallada de la posición empresarial, estrategia, estructura corporativa y situación financiera de una empresa, que complementan siempre con una evaluación de cómo aborda la empresa los temas ambientales, sociales y de gobernanza corporativa (ASG).

Esta evaluación de ASG supone el complemento ideal al análisis tradicional, porque permite que el analista identifique posibles riesgos que en otro caso habrían permanecido ocultos. Como ejemplos encontramos el riesgo de reclamaciones por contaminación o falta de medidas de seguridad para el personal, o una gobernanza corporativa deficiente que pueda propiciar el fraude. Cuando estos riesgos complementarios sean lo suficientemente importantes para entrañar una amenaza para la estabilidad financiera de la empresa, el analista ajustará su evaluación de la empresa. Ese es el caso en alrededor del 30% de las veces.

Integración ASG en carteras de crédito cuantitativas
En el caso de las carteras de crédito de gestión cuantitativa, seguimos normas de construcción de cartera para asegurarnos de que empresas con puntuaciones de sostenibilidad de RobecoSAM elevadas tienen más probabilidades de ser incluidas en la cartera que otras con puntuación baja. Además, nuestros analistas de crédito evalúan si las empresas propuestas como inversión por el modelo cuantitativo entrañan otros riesgos ASG. No invertiremos en tales empresas cuando esos riesgos son financieramente relevantes.

3: Dialogamos activamente con las empresas en las que invertimos

Aunque como bonistas no disponemos de derechos de voto formales en las juntas de las empresas en las que invertimos, sí que podemos influenciar como acreedores para inducir posibles mejoras en la conducta de dichas empresas. Nos centramos en mejorar la conducta corporativa sostenible, lo que puede deparar una mejor rentabilidad a largo plazo de la empresa y, por tanto, mejorar la calidad de nuestras inversiones. La selección de los temas de diálogo adecuados para cada sector supone un trabajo conjunto de gestores de cartera, especialistas en titularidad activa y analistas de sostenibilidad de RobecoSAM.

4: Reducir la huella medioambiental de las carteras

Otra forma de mejorar la sostenibilidad de una cartera de crédito consiste en reducir su huella medioambiental global. RobecoSAM mide las emisiones de gases de efecto invernadero, el consumo de energía, la utilización del agua y la generación de residuos de las empresas en las que invertimos. Empleamos esta información para sustituir las empresas con mayor impacto negativo sobre para la sociedad por otras con menor impacto. Seguimos este método simple pero eficaz en varias carteras de crédito, para asegurarnos de que la huella medioambiental conjunta de tales carteras es inferior a la media.

Reconocimiento
Nuestro enfoque de integración ASG en bonos corporativos fue recompensado por la UNPRI en su evaluación de 2017 con la elevada puntuación de A+.

5: Invertir parte de la cartera en bonos verdes

Cada vez más empresas e instituciones emiten bonos cuyos ingresos se dedican a financiar proyectos ecológicos. Estos ‘bonos verdes’ constituyen una parte creciente del universo de crédito con categoría de inversión. Una forma de mejorar la sostenibilidad de las carteras de crédito consiste en invertir en este tipo de bonos.

Solo invertimos en bonos verdes con un potencial de rentabilidad atractivo. Además, examinamos detenidamente la documentación de estos bonos verdes para asegurarnos de que los fondos captados con su emisión se destinan efectivamente a financiar proyectos ecológicos. En los últimos años no solo ha aumentado la oferta de bonos verdes; su demanda también es creciente. Es por eso que el potencial de rentabilidad de muchos bonos verdes es interesante.

6: Construir el universo mejor de su categoría

Los cinco enfoques de sostenibilidad expuestos anteriormente se centran en conservar o incluso mejorar el alfa de la cartera. Para los inversores que desean ir más allá con la sostenibilidad y que consideran que la sostenibilidad de una cartera es tan importante o incluso más que su alfa, podemos ajustar el universo de inversión de tal forma que solo incluya las empresas más sostenibles. En varias carteras de crédito aplicamos un enfoque ‘mejor de su categoría’. En cada sector económico clasificamos las empresas del mismo en base a su puntuación de sostenibilidad de RobecoSAM, y seleccionamos solo las empresas de la mitad superior. Con independencia de las decisiones de inversión posteriores, la cartera resultante tiene un carácter mucho más sostenible que su índice de referencia.

Objetivos de Desarrollo Sostenible
Como firmante de la Agenda de Inversión ODS neerlandesa, Robeco se ha comprometido a respaldar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, por considerarlos como revulsivos clave de un cambio a mejor. Robeco también participa en diversas actividades para determinar cómo puede la industria de la inversión ayudar a lograr tales objetivos. En una de tales iniciativas colaboramos estrechamente con RobecoSAM para desarrollar un marco ODS que permita puntuar a las empresas en función de la contribución que realizan. Dicho marco será el primer paso para construir carteras de crédito que tengan un impacto positivo tangible en la consecución de tales objetivos.