latames
SI Opener: La pandemia Covid-19 agrava la desigualdad

SI Opener: La pandemia Covid-19 agrava la desigualdad

23-09-2021 | SI Opener
La pandemia Covid-19 ha revertido los avances en la reducción de la pobreza global y ha tenido un profundo impacto en diversos aspectos de la desigualdad. El análisis del mercado de trabajo sugiere que los trabajadores menos cualificados, los jóvenes y las mujeres han salido mucho peor parados que los trabajadores con alta formación.
  • Masja Zandbergen - Albers
    Masja
    Zandbergen - Albers
    Head of sustainability Integration
  • Max Schieler
    Max
    Schieler
    Senior Country Risk Specialist at RobecoSAM

Lectura rápida

  • Aumento generalizado de las disparidades de renta y riqueza dentro de los países
  • La mayor desigualdad podría exacerbar la inestabilidad política y reducir el crecimiento
  • La creciente disparidad de rentas también tiene implicaciones para los inversores
Ese impacto asimétrico sobre el empleo, los beneficios y la riqueza nos lleva a prever un nuevo aumento de la desigualdad durante la pandemia, agravando las preocupaciones políticas y socioeconómicas imperantes incluso antes de 2020. En Robeco somos conscientes de que la desigual distribución de recursos tiene graves consecuencias para la economía y la sociedad. Ese es el motivo por el que siempre hemos considerado la desigualdad de rentas como un componente esencial de nuestra Clasificación de Países según Sostenibilidad y del programa de interacción.

La brecha entre ricos y pobres se encuentra ahora en su nivel más alto de 30 años

La pandemia ha expuesto y agravado las desigualdades existentes en varios segmentos de la sociedad, así como entre sectores y regiones. Aunque los datos oficiales sobre desigualdad de rentas se publican con cierto desfase, el análisis del mercado laboral apunta a que Covid-19 ha tenido un impacto muy desigual entre distintos grupos de trabajadores. Los trabajadores menos cualificados, los jóvenes y las mujeres han salido mucho peor parados que los trabajadores con alta formación. Este impacto asimétrico sobre el empleo y los beneficios nos lleva a prever que la igualdad va a seguir aumentando.

Antes de la pandemia, esa tendencia ya llevaba un tiempo poniéndose de manifiesto en la mayoría de las economías avanzadas y mercados emergentes de mayor tamaño. De hecho, la brecha entre ricos y pobres se encuentra ahora en su nivel más alto de 30 años en buena parte de los países de la OCDE. El 10% más rico de la población gana 8,6 veces más que el 10% más pobre, en comparación con una ratio de 7:1 en la década de 1980.1 El efecto adverso de la pandemia también dará al traste, al menos temporalmente, con una tendencia positiva observada en las tres últimas décadas en muchos países de mercados emergentes y en desarrollo de renta baja, en los que la desigualdad de rentas interna se había estado reduciendo, aunque partiendo de unos niveles elevados.2

Inversión sobre el clima: de la emergencia a las soluciones
Inversión sobre el clima: de la emergencia a las soluciones
Siga leyendo

Wealth disparities are even more extreme

Algunos datos apuntan a que en 2020 las repercusiones de la pandemia se tradujeron en un aumento generalizado de la desigualdad de riqueza, tanto entre países como dentro de ellos. Y lo que es más importante, la desigualdad de riqueza es incluso mayor que la que afecta a las rentas. Según el Informe Mundial de la Riqueza 2021 de Credit Suisse, el porcentaje de riqueza del 10% superior aumentó el último año en 0,9 puntos porcentuales, y el porcentaje del 1% más alto en 1,1 puntos porcentuales.3 Con la excepción del porcentaje del 1% superior de 2014, el aumento de la desigualdad del año pasado fue muy superior a la de cualquier otro año de este siglo. El número de grandes fortunas individuales aumentó un 24%, mientras que el número de millonarios en dólares creció en 5,2 millones de personas, hasta 56,1 millones, lo que equivale a alrededor del 1% de los adultos del mundo. El mismo informe considera que el 10% superior de los adultos posee el 82% de la riqueza mundial, y que solo el 1% superior es titular de casi la mitad (45%).

En términos regionales también se detectó un aumento de la brecha de riqueza en 2020. Europa y América del Norte protagonizaron el grueso del aumento de riqueza el año pasado, mientras que India y Latinoamérica se contaron entre los perdedores.

El aumento de la desigualdad acarrea graves consecuencias para la sociedad y la economía

En los últimos años, el efecto de la desigualdad sobre el crecimiento, la política y la sociedad ha sido objeto de un enconado debate. Es obvio que la desigualdad es consustancial a un sistema económico de mercado, consecuencia de diferencias en el esfuerzo, las preferencias individuales, la suerte, las oportunidades o el talento. Además, un aumento de la desigualdad puede actuar de revulsivo del crecimiento, al ofrecer incentivos para que las personas inviertan en su capital humano, y fomentar el ahorro, la inversión y la asunción de riesgos. Por otra parte, existe un consenso creciente en que, de no corregirse, una desigualdad excesiva entraña un riesgo de perturbación para la economía, el tejido social y la estabilidad política.

Existe un consenso creciente en que, de no corregirse, una desigualdad excesiva entraña un riesgo de perturbación para la economía, el tejido social y la estabilidad política

El coeficiente de Gini se suele utilizar como medida de la desigualdad económica: un coeficiente bajo equivale a una desigualdad de rentas reducida. Según un análisis de la OCDE, una reducción de la desigualdad de un punto en el coeficiente Gini se traduciría en un aumento del crecimiento acumulado de 0,8 puntos porcentuales en los próximos 5 años.4 Un estudio más reciente del Banco Mundial muestra que una reducción anual del 1% en el índice Gini de todos los países tiene un efecto mayor sobre la pobreza global que si todos los países registraran un crecimiento anual un punto porcentual superior al previsto.5

Aparte de eso, la desigualdad económica también tiene un efecto adverso sobre la estabilidad política. Puede provocar disturbios sociales, socava las instituciones democráticas, fomenta el populismo, y contribuye al proteccionismo, fenómenos que se han detectado en muchos países en los últimos años.

Los inversores toman nota de los riesgos de la desigualdad

Del análisis anterior se deduce que una desigualdad extrema y en aumento también acabará por perjudicar a los mercados e inversiones financieras. Un estudio del PRI apunta a un posible impacto negativo sobre la rentabilidad de inversión a largo plazo, cambios en el patrón de riesgos y oportunidades del universo de inversión e inestabilidad del sistema financiero.6

Por ejemplo, en el segmento de bonos soberanos suele existir una correlación entre países con mayor desigualdad, menor estabilidad política y mayores primas de riesgo nacionales. Vistas estas posibles consecuencias adversas para la rentabilidad financiera de sus activos, los inversores harán bien en tener en cuenta las consideraciones de desigualdad de la renta a la hora de tomar decisiones.

Las desigualdades de renta siempre han constituido un elemento ASG importante en nuestro modelo de Clasificación de Países según Sostenibilidad. Este modelo integra los atributos ASG que con más probabilidad tendrán un efecto significativo en el rendimiento a largo plazo de la deuda pública. Además, la clasificación de países también se utiliza en nuestras estrategias de renta variable de mercados emergentes como uno de los elementos que determinan la prima de riesgo por países.

Asimismo, reducir la desigualdad es clave para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), entre los que el ODS 10 está destinado a reducir las desigualdades entre los países y dentro de ellos. Por tanto, también por este motivo la inversión sostenible debe tratar de fomentar tanto la sostenibilidad como el rendimiento financiero, para armonizar a la larga los intereses de los inversores con las preferencias sociales.

Interacción en materia de derechos laborales en el mundo post-Covid-19

Robeco lleva muchos años interactuando con las empresas en materia de derechos laborales y programas para un salario digno. Durante la pandemia hemos ampliado nuestro programa de interacción sobre temas básicos. Hemos iniciado conversaciones con ocho empresas de los sectores minorista y de hostelería, así como del conjunto de la “economía informal», de Europa, Norteamérica y Asia.7 La economía informal hace referencia a aquella parte del mercado laboral en la que los trabajadores no tienen contratos fijos que garanticen ciertos derechos, como vacaciones pagadas o asistencia sanitaria; su crecimiento ha sido extraordinario durante la pandemia. Nuestras prioridades serán las de promover el trabajo digno y los derechos fundamentales de los trabajadores, como el diálogo social, los salarios y prestaciones, y la salud y seguridad en el trabajo. También nos fijaremos en la solidez de las estrategias de gestión del capital humano, como en materia de diversidad e inclusión, desarrollo del capital humano y participación de los empleados, que busquen reducir la desigualdad en diversas facetas de la sociedad y la economía.

1 OCDE, Base de datos de distribución de rentas, Julio 2021 y “Focus on Inequality & Growth”, Diciembre de 2014
2 IMF, Fiscal Monitor, Abril 2021
3 Credit Suisse Research Institute, junio 2021. “Global Wealth Report 2021”
4 Cingano, F., 2014. “Trends in Income Inequality and its Impact on Economic Growth”, OECD Social, Employment and Migration WP, No. 163
5 Lakner, C. et al., June 2020. “How Much Does Reducing Inequality Matter for Global Poverty? World Bank Global Poverty Monitoring Technical Note 13
6 PRI, 2018. “Why And How Investors Can Respond To Income Inequality”
7Engaging to improve labor practices in the post-Covid world
SI Opener
SI Opener
Ver para creer.
Artículos relacionados
Logo

Información importante

Los Fondos Robeco Capital Growth no han sido inscritos conforme a la Ley de sociedades de inversión de Estados Unidos (United States Investment Company Act) de 1940, en su versión en vigor, ni conforme a la Ley de valores de Estados Unidos (United States Securities Act) de 1933, en su versión en vigor. Ninguna de las acciones puede ser ofrecida o vendida, directa o indirectamente, en los Estados Unidos ni a ninguna Persona estadounidense en el sentido de la Regulation S promulgada en virtud de la Ley de Valores de 1933, en su versión en vigor (en lo sucesivo, la “Ley de Valores”)). Asimismo, Robeco Institutional Asset Management B.V. (Robeco) no presta servicios de asesoramiento de inversión, ni da a entender que puede ofrecer este tipo de servicios, en los Estados Unidos ni a ninguna Persona estadounidense (en el sentido de la Regulation S promulgada en virtud de la Ley de Valores).

Este sitio Web está únicamente destinado a su uso por Personas no estadounidenses fuera de Estados Unidos (en el sentido de la Regulation S promulgada en virtud de la Ley de Valores) que sean inversores profesionales o fiduciarios profesionales que representen a dichos inversores que no sean Personas estadounidenses. Al hacer clic en el botón “Acepto” que se encuentra en el aviso sobre descargo de responsabilidad de nuestro sitio Web y acceder a la información que se encuentra en dicho sitio, incluidos sus subdominios, usted confirma y acepta lo siguiente: (i) que ha leído, comprendido y aceptado el presente aviso legal, (ii) que se ha informado de las restricciones legales aplicables y que, al acceder a la información contenida en este sitio Web, manifiesta que no infringe, ni provocará que Robeco o alguna de sus entidades o emisores vinculados infrinjan, ninguna ley aplicable, por lo que usted está legalmente autorizado a acceder a dicha información, en su propio nombre y en representación de sus clientes de asesoramiento de inversión, en su caso, (iii) que usted comprende y acepta que determinada información contenida en el presente documento se refiere a valores que no han sido inscritos en virtud de la Ley de Valores, y que solo pueden venderse u ofrecerse fuera de Estados Unidos y únicamente por cuenta o en beneficio de Personas no estadounidenses (en el sentido de la Regulation S promulgada en virtud de la Ley de Valores), (iv) que usted es, o actúa como asesor de inversión discrecional en representación de, una Persona no estadounidense (en el sentido de la Regulation S promulgada en virtud de la Ley de Valores) situada fuera de los Estados Unidos y (v) que usted es, o actúa como asesor de inversión discrecional en representación de, un inversión profesional no minorista. El acceso a este sitio Web ha sido limitado, de manera que no constituya intento de venta dirigida (según se define este concepto en la Regulation S promulgada en virtud de la Ley de Valores) en Estados Unidos, y que no pueda entenderse que a través del mismo Robeco dé a entender al público estadounidense en general que ofrece servicios de asesoramiento de inversión. Nada de lo aquí señalado constituye una oferta de venta de valores o la promoción de una oferta de compra de valores en ninguna jurisdicción. Nos reservamos el derecho a denegar acceso a cualquier visitante, incluidos, a título únicamente ilustrativo, aquellos visitantes con direcciones IP ubicadas en Estados Unidos.

Este sitio Web ha sido cuidadosamente elaborado por Robeco. La información de esta publicación proviene de fuentes que son consideradas fiables. Robeco no es responsable de la exactitud o de la exhaustividad de los hechos, opiniones, expectativas y resultados referidos en la misma. Aunque en la elaboración de este sitio Web se ha extremado la precaución, no aceptamos responsabilidad alguna por los daños de ningún tipo que se deriven de una información incorrecta o incompleta. El presente sitio Web podrá sufrir cambios sin previo aviso. El valor de las inversiones puede fluctuar. Rendimientos anteriores no son garantía de resultados futuros. Si la divisa en que se expresa el rendimiento pasado difiere de la divisa del país en que usted reside, tenga en cuenta que el rendimiento mostrado podría aumentar o disminuir al convertirlo a su divisa local debido a las fluctuaciones de los tipos de cambio. Para inversores profesionales únicamente. Prohibida su comunicación al público en general.

No estoy de acuerdo