latames
Oportunidad: Identificar inversiones adecuadas que sean respetuosas con el clima

Oportunidad: Identificar inversiones adecuadas que sean respetuosas con el clima

06-05-2021 | Visión
Las iniciativas de descarbonización global generarán claros ganadores y perdedores, deparando un entorno propicio para los gestión activos. Nuestra nueva web especializada en inversión climática muestra esta oportunidad.

Lectura rápida

  • La transición a una economía baja en carbono generará riesgos y oportunidades
  • Así, el hidrógeno es un sector llamado a beneficiarse de la descarbonización
  • La inversión sostenible se aprovechará del viento de cola regulatorio

Para lograr cero emisiones de carbono netas en 2050 son necesarias unas inversiones enormes a escala mundial. El objetivo de estas irá desde cambiar las centrales eléctricas de carbón por parques eólicos, a electrificar vehículos, dotar a todos los edificios de aislamiento y conseguir una agricultura más eficiente.

Por tanto, la transición hacia la economía baja en carbono deparará muchos ganadores, especialmente entre empresas que formen parte de las numerosas soluciones tecnológicas al cambio climático. Las mismas pueden pertenecer a ámbitos como la infraestructura de energías renovables, los sistemas de captura de carbono y las técnicas de reciclaje.

Pero también habrá perdedores: aquellas empresas que en la próxima década tarden demasiado en responder a la necesidad de adoptar modelos de negocio bajos en carbono. Conforme la regulación se endurezca y las pautas de los consumidores cambien a favor de productos más favorables al clima, estas empresas acabarán siendo como las empresas que seguían vendiendo caballos cuando el ferrocarril había llegado.

Climate series: no se pierda ningún capítulo
Climate series: no se pierda ningún capítulo
Suscríbase

Oportunidades interesantes en la cadena de suministro del hidrógeno

La industria del hidrógeno supone un buen ejemplo de un probable ganador de esta transición. Aunque todavía incipiente, está previsto que la producción del hidrógeno marque un punto de inflexión, sobre todo en la reducción de la huella de carbono de muchas industrias con elevadas emisiones de carbono (como las de acero, vidrio, abonos y semiconductores), donde no es posible la electrificación.

Además, su capacidad como portador de energía significa que puede almacenar y liberar los excedentes de energía renovable para su aprovechamiento posterior en la red eléctrica, o por otros sectores intensivos en energía. Puede emplearse para sistemas de calefacción (sustituyendo el gas natural en la calefacción de edificios comerciales y residenciales) o a modo de insumo básico (para sustituir a los combustibles fósiles como materia prima en la producción industrial de productos químicos y biocombustibles).

En el sector del transporte, las tecnologías de célula de combustible de hidrógeno están consideradas como un medio eficaz para descarbonizar las flotas de transporte de larga distancia, incluidos camiones pesados, trenes, buques portacontenedores e incluso algunos tipos de avión.

Las inversiones que ahora se realicen en las tecnologías e infraestructuras del hidrógeno son vitales para acelerar la transición energética y alcanzar el objetivo de cero emisiones netas en 2050. En toda la cadena de suministro del hidrógeno existen interesantes oportunidades para reducir los costes de producción, aumentar el volumen de la misma, y acelerar la adopción y despliegue del hidrógeno en cada sector y en el conjunto de la economía.

Vientos de cola regulatorios

La inversión siempre ha estado regulada. Lo novedoso ahora es un compromiso mucho mayor para fomentar la inversión sostenible, con ambiciosas normativas como la adoptada por la Unión Europea (UE). Así, el conjunto de medidas incluidas en el Plan de Acción de Finanzas Sostenibles (SFAP) de la UE trata de promover la inversión sostenible en los 27 países del bloque. En concreto, persigue lograr los objetivos climáticos del Acuerdo de París y el Pacto Verde europeo.

Parte del plan se concretará en nuevas normas, como el Reglamento de divulgación financiera sobre sostenibilidad (SFDR), que aclara qué son los fondos de inversión sostenibles, o el Reglamento de la taxonomía, conforme al cual los gestores de activos deben informar sobre su impacto (positivo o negativo).

El SFAP tiene tres objetivos principales. El primero consiste en canalizar los flujos de capital hacia la inversión sostenible, apartándolos de sectores como el de combustibles fósiles que contribuyen al calentamiento global. El segundo consiste en incorporar la sostenibilidad a la gestión de riesgos. Por último, trata de impulsar la transparencia y la planificación a largo plazo en la actividad económica y financiera.

El SFDR pretende conseguir que el perfil de sostenibilidad de los fondos sea más comparable y mejor comprendido por los inversores finales, fijando parámetros predefinidos de las características ASG utilizadas en el proceso de inversión. Como su nombre indica, se hará mucho más hincapié en la divulgación, con nuevas normas que obliguen a identificar los impactos perjudiciales realizados por las empresas en que se invierte.

Para saber más sobre la oportunidad que representa la lucha contra el cambio climático, visite la sección especializada de nuestro hub de inversión climática.

Este artículo procede de nuestra Plataforma de Inversión sobre el Clima

Inversión sobre el clima: de la emergencia a las soluciones
Los temas relacionados con este artículo son:
Logo

Información importante

Los Fondos Robeco Capital Growth no han sido inscritos conforme a la Ley de sociedades de inversión de Estados Unidos (United States Investment Company Act) de 1940, en su versión en vigor, ni conforme a la Ley de valores de Estados Unidos (United States Securities Act) de 1933, en su versión en vigor. Ninguna de las acciones puede ser ofrecida o vendida, directa o indirectamente, en los Estados Unidos ni a ninguna Persona estadounidense en el sentido de la Regulation S promulgada en virtud de la Ley de Valores de 1933, en su versión en vigor (en lo sucesivo, la “Ley de Valores”)). Asimismo, Robeco Institutional Asset Management B.V. (Robeco) no presta servicios de asesoramiento de inversión, ni da a entender que puede ofrecer este tipo de servicios, en los Estados Unidos ni a ninguna Persona estadounidense (en el sentido de la Regulation S promulgada en virtud de la Ley de Valores).

Este sitio Web está únicamente destinado a su uso por Personas no estadounidenses fuera de Estados Unidos (en el sentido de la Regulation S promulgada en virtud de la Ley de Valores) que sean inversores profesionales o fiduciarios profesionales que representen a dichos inversores que no sean Personas estadounidenses. Al hacer clic en el botón “Acepto” que se encuentra en el aviso sobre descargo de responsabilidad de nuestro sitio Web y acceder a la información que se encuentra en dicho sitio, incluidos sus subdominios, usted confirma y acepta lo siguiente: (i) que ha leído, comprendido y aceptado el presente aviso legal, (ii) que se ha informado de las restricciones legales aplicables y que, al acceder a la información contenida en este sitio Web, manifiesta que no infringe, ni provocará que Robeco o alguna de sus entidades o emisores vinculados infrinjan, ninguna ley aplicable, por lo que usted está legalmente autorizado a acceder a dicha información, en su propio nombre y en representación de sus clientes de asesoramiento de inversión, en su caso, (iii) que usted comprende y acepta que determinada información contenida en el presente documento se refiere a valores que no han sido inscritos en virtud de la Ley de Valores, y que solo pueden venderse u ofrecerse fuera de Estados Unidos y únicamente por cuenta o en beneficio de Personas no estadounidenses (en el sentido de la Regulation S promulgada en virtud de la Ley de Valores), (iv) que usted es, o actúa como asesor de inversión discrecional en representación de, una Persona no estadounidense (en el sentido de la Regulation S promulgada en virtud de la Ley de Valores) situada fuera de los Estados Unidos y (v) que usted es, o actúa como asesor de inversión discrecional en representación de, un inversión profesional no minorista. El acceso a este sitio Web ha sido limitado, de manera que no constituya intento de venta dirigida (según se define este concepto en la Regulation S promulgada en virtud de la Ley de Valores) en Estados Unidos, y que no pueda entenderse que a través del mismo Robeco dé a entender al público estadounidense en general que ofrece servicios de asesoramiento de inversión. Nada de lo aquí señalado constituye una oferta de venta de valores o la promoción de una oferta de compra de valores en ninguna jurisdicción. Nos reservamos el derecho a denegar acceso a cualquier visitante, incluidos, a título únicamente ilustrativo, aquellos visitantes con direcciones IP ubicadas en Estados Unidos.

Este sitio Web ha sido cuidadosamente elaborado por Robeco. La información de esta publicación proviene de fuentes que son consideradas fiables. Robeco no es responsable de la exactitud o de la exhaustividad de los hechos, opiniones, expectativas y resultados referidos en la misma. Aunque en la elaboración de este sitio Web se ha extremado la precaución, no aceptamos responsabilidad alguna por los daños de ningún tipo que se deriven de una información incorrecta o incompleta. El presente sitio Web podrá sufrir cambios sin previo aviso. El valor de las inversiones puede fluctuar. Rendimientos anteriores no son garantía de resultados futuros. Si la divisa en que se expresa el rendimiento pasado difiere de la divisa del país en que usted reside, tenga en cuenta que el rendimiento mostrado podría aumentar o disminuir al convertirlo a su divisa local debido a las fluctuaciones de los tipos de cambio. Para inversores profesionales únicamente. Prohibida su comunicación al público en general.

No estoy de acuerdo