latames
RobecoSAM SDG Score

RobecoSAM SDG Score

Desde que la ONU adoptó los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), los inversores están cada vez más interesados en inversiones que contribuyan tanto a conseguir esos objetivos como a generar rendimientos financieros.

Robeco fue de las primeras gestoras de inversión que diseñaron un marco efectivo para identificar y cuantificar las contribuciones a los ODS que puede aplicarse en todas las carteras de inversión.

3 pasos por delante en la clasificación, cuantificación y supervisión de ODS

  • Robeco es conocida por ser de los pioneros en crear y desarrollar análisis de vanguardia sobre inversión sostenible
  • Fuimos de los primeros en crear un marco propio para evaluar la interacción entre las empresas y los ODS
  • Criterios top-down sectoriales específicos, unidos a datos bottom-up de las empresas nos permiten calificar el impacto ODS de las mismas
  • Las calificaciones ODS sirven para desarrollar productos de inversión de impacto en distintas clases de activo.

Más allá del acrónimo

En 2015, las Naciones Unidas publicaron los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). La ‘Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible’ fue adoptada por los 193 Estados miembros de la ONU, que también acordaron contribuir a la consecución de 17 ODS para 2030. Estos 17 objetivos con sus 169 metas tratan de promover una amplia gama de cuestiones, como la disponibilidad de agua y saneamiento para todos, la seguridad alimentaria, el logro de la igualdad de género, la protección de los ecosistemas y la biodiversidad, y el acceso a energía asequible y sostenible.

La Comisión sobre Comercio y Desarrollo de la ONU cifra las inversiones necesarias para lograr los objetivos en 5-7 billones de dólares al año entre 2015 y 2030. Dado su enorme coste, la ONU invitó expresamente al sector privado para que contribuyera. Sorprendentemente, grandes empresas y líderes financieros han aceptado con entusiasmo la invitación.

Figura 1—Los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU

Fuente: ONU (2015)

Más información sobre los ODS de la ONU

Los departamentos de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) están en auge en todos los sectores, cobrando una importancia sin precedentes sobre la toma de decisiones. Líderes empresariales famosos como estrellas del rock promueven proyectos e iniciativas socialmente responsables, medioambientalmente sostenibles y claramente cuantificables en banca y finanzas, farmacéuticas y salud, servicios públicos y bienes de consumo. En toda esa actividad, los ODS y su cuantificación ocupan un lugar prominente. Habida cuenta del creciente interés entre las empresas, los inversores también han mostrado un claro interés por que la sostenibilidad y los ODS figuren en sus carteras, interés que, más allá de la exposición, busca demostrar un impacto cuantificable. En la actualidad, para los gestores el reto consiste en cuantificar la contribución de una empresa a los ODS.

Para los gestores el reto consiste en cuantificar la contribución de una empresa a los ODS.

La actual gama de Robeco de productos de renta variable sostenible ya están en estrecha consonancia con los ODS, pero seguimos estudiando formas de mejorar la información de impacto en este ámbito. Además, desarrollamos productos nuevos que no solo respetan los ODS, sino que están pensados para medir la contribución de las empresas. Nuestras estrategias SDG Global Credits y Global Sustainable Impact Equities están diseñadas a medida para invertir en empresas atractivamente valoradas con un alto impacto en ODS.

El Desafío: cuantificar el impacto sobre los ODS de una inversión

¿Cómo se pasa de principios de desarrollo apoyados en todo el mundo a productos de inversión financieramente viables?

Es lógico suponer que algunas empresas tendrán un impacto positivo en los objetivos y otras negativo. En algunos casos es algo intuitivo: es más probable que una compañía de energía solar contribuya positivamente que una petrolera. Pero la intuición sola no da para mucho. Cuando se construye una estrategia ODS específica, el reto consiste en evaluar y cuantificar adecuadamente la contribución de todas las empresas de un universo de inversión. Ello exige rigor, objetividad, coherencia y replicabilidad. En otras palabras, un marco con reglas claras, objetivas y coherentes. Robeco es una de las primeras gestoras de activos en superar ese reto, al diseñar un marco ODS propio basado en un enfoque de tres pasos (ver Figura 2). Los analistas de inversión de Robeco aplican con éxito dicho marco en las clases de activo de renta fija y renta variable. Los equipos de inversión de las estrategias RobecoSAM Global SDG Credits y Global SDG Equities los utilizan para construir su universo de inversión. La inclusión en el mismo depende de las puntuaciones ODS de cada empresa / emisor.

Los analistas de inversión de Robeco ya aplican con éxito dicho marco en las clases de activo de renta fija y renta variable.

Figura 2—Marco ODS de 3 pasos: Pasos, preguntas y cuestiones clave

Fuente: Robeco

Paso 1: Foco en el Producto — ¿Qué fábrica la empresa?

El Paso 1 vincula los productos y servicios ofrecidos por las empresas con los ODS. ¿En qué medida contribuyen positivamente o negativamente a los ODS dichos productos y servicios? Se evalúa a las empresas según una amplia gama de reglas e Indicadores Clave de Desempeño (KPI), resumidos en una guía donde se vincula cada sector e industria con un ODS concreto, que se corresponde con los productos y servicios proporcionados por una empresa o emisor específicos. La guía también indica si la contribución de tales productos o servicios es positiva, neutral o negativa.

Figura 3—Ejemplos de la guía

Fuente: Robeco. Estos ejemplos son solo a efectos ilustrativos y no suponen una recomendación de inversión.

Así, para telecomunicaciones el punto de partida es positivo. Las telecomunicaciones son una parte esencial de la infraestructura necesaria para tener una sociedad segura, protegida y conectada. La industrialización y el aumento de la productividad dependen en buena medida de unas telecomunicaciones eficaces. Contribuyen a que las ciudades sean más inteligentes y sostenibles, mejorando la calidad de vida. Los agricultores emplean teléfonos móviles para comprobar los precios de mercado antes de vender a intermediarios, pudiendo los operadores del mercado aceptar pagos por móvil. De esta forma, el sector de telecomunicaciones puede contribuir a tener una infraestructura adecuada (ODS 9), el crecimiento económico (ODS 8) y, en última instancia, a reducir la pobreza (ODS 1). A continuación determinamos el alcance de esa contribución, que en el caso de las telecomunicaciones se considera reducida.

Tras establecer el punto de partida de la contribución e impacto globales del sector, pasamos a analizar en profundidad las distintas empresas del mismo. Para ello definimos un conjunto de KPI con el que evaluamos las empresas. Por ejemplo, el bajo impacto positivo inicial de un banco en los ODS 8 y 9 se revisa hasta positivo intermedio cuando más del 25% de su cartera de préstamos se destina a pequeñas y medianas empresas (Pymes), que forman la columna vertebral de muchas economías, respaldan las comunidades locales e impulsan un crecimiento económico sostenible. La figura 3 ofrece un ejemplo de los KPI utilizados.

Paso 2: Política y procesos empresariales —¿Cómo funciona la empresa?

Los ODS también inciden en el funcionamiento de las empresas. ¿Contaminan, respectan los derechos laborales, evitan la corrupción o tienen un consejo bien diversificado? En el paso 2, los analistas comprueban si la forma de operar de la empresa es compatible con los ODS. Eso incluye una evaluación integral de las políticas medioambientales de una empresa, su historial de conducta, marco de gobernanza, etc. Las calificaciones ODS se ajustan de ser necesario.

Paso 3: Seguimiento continuado —¿Se tiene conocimiento de algún litigio judicial o controversia?

En el último paso comprobamos si la empresa en cuestión ha estado envuelta en alguna controversia. Una empresa puede fabricar los productos adecuados, funcionar de la manera correcta y cumplir así con los criterios de los pasos 1 y 2, pero ser objeto de controversias, como vertidos de petróleo, fraude o sobornos. El analista determina si la empresa es aceptable. En este contexto es importante saber si la controversia es estructural o puntual, y si los gestores la han abordado adecuadamente para evitar su repetición en un futuro previsible. Por tanto, el analista de crédito puede proponer que el ranking ODS se ponga temporalmente en (-3), a la espera de la respuesta de la empresa y medidas correctivas. La empresa puede ser incluso excluida si comete infracciones graves y estructurales del Pacto Mundial de la ONU.

Una empresa puede fabricar los productos adecuados, funcionar de la manera correcta, pero ser objeto de controversias, como vertidos de petróleo, fraude o sobornos.

El resultado de este proceso de tres pasos se cuantifica mediante una metodología de ranking ODS propia. Las empresas obtienen una puntuación ODS en base a su contribución a los mismos (positiva, neutral o negativa) y la magnitud de esa contribución (alta, media o baja), como se muestra en la Tabla 1.

Tabla 1 – Metodología de rating ODS

Fuente: Robeco

Buenos y malos en el universo de inversión

Los analistas de inversión y de IS de Robeco han clasificado alrededor de 640 empresas siguiendo ese proceso. Nuestra evaluación muestra que el 62% de las empresas del grupo de análisis realiza una contribución positiva. Ejemplos dignos de mención incluyen operadoras eléctricas, empresas sanitarias y bancos. Habrá quien pueda extrañarse de que la banca obtenga una puntuación alta por su contribución ODS. Sin embargo, los bancos son vitales para financiar los pequeños motores de la economía. Eso es especialmente cierto en los mercados emergentes, donde los bancos desempeñan un papel importante de impulso a la innovación y estímulo del crecimiento económico. Además, las empresas energéticas dedicadas a la exploración y producción también reciben puntuaciones ODS positivas cuando el gas natural constituye más del 65% de su mix de producción, pero solo cuando tengan planes de expansión en petróleo y gas no convencional si menos del 10% de los ingresos se genera en ese campo.

Las empresas analizadas que realizan una aportación negativa apenas superan la quinta parte (22%). Por ejemplo, las empresas con peor perfil ODS son productores energéticos con un porcentaje relativamente elevado de fracking, empresas que producen alimentos poco saludables, fabricantes de automóviles con un porcentaje reducido de modelos VE/híbridos, empresas de juegos de azar y productoras de tabaco. Cabe resaltar que en un 14% de los casos se realizó un ajuste en los pasos 2 o 3 del proceso.

Las empresas obtienen una puntuación ODS en base a su contribución a los mismos.

Análisis de Inversión Sostenible
Análisis de Inversión Sostenible
Leer más

Conclusión

Para Robeco, la popularidad generalizada de los ODS constituye una satisfactoria reivindicación de una convicción de décadas del poder de la sostenibilidad en los negocios y la inversión. Pero la tarea de aprovechar el poder de los ODS para invertir no ha hecho más que empezar.

Evaluar la contribución de un empresa a los ODS supone sin duda un reto. Pero estamos seguros de la efectividad de este enfoque simple pero sólido que 1) relaciona los productos y servicios de una empresa con los ODS según su contribución e impacto, 2) analiza la sostenibilidad de sus políticas, estructuras y operaciones empresariales, y 3) hace un seguimiento continuado de las controversias que pueden entrañar daño reputaciones, multas regulatorias o menos beneficios.

Al final, para las empresas el impacto ODS podría ser un requisito necesario más que un elemento complementario.

Por el momento, los resultados de nuestro análisis muestran que algunos sectores están ya muy avanzados en su adecuación y contribución a los ODS, aunque el ritmo de innovación (sin olvidar la presión innegable de la normativa y la opinión pública) está acelerando un cambio sin precedentes no solo en empresas sino en sectores completos. Esto es algo que ya estamos viendo en los sectores de energía y automovilístico, y la tendencia no va a dejar de acelerarse y extenderse por las economías desarrolladas y emergentes. Al final, para las empresas el impacto ODS podría ser un requisito necesario más que un elemento complementario.

Artículos relacionados

No dude en beneficiarse de nuestro conocimiento y conocer las distintas tendencias a través de los artículos, podcasts y vídeos que publicamos:

Más reflexiones

Artículos relacionados

No dude en beneficiarse de nuestro conocimiento y conocer las distintas tendencias a través de los artículos, podcasts y vídeos que publicamos:

Más reflexiones
‘Make, remake and reuse’ – let’s shift to a circular economy
‘Make, remake and reuse’ – let’s shift to a circular economy
The boundless appetite for resources, fueled by linear production and consumption patterns, is exceeding the planet’s regenerative capacity.
02-12-2020 | Vídeo
Not all investable trends and themes are about fancy tech innovation
Not all investable trends and themes are about fancy tech innovation
While some of the most attractive trends and thematic investing narratives have to do with technology and innovation, it’s not always the case.
27-11-2020 | Visión
Robeco earns ‘leader’ label from Morningstar for ESG
Robeco earns ‘leader’ label from Morningstar for ESG
Robeco has been named by Morningstar as a ‘leader’ for its commitment to ESG.
25-11-2020 | Visión
Quant solutions must look beyond the most conventional factors
Quant solutions must look beyond the most conventional factors
Quant strategies have come under pressure over the past two years.
24-11-2020 | Entrevista
Perspectivas 2021: Resolver el trilema
Perspectivas 2021: Resolver el trilema
En 2021, el principal reto para las autoridades será encontrar el justo equilibrio entre tres cosas: la salud pública, el funcionamiento normal de la economía y la libertad personal.
19-11-2020 | Perspectiva anual
Step change in climate ambitions in the EU
Step change in climate ambitions in the EU
The EU has long had significant aspirations for the decarbonization of its economy.
17-11-2020 | Visión
El vínculo entre ASG y rentabilidad: el crédito ODS pasa la prueba
El vínculo entre ASG y rentabilidad: el crédito ODS pasa la prueba
El análisis de atribución confirma que invertir de manera favorable a los ODS incide positivamente sobre los resultados financieros.
13-11-2020 | Visión
Driving change at carmakers
Driving change at carmakers
A multi-decade transformational change has begun at carmakers that will identify the winners and losers for investors.
09-11-2020 | Visión