spaines
El agua y los residuos son la siguiente frontera para mejorar la sostenibilidad en créditos factoriales

El agua y los residuos son la siguiente frontera para mejorar la sostenibilidad en créditos factoriales

03-08-2021 | Visión
Imponemos restricciones de agua y residuos en nuestras estrategias factoriales de crédito. Así mejoramos el perfil de sostenibilidad de estas estrategias, incurriendo solo en una pequeña reducción de su rentabilidad histórica.
  • Robbert-Jan 't Hoen
    Robbert-Jan
    't Hoen
    Researcher
  • Patrick  Houweling
    Patrick
    Houweling
    Co-Head of Quant Fixed Income and Lead Portfolio Manager

Lectura rápida

  • Las huellas ambientales de las empresas muestran grandes divergencias
  • Las restricciones medioambientales tienen un escaso impacto en la rentabilidad histórica
  • El sesgo actual de las carteras evita a las empresas con gran consumo de agua o generación de residuos

El paso siguiente para mejorar la sostenibilidad de nuestras estrategias factoriales de crédito consiste en reducir las huellas hídricas y de residuos de las carteras, siguiendo los principios del Acuerdo de París.2  Consideramos que, en el futuro, las empresas con unas huellas medioambientales más reducidas tendrán un mayor éxito.

En nuestra opinión, es importante señalar que las estrategias de inversión cuantitativa son muy aptas para integrar objetivos secundarios, como la reducción de las huellas medioambientales, junto al objetivo primario de conseguir unos rendimientos ajustados al riesgo interesantes. Ello se debe al amplio universo de inversión donde la estrategia puede seleccionar las oportunidades más atractivas. Si una empresa con una huella relativamente elevada emite un bono con puntuaciones factoriales interesantes, el algoritmo de construcción de cartera encuentra a menudo otro bono con puntuaciones factoriales similares, pero con una huella inferior. Esa es la forma eficiente de conseguir que la cartera se decante por bonos de empresas más sostenibles, sin renunciar a una exposición factorial elevada.

Nuestro análisis muestra que la aplicación de restricciones sobre agua y residuos garantiza que las huellas hídricas y de residuos medias de la cartera no lleguen en ningún caso a superar las del índice de referencia. Ello se traduce en pequeños ajustes en la distribución sectorial de la cartera y en la selección de emisores en cada sector, lo que entraña una pequeña pérdida en términos de mejor rentabilidad histórica.

Conozca las perspectivas más recientes sobre sostenibilidad
Conozca las perspectivas más recientes sobre sostenibilidad
Suscríbase

El agua y los residuos como parámetros para lograr una economía sostenible

El Plan de Acción de Finanzas Sostenibles de la Comisión Europea reconoce la necesidad de descarbonizar para lograr un futuro mejor y más sostenible para todos. No se queda solo en el cambio climático, y como cuestiones de interés incluye el agotamiento de los recursos y la degradación medioambiental. Ello ha fomentado la adopción de un enfoque más amplio para medir la huella medioambiental: además de las emisiones de carbono, ahora es habitual utilizar el consumo de agua y la eliminación de residuos como indicadores de dicha huella.

Medimos el consumo de agua de una empresa como la diferencia, expresada en metros cúbicos, entre el agua dulce que extrae y el agua dulce que vierte. El agua dulce se extrae de la red de agua municipal, de aguas dulces superficiales (lagos, ríos, etc.), y del agua dulce subterránea. Las aguas salobres y el agua de mar no tienen la consideración de agua dulce. Por tanto, los vertidos de este tipo de aguas no se tienen en cuenta en el cálculo. El agua vertida, o agua que se devuelve a la fuente de extracción, tiene que ser de una calidad igual (o superior) a la del agua sin tratar extraída. Si el consumo total de agua es superior a la extracción neta (p. ej., debido al uso de agua reciclada), se utiliza el volumen de extracción neta.

La Figura 1 muestra algunas estadísticas resumidas sobre la huella hídrica correspondiente a un universo global de empresas Investment Grade y High Yield. El gráfico izquierdo muestra que la empresa en la mediana (percentil 50) tiene una huella de agua de 224 metros cúbicos por 1 millón de dólares de ingresos. El gráfico también muestra que la distribución presenta un marcado sesgo: el percentil 75 ya es más de seis veces superior a la mediana (1.588 vs 224), y, a su vez, el percentil 95 es seis veces superior al percentil 75 (9.448 vs 1.588). De hecho, más del 75% de la huella hídrica total procede únicamente del 10% de las empresas. 

El gráfico de la derecha muestra la huella hídrica mediana por sector. Las entidades financieras (a excepción de las REIT), tienen un menor consumo de agua que las empresas tecnológicas o de transporte. Por otra parte, las empresas de suministros públicos tiene una huella hídrica superior, al igual que algunas de los sectores industriales, como industria básica y energía. La elevada concentración del uso de agua en unas pocas empresas significa que para reducir eficazmente la huella hídrica de una cartera lo mejor es evitar algunas de las empresas con mayor consumo de agua.

Figura 1 | Huella hídrica correspondiente a un universo global de empresas Investment Grade y High Yield

Fuente: Robeco, Bloomberg Barclays. Empresas integrantes de los índices Global Aggregate Corporates y Global High Yield Corporates ex. Financials, a 14 de junio de 2021.

Vertido de residuos

Medimos los residuos vertidos por una empresa como la diferencia, expresada en toneladas métricas, entre el total de residuos generados y el total de residuos readaptados. El total de residuos generados lo integran residuos tanto peligrosos como no peligrosos. Los residuos peligrosos son aquellos que entrañan una amenaza potencial o real para la salud pública o el medio ambiente. Los residuos no peligrosos no entrañan una amenaza directa para la salud humana o el medio ambiente, pero no obstante pueden suponer un riesgo si, por ejemplo, fueran vertidos en un contenedor de basuras o el alcantarillado. Los residuos almacenados temporalmente tienen la consideración de residuos generados. El total de residuos readaptados se compone de los residuos reciclados, (re)utilizados, vendidos e incinerados para recuperar energía. 

La Figura 2 muestra algunas estadísticas resumidas sobre la huella de residuos correspondiente al mismo universo global de empresas Investment Grade y High Yield. El gráfico izquierdo muestra que la empresa en la mediana tiene una huella de residuos de 1,8 metros cúbicos por 1 millón de dólares de ingresos. La distribución de la huella de residuos también está muy sesgada hacia la derecha, ya que el percentil 75 es cinco veces mayor que la mediana (8,9 vs 1,8), mientras que el percentil 95 es a su vez cinco veces mayor que el percentil 75 (46,6 vs 8,9). De hecho, más del 60% de la huella de residuos total procede únicamente del 10% de las empresas. Al igual que con la huella hídrica, existen grandes diferencias sectoriales. Las entidades financieras y las empresas tecnológicas y de comunicaciones se encuentran entre los sectores con menores niveles de vertido de residuos, mientras que REIT, industrias básicas y energía ocupan las posiciones más elevadas de la escala. Ese dato demuestra que, en general, existe una correlación positiva entre las distintas formas de medir la huella medioambiental.

Figura 2 | Huella de residuos correspondiente a un universo global de empresas Investment Grade y High Yield

Fuente: Robeco, Bloomberg Barclays. Empresas integrantes de los índices Global Aggregate Corporates y Global High Yield Corporates ex. Financials, a 14 de junio de 2021.

Consideramos que el enfoque expuesto para restringir las huellas hídricas y de residuos sirve para reducir los riesgos de transición de la cartera, sin dejar de proporcionar unos rendimientos ajustados al riesgo interesantes. Robeco tiene una participación activa en el debate sobre la inversión sostenible y el papel del sector de la inversión al respecto, por lo que su planteamiento sobre cómo reducir los riesgos relativos a la sostenibilidad de las carteras está abierto a cambios.

1El presente artículo se basa en un trabajo más exhaustivo de los autores, titulado “Reducción de las huellas de agua y residuos de las estrategias factoriales de crédito”.
2Véase el artículo “Creación de carteras de bonos multifactoriales sostenibles”, que entre otras cosas expone el enfoque de sostenibilidad en créditos factoriales.