spaines
Bitcoin, el oro digital: una perspectiva multiactivos

Bitcoin, el oro digital: una perspectiva multiactivos

09-04-2021 | Perspectiva mensual
A menudo se achaca al bitcoin su elevada volatilidad, pero, el oro digital, podría tener cabida en una cartera multiactivos, dice el gestor Jeroen Blokland.
  • Jeroen Blokland
    Jeroen
    Blokland
    Portfolio Manager

Titulares

  • El bitcoin alcanzó un récord máximo, con una capitalización de mercado superior al billón de USD 
  • Sus radicales características lo hacen muy diferente a otras clases de activos 
  • Los estudios sugieren que una asignación del 1% en las carteras podría funcionar bien

En marzo, la moneda virtual alcanzó un máximo récord de más de 60.000 dólares, desde sus mínimos de menos de 10.000 dólares de hace un año, para alcanzar una capitalización de mercado superior al billón de dólares.

Un estudio del equipo Multiactivos de Robeco sugiere que se puede utilizar al bitcoin con una asignación del 1% en una cartera multiactivos estándar bien diversificada, siempre y cuando se apliquen determinados controles de riesgo y un proceso estricto de gestión de cartera.

“El bitcoin está en los titulares de la prensa todos los días, no solo por su subida meteórica y su volatilidad sin parangón, sino también por el acalorado debate entre sus partidarios y detractores”, explica Blokland, Director del equipo Multiactivos.

“Sin embargo, lo que nos parece más interesantes es que existe un creciente consenso sobre qué es el bitcoin en realidad. En los últimos meses ha surgido con fuerza la idea de que el bitcoin se está convirtiendo en una reserva de valor a modo de oro digital.”

“Recientemente, Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal de EE.UU. se refirió al bitcoin como ‘una alternativa al oro más que al dólar en realidad’. Al igual que el oro, el bitcoin es escaso y duradero. Además, el bitcoin tiene una elevada portabilidad, puede negociarse fácilmente y es programable. Por su puesto, en comparación con el oro adolece de no haber sido considerado como reserva de valor durante mucho tiempo.”

“Como oro digital, el bitcoin tiene un valor monetario. En nuestra opinión, el debate sobre la falta de valor intrínseco del bitcoin es en general irrelevante. Al igual que los diamantes, las obras de arte, los sellos o el dólar, el bitcoin no genera flujos de efectivo. Sin embargo, todas esas clases de activos tienen valor monetario, y la mayoría están consideradas como reservas de valor.”

Conozca las perspectivas más recientes
Conozca las perspectivas más recientes
Suscríbase

El oro como protección

Tradicionalmente, el oro ha sido el activo definitivo utilizado para proteger las economías y cubrirse frente a la inflación. “Desde el final del patrón oro en 1971, el dorado metal ha batido con claridad a la inflación con un aumento anual de su valor de alrededor del 7,7%”, puntualiza de Blokland.

“A ello se une una volatilidad materializada de 17. Por tanto, es erróneo asumir que algo que tenga la consideración de reserva de valor tiene que ofrecer un rendimiento materializado próximo a la inflación con un nivel de riesgo relativamente reducido.”

“Además, la inversión en un oro digital no requiere adoptar una postura radical sobre la economía o el papel moneda. Si se busca una posible cobertura frente a la inflación, un hundimiento de la rentabilidad real de los bonos o una devaluación del dólar, la asignación a un oro digital puede suponer una medida prudente para mejorar la diversificación de la cartera.”

Una clase de activos radical

“Dado su potencial de convertirse en reserva de valor en cuanto oro digital, consideramos que el bitcoin constituye una clase de activos, aunque sea una clase radical. La práctica totalidad de sus característica son muy distintas de las clases de activos tradicionales.”

Para los valientes que han mantenido su inversión, no cabe duda de que el bitcoin ha generado rendimientos. Desde julio de 2010, cuando empezó a negociarse en los mercados, el rendimiento medio del bitcoin ha sido de un espectacular 254% anual, comparado con el 15% del S&P 500, la siguiente clase de activos de mejor rendimiento.

El rendimiento del bitcoin ha batido con creces al de otras clases de activos. Fuente: Bloomberg, Fed de St. Louis Fed, investing.com.

“Su volatilidad también es radical: la volatilidad media materializada anual del bitcoin es de un increíble 114%, casi diez veces más que la renta variable o el oro”, advierte Blokland. “Con todo, la ratio de Sharpe del bitcoin es muy superior a la de otras clases de activos. Además, su correlación con otras clases de activos es casi nula, lo que indica unos beneficios de diversificación muy elevados.”

Pese a su meteórico ascenso, la capitalización de mercado del bitcoin, de un billón de dólares en base a su precio de 55.000 dólares del 29 de marzo, solo se traduce en una ponderación del 0,6% en la cartera Global Multi-Asset Market, formada por la capitalización de mercado invertible total de las principales clases de activo.

En la cartera Global Multi-Asset Market predominan los bonos y las acciones. Fuente: Doeswijk, Lam y Swinkels, The Global Multi-Asset Market Portfolio 1959-2012 (enero 2014)

Además, su reciente éxito no tiene por qué ser sostenible. “Obviamente, extrapolar las extraordinarias características del bitcoin llevaría a unos resultados tan espectaculares como poco realistas”, afirma Blokland. “Por ejemplo, si extrapolamos el rendimiento materializado del bitcoin durante los próximos cinco años, su capitalización de mercado superaría los 500 billones de dólares.”

“Para obtener una estimación más realista del rendimiento futuro del bitcoin, suponemos que, en algún momento de los próximos cinco a diez años, alcanza una capitalización de mercado de 3 billones de dólares como oro invertible, oro que se utiliza como inversión o que tiene una cierta vinculación con los mercados financieros. Eso equivale a una rango de rentabilidad prevista del 12%-25% anual.”

Porcentaje de asignación

En consecuencia, ¿qué cantidad de bitcoin puede utilizarse con seguridad en una cartera? El equipo Multiactivos utiliza un complejo ‘marco de optimización de varianza media inteligente’ para averiguar cómo puede integrarse en un fondo multiactivos estándar bien diversificado. Este modelo analiza 36 combinaciones distintas del riesgo, rendimiento y correlación del bitcoin con otras clases de activos.

“Nuestros resultados son inequívocos, nuestra optimización inteligente asigna al bitcoin un máximo del 2,5% en las 36 combinaciones de riesgo, rendimiento y correlación”, concluye el experto referido. “Ese porcentaje es mejor de lo que esperábamos, y prevemos una disminución conforme la combinación de características ‘empeora’.”

“Sin embargo, según nuestro análisis de impacto inicial, de que, por ejemplo, el bitcoin puede suponer hasta un 15% de la volatilidad total de la cartera, unido al hecho de que la volatilidad del mismo es en la actualidad superior a nuestra estimación más alta del 60%, consideramos que está justificado limitar la ponderación máxima del bitcoin al 1%. Una ponderación del 1% se compagina también mejor con la gestión global de cartera, especialmente los reajustes.”

Consideraciones adicionales

Blokland añade que se deben tener en cuenta algunas consideraciones adicionales. “En primer lugar, aunque el número de alternativas de inversión está actualmente limitado, no deja de aumentar. El número de fondos cotizados (ETF) invertibles aumenta, así como el mercado de futuros.”

“Sin embargo, no todos los ETF invierten en el bitcoin ‘físico’. Y el almacenamiento en frío no puede siempre garantizarse por completo. En el caso de los futuros del bitcoin, abrir cuentas de negociación es más complicado, y los requisitos de margen (de hasta el 33%) son mucho más elevados que para los bonos y las acciones.”

“Además de ello, también hay que tener en cuenta los requisitos regulatorios. En Europa, la normativa sobre OICVM limita la exposición a inversiones en una único producto. Con todo, en Europa son posibles los ‘fondos de inversión’ de bitcoin como títulos de deuda cotizables (ETN).”

El problema energético

Por último, existe la controversia sobre la cantidad de electricidad utilizada en las minas de monedas digitales. Para Blokland: “El consumo de energía presupuesto del bitcoin, así como su posible utilización en actividades ilegales, son otros factores de importancia. “Sin embargo, son cuestiones increíblemente difíciles de juzgar y valorar.”

“Por ejemplo, aunque el consumo de energía del bitcoin se ha incrementado mucho con el aumento de la capacidad de procesamiento (‘hash rate’) utilizada en las minas de bitcoin, el impacto de esta tendencia depende de la fuente de energía. En la actualidad, las renovables suponen una parte importante del mix energético, y varios estudios destacan el papel de la minería del bitcoin para reducir las restricciones de las energías renovables.”

“Pero quizá lo más importante sea el hecho de que el bitcoin podría no ser un oro digital, y que existe una gran incertidumbre en torno al futuro del mismo en comparación con otras clases de activos con un historial mucho más dilatado.”