spaines
Quienes compran fondos sostenibles realmente quieren marcar la diferencia

Quienes compran fondos sostenibles realmente quieren marcar la diferencia

04-06-2020 | Entrevista
¿Por qué los inversores compran fondos sostenibles y cuáles son las consecuencias de sus decisiones para los precios de los activos? Comentamos estas cuestiones con Paul Smeets, profesor de filantropía y finanzas sostenibles de la Universidad de Maastricht.
  • Yann Morell Y Alcover
    Yann
    Morell Y Alcover
    Investment Writer

Lectura rápida

  • El riesgo y la rentabilidad son esenciales, pero no son lo que más condiciona las decisiones
  • La falta de consenso en sostenibilidad hace que el impacto sobre los precios resulte difícil de medir
  • A menudo, la gente no invierte de manera sostenible porque no se lo ha planteado

Paul Smeets

Professor of philanthropy and sustainable finance at Maastricht University

En uno de sus últimos estudios, usted argumenta que las preferencias sociales intrínsecas son un factor clave para determinar la probabilidad de que un inversor adquiera fondos de renta variable sostenible. ¿Podría explicarnos qué entiende por preferencias sociales y por qué este hallazgo es tan importante?

“Cuando hablo de preferencias sociales y sostenibilidad, me refiero siempre a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas. Abarcan aspectos muy diversos, desde la acción por el clima, las condiciones de trabajo dignas o el crecimiento económico hasta el agua potable o la igualdad de género. Así es como veo yo la sostenibilidad en general.”

“Y lo que mi coautor y yo hemos detectado es que la expectativa de un mejor rendimiento para los fondos, o su menor riesgo, no es la principal motivación para que los inversores particulares adquieran fondos sostenibles. En realidad, es porque quieren marcar la diferencia. Quieren ejercer un impacto positivo en el medio ambiente, quieren generar efectos positivos en el ámbito de los derechos humanos.”

“Y estas consideraciones parecen ser, con mucho, las más importantes en el proceso de decisión. Por su parte, en el sector, los profesionales financieros tienden a fijarse primero en el riesgo y la rentabilidad. Por supuesto, el riesgo y la rentabilidad son importantes, pero lo que evidencia nuestro estudio es que no son el motivo principal por el que la gente compra participaciones de un fondo sostenible.”

El riesgo y la rentabilidad son importantes, pero nuestro estudio evidencia que no son el motivo principal’

Conozca las perspectivas más recientes
Conozca las perspectivas más recientes
Suscríbase

Otro aspecto importante al que usted alude es la distinción social. ¿Quiere decir que invertir en un fondo sostenible puede equipararse a una cierta distinción en cuanto a estatus social?

“Pensémoslo. Tener una placa solar en el tejado de casa, o un coche híbrido, son cosas que comportan ventajas en términos de reputación. La gente ve la placa solar en nuestra casa, o nos ve conduciendo un coche híbrido. Lo mismo sucede con los fondos de inversión. Analizamos cuánto habla la gente sobre sus inversiones, y descubrimos que quienes más lo hacen son los que más probabilidades tienen de comprar fondos sostenibles, porque obtienen de ello un beneficio reputacional.”

Entonces, ¿quiere decir que este factor de distinción, común entre los grandes inversores institucionales, que pueden comunicar profusamente todo lo relacionado con sus inversiones sostenibles, también es habitual entre los inversores particulares?

“Oh, desde luego. A la gente le gusta considerarse buena, y que los demás también les vean así. Basta con ver todos esos nombres de donantes destacados en los edificios de las universidades estadounidenses. Y nuestro estudio demuestra que esto también sucede con las inversiones individuales. A las personas no les gusta que las vean como gente que invierte en armas o tabaco.”

También aduce que la motivación financiera representa un papel relativamente secundario en la decisión de invertir en renta variable sostenible. Y, sin embargo, apunta que es menos probable que los inversores que esperan obtener rentabilidades más bajas con los fondos sostenibles efectivamente inviertan en ellos. Resulta un poco contradictorio.

“Descubrimos que cuando la gente espera obtener rentabilidades más bajas, es ligeramente menos probable que adquiera fondos sostenibles. Sin embargo, también detectamos que la naturaleza ‘pro-social’ de las personas –cosa que evaluamos en un pequeño experimento en el que analizamos cuánto dinero tienden a compartir los individuos– resulta ser un factor de pronóstico mucho más fiable que las expectativas financieras en lo referente a la probabilidad de que las personas inviertan en fondos sostenibles. De modo que ambos factores importan, pero el aspecto social sencillamente es más fuerte que el financiero.”

En su conclusión, también indica que las preferencias sociales, al igual que las motivaciones de reputación social, pueden influir más en los precios de los activos a medida que la proporción de inversores socialmente responsables va creciendo en el mercado. ¿De qué tipo de influencia estamos hablando?

“Le daré un ejemplo claro. Hoy en día, muchos inversores evitan a los fabricantes de cigarrillos y, como resultado, el precio de las acciones de las tabacaleras ha bajado. Esto explica por qué estas acciones tienen ahora una mejor evolución: sus cotizaciones son más bajas, pero sus dividendos se mantienen en los mismos niveles. Creo que este tipo de fenómenos van a producirse cada vez más a medida que el número de inversores sostenibles vaya aumentando.”

“En el caso del tabaco, de hecho, muchos inversores institucionales tienen políticas de exclusión similares. Y algo similar sucedió con la OPI de Saudi Aramco. El gobierno saudí no consiguió el elevado precio de salida que quería para su emisión porque muchos inversores pensaron: ‘Espera un momento. No quiero tener acciones de una empresa con tan mala trayectoria en cuestiones de derechos humanos y cambio climático.’”

¿También podría ser al contrario? Es decir, ¿que la gente esté aglutinándose en torno a las acciones que se consideran más sostenibles que la media?

“A corto plazo, los valores más sostenibles podrían ofrecer resultados superiores, ya que los gestores de activos están haciendo más hincapié en la sostenibilidad y los inversores están comprando acciones más sostenibles. Esto podría hacer que las cotizaciones suban, lo que daría lugar a una mayor rentabilidad. Por tanto, podría haber un desajuste temporal de los precios de las acciones sostenibles. Los primeros en llegar a la fiesta podrían beneficiarse de esto, pero quienes lleguen tarde podrían correr un riesgo.”

“A largo plazo, sin embargo, si hay más demanda de acciones sostenibles, podría producirse un descenso de su rentabilidad. Los inversores tendrían entonces que comprar acciones sostenibles a un precio más alto. Sin embargo, esto también podría conllevar una disminución del riesgo, ya que hay pruebas empíricas que demuestran que tener en cuenta la sostenibilidad ayuda a reducir el riesgo. ¿Recuerda la famosa advertencia del gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, sobre los riesgos relacionados con el cambio climático para las entidades?2

“Dicho esto, debemos tener en cuenta que no existe un consenso suficiente sobre lo que significa la sostenibilidad y cómo debe medirse. Esto hace difícil extraer conclusiones sólidas sobre su impacto en los precios de los activos. Tomemos como ejemplo las calificaciones de sostenibilidad: algunos proveedores se centran solo en los productos, mientras que otros también tienen en cuenta los procesos de producción.”

Otro aspecto que usted plantea es el relativo a las diferencias geográficas. Sostiene que sus resultados pueden extrapolarse a otros países, ya que también parecen estar condicionados por actitudes concretas hacia el medio ambiente o las donaciones humanitarias. Sin embargo, el nivel de adopción de la inversión sostenible varía mucho de un país a otro. ¿Cuál sería la explicación?

“Es cierto que el número de inversores que participan en fondos sostenibles es relativamente grande en los Países Bajos. Sin embargo, no hay nada especial en las preferencias de los holandeses en comparación con las de, digamos, los alemanes o los españoles. Los holandeses son personas promedio. Por ello, las diferencias que menciona tienen más que ver con la oferta. No es que en algunos países a los clientes les dé igual contribuir a mejorar el mundo.”

La razón principal por la que la gente no invierte de manera sostenible es simplemente porque nunca se lo han planteado

“En realidad, la razón principal por la que la gente no invierte de manera sostenible es simplemente porque nunca se lo han planteado. Es por eso que la Comisión Europea pronto obligará a las entidades financieras a preguntar a sus clientes por la sostenibilidad, igual que les preguntan sobre su tolerancia al riesgo. Así pues, existe un gran potencial de desarrollo para las inversiones sostenibles.”

1Riedl, A. y Smeets, P., 2017, ‘Why Do Investors Hold Socially Responsible Mutual Funds?’, Journal of Finance.
2Carney, M., 2015, ‘Breaking the tragedy of the horizon – climate change and financial stability’ discurso en Lloyd’s of London, Londres.

Los temas relacionados con este artículo son: