spaines
Efectos del Covid-19 sobre las tendencias: ¿un pie en el freno o en el acelerador?

Efectos del Covid-19 sobre las tendencias: ¿un pie en el freno o en el acelerador?

13-05-2020 | Visión
La respuesta política global sin precedentes generada por el brote de Covid-19 nos ha llevado a territorio inexplorado en lo que respecta a sus posibles consecuencias socio-económicas. Por ello, plantea importantes retos de orientación para los inversores. Aunque los efectos a corto plazo ya resultan visibles, lo que no está tan claro es si estos efectos van a persistir a medio y largo plazo.
  • Steef  Bergakker
    Steef
    Bergakker
    Senior Portfolio Manager

Lectura rápida

  • El alcance y la intensidad de la crisis del Covid-19 obviamente suscitan preocupación
  • La pandemia no anulará ni interrumpirá las tendencias en las que invertimos
  • La crisis puede acelerar el impacto de ciertas tendencias, como la digitalización

El equipo de inversión en tendencias de Robeco ve que tres de las grandes megatendencias que van a configurar nuestro futuro son: Innovación Tecnológica, Cambios Socio-demográficos y Preservación de la Tierra. Cada una de ellas integra tres subtendencias que se refieren a cuestiones como el poder adquisitivo de la creciente clase media de los mercados emergentes o el aumento de la regulación en todo el mundo. Tienen su origen en los cambios tecnológicos, demográficos y políticos que vienen dando forma a nuestro mundo desde los inicios de la era de Internet, el auge de mercados emergentes y la concienciación de que el calentamiento global representa una amenaza fundamental para la humanidad.

Las tendencias a largo plazo no deben verse afectadas de forma adversa por la crisis del coronavirus ya que, en principio, las tendencias no son vulnerables a conmociones esporádicas o transitorias, como epidemias o desastres naturales. Sin embargo, el alcance y la intensidad de la crisis desencadenada por la pandemia de Covid-19 obviamente suscitan preocupación. Por otra parte, las medidas adoptadas para contener la propagación del coronavirus más allá de la primera oleada de contagio pueden obligarnos a cambiar nuestras expectativas a largo plazo, debido a las consecuencias económicas que las acompañan.

En este artículo, comentamos el posible impacto de la crisis del Covid-19 y sus consecuencias económicas sobre nuestras megatendencias y subtendencias en las que invierte nuestro conjunto de cinco estrategias. En general, consideramos que la pandemia del Covid-19 y la recesión mundial que la seguirá no van a anular ni interrumpir las tendencias que dan forma a nuestras estrategias de inversión.

Muy al contrario, la crisis bien podría acelerar el impacto de algunas de ellas —en particular la utilidad de la digitalización en un mundo de confinamiento— en lugar de frenarlas. De hecho, creemos que si bien la crisis del coronavirus será claramente recesiva a corto plazo, sigue habiendo factores beneficiosos para la inversión temática. Esto se debe a que la crisis del Covid-19 ha llevado a que:

  • Los gobiernos adopten un papel más prominente en asuntos económicos y sociales, lo que genera una mayor regulación del comportamiento empresarial y social. Esto da lugar a una creciente socialización de ciertas partes de la economía, y a un mayor énfasis en el enfoque colectivo, en detrimento de la satisfacción de las voluntades individuales. Esto beneficia a las empresas que se centran en la “Preservación de la Tierra”.
  • Se adopten medidas de estímulo de enorme envergadura, ya que los bancos centrales parece que van a continuar aplicando un nivel de flexibilización cuantitativa sin precedentes hasta que las economías comiencen a recuperarse. Si bien esto tiene por objeto proteger a las partes más vulnerables de la economía, también supone que los tipos de interés van a mantenerse bajos durante más tiempo. Esto beneficia a las empresas de elevado crecimiento, que a menudo pertenecen al sector tecnológico: “Innovación Tecnológica”.
  • Disminuya el ritmo de la globalización, o incluso descienda, a medida que los países y las empresas se replantean la conveniencia de utilizar largas cadenas internacionales de suministro que requieren una gran sincronización. A la vista de los cuellos de botella transfronterizos que se han puesto de manifiesto en estos días, cabe esperar que las empresas diversifiquen su base de proveedores y recurran más a los pertenecientes a su entorno local. Esto resulta positivo para las empresas dedicadas a satisfacer las crecientes necesidades de automatización y digitalización de las cadenas de suministro: “Innovación Tecnológica”.
  • Para los inversores, el entorno de crecimiento bajo supone que las empresas de elevado crecimiento probablemente sigan estando en boga durante bastante tiempo y disfruten de una prima de escasez.

    El principal benefactor de todos estos cambios es claramente nuestra tendencia de digitalización, particularmente en lo relacionado con fintech, soluciones de pago sin efectivo, y conectividad para facilitar el teletrabajo. Habrá ventajas derivadas para ciberseguridad, salud y comercio electrónico en todas sus formas, que por otra parte ya se encontraban en tendencia ascendente. La única subtendencia que puede verse negativamente afectada es la relativa a la clase media emergente, cuyo poder adquisitivo se verá mermado hasta que sus economías puedan recuperarse por completo.

    En general, los mercados parecen estar bastante de acuerdo con este análisis, ya que el comportamiento relativo de la mayoría de nuestras estrategias basadas en tendencias ha sido muy atractiva, sobre todo en relación con los sectores de renta variable más negativamente afectados por el confinamiento. Es probable que las empresas de elevado crecimiento que integran el espacio de las tendencias se mantengan en boga durante mucho tiempo una vez concluya la crisis del coronavirus, lo que las convierte en candidatas ideales para inversores que tienen la mirada puesta en el futuro.

    Consideramos que la crisis del Covid-19 no va a anular ni interrumpir las tendencias que dan forma a nuestras estrategias de inversión

Conozca las perspectivas más recientes
Conozca las perspectivas más recientes
Suscríbase
Los temas relacionados con este artículo son: